10 formas en que los principiantes de Hold’em tiran su dinero

Errores Comunes

Los jugadores noveles de Texas Hold’em tienden a comete los mismos errores que hacen que su dinero desaparezca de forma rápida de sus bolsillos.

Comenzar a jugar al poker con dinero real suele llevar implícita una pequeña pérdida de dinero la cual está basada principalmente en errores que la mayoría de los jugadores principiantes tienen en común.

Solo con evitar estos fallos y errores el juego de quienes se acercan al poker mejorará enormemente y, no menos importante, les ayudará a mantener gran cantidad de dinero en sus bolsillos.

En este artículo de Jan Meinert, jugador inscrito en el Olimpo del poker, os mostraremos los errores más comunes que cometen los jugadores principiantes y cómo conseguir evitar estos.

Ignorar la posición

La posición en la mano es uno de los aspectos más importantes en cualquier juego de Hold’em. Cuanto más tarde tengas que actuar en la mano, más información tendrás a la hora de actuar y tomar tu decisión.

Si estás en las últimas posiciones puedes actuar conociendo lo que han hecho tus rivales y reaccionar ante sus acciones tomadas, pudiendo imaginar de forma más fiable qué jugada es la que estos tienen. Por esta razón, estar en el botón (o dealer) es la mejor posición que puedes tener.

Desde las últimas posiciones puedes jugar muchas más manos que desde las posiciones iniciales, en las cuales deberás jugar con mucha más precaución.

Errores Agresividad
Ser agresivo es bueno, siempre que no seas principiante

Ser demasiado agresivo

Es cierto que en el poker es muy importante ser agresivo, pero es incluso más importante el hecho de saber escoger el momento adecuado para ello.

Por esta razón, si crees que tu oponente tiene una buena mano, no intentes echarlo del bote con grandes apuestas. A largo plazo estas actuaciones te harán derrochar una gran cantidad de dinero.

Debes tener presente que en una mesa con ocho o más jugadores (el número más común es nueve), lo más normal es que al menos uno de ellos tenga una mano relativamente fuerte.

Intentar echarlos de la mano con grandes subidas prácticamente nunca es una buena idea ya que normalmente nadie va a foldear (tirar sus cartas) si cree que tiene la mejor mano.

Mostrar demasiado las cartas

Tanto para los jugadores online como aquellos que juegan al poker en casinos es importante no mostrar al resto de compañeros de mesa las cartas que se tienen en la mano.

Actuar y jugar teniendo en cuenta solo las cartas que tienes te perjudicará contra otros jugadores más experimentados ya que podrán leer tu juego como si fueses un libro abierto, tanto por la forma de apostar o por los gestos (al jugar en vivo).

Intenta no mostrar a tus rivales qué tipo de mano tienes (algo fácil de decir, pero muy difícil de hacer). Sobre todo al jugar en vivo, intenta no realizar ningún gesto extra ni reaccionar ante lo que ocurra en la mesa, ya recibas pareja de ases, consigas completar un proyecto de color o incluso si recibes 7-2.

Es obvio que estas reacciones afectan negativamente ya que muestran a los rivales qué tienes (en online las reacciones físicas no se ven, mientras que en vivo cualquier gesto es visible), pero es increíble ver en torneos y mesas en vivo cómo muchos jugadores principiantes simplemente no pueden evitar reaccionar ante las cartas que aparecen.

Aprender a controlar tus emociones es crucial si quieres jugar en vivo, por lo que debes practicar para conseguir evitar cualquier “tell” al rival (muestra de qué tienes).

No realizar apuestas con el tamaño apropiado

Errores Tamano
El tamaño apropiado en las apuestas es indispensable

En el juego No Limit Hold’em, la mayoría de los jugadores principiantes cometen errores en las cantidades a apostar, poniendo un número de fichas demasiado grande o extremadamente pequeño en sus apuestas.

Por ejemplo: No parece tener ningún sentido apostar 1$ en un bote de 25$. Si tienes una mano decente no conseguirás aumentar el bote, mientras que si estás tirándote un farol, es realmente difícil que tengas éxito con una apuesta tan pequeña.

Una regla básica para saber cuánto apostar es hacerlo en relación al bote. Como consejo para principiantes, podemos decir que una apuesta entre la mitad del bote y su valor total suele ser una buena opción.

Jugar demasiadas manos

Este es uno de los errores más comunes de los principiantes ya que la práctica totalidad de ellos lo comete. Los jugadores ganadores suelen jugar entre el 10% y el 30% de sus manos.

Un jugador principiante debería incluso jugar por debajo de este porcentaje. Muchas manos que pueden parecer buenas (Rey-Diez por ejemplo) son manos perdedoras a largo plazo.

Si eres principiante, simplemente tira este tipo de cartas antes del flop para evitar problemas.

Errores Numero
Tener en cuenta el número de jugadores en la mesa es muy importante

Ignorar el número de jugadores en la mesa

Un factor fundamental en los juegos de Hold’em es saber que el valor de una mano decrece con el número de jugadores que hay en la mesa o que pueden actuar.

Si solo tienes dos rivales, una mano como As-Ocho puede ser realmente buena, mientras que si eres de los primeros en actuar y estás en una mesa de nueve jugadores (todavía faltan por actuar un gran número de ellos), esta mano prácticamente no tiene valor ya que hay un número razonable de posibilidades de que alguien tenga mejor mano que tú.

Jugar en niveles demasiado altos

¡Nunca juegues en niveles que excedan tu capacidad financiera!

Haciendo esto, lo único que conseguirás es crear una barrera mental que te afectará negativamente al dar demasiado valor a las fichas que tienes enfrente. Te costará mucho tomar las decisiones correctas y jugar, sobre todo si tus rivales observan este problema y te atacan desde una situación confortable para ellos (en un nivel adecuado para su economía).

Regla de oro: Si un buy-in significa bastante dinero para ti, estás en la mesa equivocada.

Ver las apuestas rivales como si no hubiese mañana

Los jugadores principiantes de poker piensan que este se basa en “hacer tu mano”, por lo que tienden a mantenerse en juego hasta el river para ver si han conseguido una buena jugada o no.

Esta forma de pensar es errónea y realmente cara ya que el poker no es sobre conseguir completar tu mano, sino sobre ganar dinero.

Si es demasiado caro ver la siguiente carta, simplemente tira tu mano. Si crees que no hay opciones reales de ganar la apuesta (ya sea ganando al final o mediante la retirada de tus adversarios) no dudes en abandonar la mano.

Cada ficha cuenta y cada céntimo (de euro o centavo de dólar) no perdido cuenta tanto como uno ganado.

Errores Emociones
Controlar tus emociones puede ahorrarte muchos disgustos

Dejar entrar en juego a las emociones

Muchos jugadores de poker (no solo los principiantes) tienen problemas de ego a la hora de jugar, siendo sus emociones las que deciden cómo actuar en lugar de hacerlo su mente.

Debes tener en cuenta que el poker penaliza el juego emocional. No puedes forzar (por mucho que lo desees) a las cartas a salir según tus esperanzas. Por mucho que “estés seguro” que las cartas que vienen te ayudarán a completar tu mano, es mejor abandonar cuando tus opciones de ganar son pocas.

Sé paciente y no tomes malas decisiones basándote en tus emociones y presentimientos. Muchos jugadores (incluso experimentados) pierden mucho dinero por este hecho.

No sobreestimes los proyectos de color

Los jugadores principiantes sobreestiman demasiado a menudo una mano por el simple hecho de que ambas cartas sean del mismo color. Rey-Cinco (ambas de picas) puede parecer una buena mano para jugar ya que puede completar una mano de color, aunque normalmente no lo es ya que debes saber y tener en cuenta que es muy raro completar color en Hold’em.

Teniendo dos cartas del mismo color, completarás este en menos del 8% de las ocasiones, por lo que no merece la pena ir perdiendo todo el dinero por el camino cada vez que no se complete dicho proyecto.

Últimos blogs »