10 Consejos básicos de poker: Deja de farolear

Consejos sobre Faroles

El farol puede ser un recurso en algunos momentos, pero no debe ser una estrategia habitual, debiéndose evitar por los jugadores principiantes.

El séptimo artículo de nuestra serie de 10 consejos básicos de poker se centra en el farol y en la razón por la que los jugadores principiantes deben evitarlo.

La mejor forma de comenzar este artículo es dejando claro que no todo en el poker es como la gente que comienza cree que es.

En la actualidad hay muy pocas personas y muy pocos momentos en los que los jugadores realizan un farol sin tener nada de nada. Debido a las diferentes escenas mostradas por las películas de Hollywood, así como las diferentes series americanas, la gente ajena al poker cree que los jugadores realizan grandes faroles a la mínima oportunidad.

Farolear sin tener nada de cartas en el poker actual es casi tan raro como perder con una escalera de color ante una escalera real (escalera de color al As). Por mucho que la pequeña y la gran pantalla nos han querido hacer ver, esto es algo que ocurrirá en un porcentaje mínimo de ocasiones.

Tras esta pequeña aclaración, es hora de centrarnos en los tipos de faroles que se pueden ver en el Texas Hold’em. Hay multitud de formas y tipos de faroles, pudiéndose considerar tres tipos los principales:

  • · Faroles rápidos
  • · Semi-faroles
  • · Faroles desnudos (también conocidos Stone-cold en inglés)

Faroles rápidos

La gran mayoría de los faroles que se ven en Hold’em son denominados rápidos.

Este tipo de faroles, también conocidos como “pequeñas balas” (small ball), son apuestas de pequeño tamaño para conseguir botes pequeños (o medios) con altas posibilidades de conseguir el objetivo.

El riesgo es mínimo y la recompensa, a pesar de no ser muy grande, es valiosa.

Ejemplo: Tres jugadores han pasado en un flop con K K  7 estando tú en el botón.

No había habido ninguna subida en el juego pre-flop y, según se ve, nadie está interesado en el bote. Hay dos posibles opciones en este escenario:
1- Alguien tiene un Rey y está haciendo “slowplaying” (juego lento).
2- Nadie tiene el Rey y la gente está preparada para tirar sus cartas ante cualquier apuesta.

Lo más normal es que nadie tenga el Rey, lo que significa que si realizas una apuesta los contrincantes tirarán sus cartas.

Además hay que tener en cuenta que al ser el bote realmente pequeño, no merece la pena hacer un “hero call”. Esta es una apuesta desde posición para llevarte el bote sin importar la mano que tengas.

Semi-faroles

La mejor forma de explicar qué es un semi-farol es hacerlo con un ejemplo. En este caso tienes A K, teniendo dos jugadores que han visto una subida pre-flop realizada por ti.

El flop viene con J 9 5 por lo que en tu mano no tienes nada: un proyecto de color y dos cartas altas. El primer jugador pasa, apostando el segundo tres cuartas partes del bote.

En esta situación subir su apuesta sería realizar un semi-farol ya que en realidad no tienes nada, en una mano así estás detrás de cualquiera que tenga una pareja.

A pesar de ello, el hecho de tener el mejor proyecto de color posible y dos cartas más altas que las mostradas en la mesa hace que tengas diferentes posibilidades de tener la mejor mano tras mostrarse el resto de cartas comunitarias.

Tu mano tiene por tanto valor, por lo que no se puede considerar un farol completo, sino un semi-farol. En el mejor de los casos tu oponente tirará sus cartas y te llevarás el bote, pero si este ve tu apuesta, todavía hay opciones de conseguir una buena mano en el turn.

El semi-farol es un movimiento realmente importante en el poker, pero debes tener cuidado ya que si realizas un semi-farol cada vez que tienes un buen proyecto tus rivales sabrán leer tu jugada sin dificultad alguna.

Faroles desnudos (Cold Stone bluffs)

Probablemente el farol más claro y conocido que existe (con buen final) sea el que Brad Booth se tiró ante Phil Ivey en la tercera temporada del High Stakes Poker.

Como puedes ver en el vídeo que mostramos al final del artículo, Brad Booth realizó un all-in ante el considerado como uno de los mejores jugadores de poker de toda la historia con una mano sin valor (solo podía llevarse la mano con un 5 o si el turn y el river le correspondían ambos para formar dobles parejas o trío), teniendo Ivey pareja de reyes.

Siendo realistas, las opciones de llevarse el bote Brad eran mínimas, siendo casi la única opción decente que Ivey tirase sus cartas (tal y como así hizo).

Este tipo de faroles son los que se ven en las películas, lo que propicia que mucha gente piense que esto es habitual en el poker. La verdad es que realizar un farol así es, casi en la totalidad de las ocasiones, una muy mala idea.

Las expectativas de que este tipo de faroles ofrezca un resultado positivo son mínimas, solo funcionando si conoces completamente todo lo que está ocurriendo en la mesa y tienes claros los pensamientos y planes de tu rival. Los faroles desnudos solo son factibles si eres uno de los mejores jugadores de poker del mundo.

Por supuesto que puedes realizar este tipo de faroles e incluso de que en algunas ocasiones estos funcionen, pero debes saber que a no ser de que seas uno de los mejores jugadores del mundo y sepas muy bien analizar el juego de tus rivales (e incluso averiguar qué es lo que está pasando por su mente en dicho momento) lo único que estarás haciendo es lanzar una moneda al aire con la esperanza de que tu rival no vea tu apuesta.

Dan Harrington describe los faroles desnudos como “dark tunnel bluffs” (túnel oscuro). Lo único que ves es la luz muy al final del túnel, pero no sabes realmente lo que hay a tu alrededor ni lo que está ocurriendo en dicha oscuridad.

Un consejo básico de poker es parar de hacer este tipo de faroles y limitar mucho (al menos hasta que tengas gran experiencia) los faroles rápidos y semi-faroles que realices.


Últimos blogs »