10 Nuevos Movimientos Esenciales de Hold’em: El Juego Aislante

Aislante Principal
El juego aislante te ayudará a ganar mucho más dinero en la mesa de juego

El quinto capítulo de la serie de nuevos movimientos necesarios de Hold’em trata sobre el juego aislante y sobre su fuerza para ganar más dinero en las mesas.

Antes de todo debes saber que este artículo es “solo” un movimiento esencial más que cualquier jugador de texas hold’em que desee convertirse en ganador debe conocer. Tras la serie de 10 artículos sobre los movimientos esenciales en el poker, ya vamos por el quinto artículo de los nuevos movimientos de hold’em que te ayudarán a mejorar todavía más tus conocimientos sobre poker, tratando en este caso el juego aislante.

Este movimiento puede ayudarte a analizar la posición en la que te encuentras en una mano y ayudarte a aumentar las opciones que tienes de llevarte el bote, teniendo en cuenta que en algunas ocasiones no quieres jugar un bote multijugador, por lo que buscas que solo haya un jugador en particular que te ofrezca más posibilidades de tener la mejor jugada o simplemente para tener mejor posición en el juego post-flop.

Tal y como es costumbre vamos a explicar mejor este movimiento contestando a una serie de preguntas básicas.

Qué es el juego aislante: A pesar de que existen diferentes razones para utilizar el juego aislante, el mecanismo básico del movimiento siempre es el mismo. Juego aislante se refiere a re-subir una apuesta de apertura para forzar al resto de jugadores a abandonar la mesa y por tanto echarlos fuera de la lucha por el bote, por lo que solo jugarías con el jugador contra el que quieres disputar el bote.

Aislante Ivey
Jugadores como Phil Ivey entienden que en muchas ocasiones es mejor jugar cara a cara

Por qué utilizar el juego aislante: Echando al resto de jugadores de la mano conseguirás uno de los siguientes objetivos: tener más posibilidades de llevarte el bote al conseguir la mejor mano al mostrar las cartas (en el showdown) o usar tu posición para conseguir que el oponente abandone la mano después del flop.

Dónde se ve este movimiento: El juego aislante contra un jugador shorstack (con una pila pequeña de fichas) es un movimiento común en los torneos, mientras que dicha opción contra jugadores que quieren disputar gran número de botes o maniacos se puede usar en torneos y juegos con dinero en efectivo (cash games).

Cuándo se usa el juego aislante: Tal y como suele ocurrir con cualquier movimiento estratégico en el Texas hold’em, el juego aislante funciona mejor cuando se está en posición.

Juego Aislante Utilizado Correctamente

Debido a que hay varias razones por las que utilizar el juego aislante, es realmente importante entender la situación de la mesa, las características de tu oponente y saber por qué quieres aislar a dicho rival y tratar de echar al resto de jugadores de la mano.

Básicamente se utiliza el juego aislante para reducir al máximo las variables en la mano y ayudarte a controlar mejor lo que ocurre en esta ya que cuantos más jugadores haya en un bote, es más fácil que alguien consiga una gran jugada en el flop o que se tire un farol posteriormente,  lo que te haría pensar más y, sobre todo, te ofrecería más oportunidades de cometer un error.

Al conseguir aislar a un jugador dentro del bote, tomarás el control de la mano e incrementarás exponencialmente tus opciones de llevarte el bote.

Aislar a Jugadores Cortos de Fichas

El juego aislante en su versión más básica es la que se usa en los torneos cuando uno de tus rivales está realmente corto de fichas y desesperado por doblarse o por robar las ciegas y los antes.

Imagina que estás en posición de dealer (botón) y que el stack del jugador que te precede es realmente pequeño (seis ciegas grandes), el cual apuesta all-in. Sabes que es un jugador que prefiere morir matando a ser comido por las ciegas y ser eliminado, además has observado que tiende a tomar riesgos con diferentes jugadas y manos para conseguir llevarse los antes y las ciegas.

Aislante Odds
Consigue más probabilidades de ganar con el juego aislante cuando un shorstack va all-in

Miras tus cartas (A-J) y debes decidir qué hacer. Si solo ves la apuesta, las ciegas tendrán la posibilidad de ver dicha apuesta con cartas no muy buenas ya que el bote que se pueden llevar es alto respecto al riesgo acumulado (por ejemplo la ciega grande tendría que ver cinco ciegas para tener la opción de llevarse un bote de 20, de modo que podría ver dicha apuesta sin tener una buena mano).

Tal y como hemos dicho antes, cuantos más jugadores disputen un bote, más difícil será que tengas la mejor mano de todas. Sigamos con el ejemplo: el jugador que ha realizado all-in tiene K-Q y la ciega grande tiene 6-5 del mismo color, por lo que si te jugases el bote solo contra el jugador corto de fichas, tus opciones de llevarte el bote serían cercanas al 60%, mientras que si ambos disputasen la mano tus opciones disminuirían al 35%.

Si quieres ver las probabilidades de ganar de forma exacta y comprobando diferentes manos, te recomendamos visitar nuestra calculadora de probabilidades en el poker, donde podrás comprobar que al aumentar un jugador en la lucha por el bote, sea cual sea su mano, siempre disminuirá tus opciones de ganar.

Si realizas una re-subida de tres veces la apuesta rival conseguirás que el jugador situado en ciega grande no entre en juego al especular con una mano normal, de modo que irías a la muestra de cartas comunes contra el jugador corto en fichas, el cual puede tener un amplio rango de manos debido a su situación, de modo que es bastante fácil que su mano sea peor que la tuya.

Juego Aislante con Maniacos

En el ejemplo anterior hemos usado el juego aislante para incrementar nuestras posibilidades de tener la mejor mano en el showdown, aunque este movimiento también puede ser usado para “aislar” y enfrentarnos a jugadores realmente agresivos permitiéndonos usar nuestra posición para ganar los botes después del flop.

Imagina que estás jugando una partida de cash 1€/2€ y el jugador de tu derecha apuesta preflop en multitud de ocasiones y jugando loose (sin problema en entrar en apuestas). Viendo esto, sabes que no puede tener una gran mano cada vez que realiza una subida preflop y puedes aprovecharte de ello cuando estés en posición, enfrentando su estilo de juego agresivo contra él.

Aislante Maniacos
Ten mucha precaución al utilizar el juego aislante contra maniacos que juegan bien

Continuando con la situación, la siguiente vez que el apuesta ves en tu mano una pareja de cuatros. Normalmente estas cartas serían perfectas para ver su apuesta y esperar a “ligar” en el flop y conseguir un trío, pero como por estadística esto ocurriría solo una de cada ocho veces, la mayoría de las veces estarías obligado a tirar tus cartas ante una apuesta de continuación agresiva.

Otro problema es que si solo ves la apuesta, es posible que más jugadores entren en juego ya que si la apuesta a ver no es muy alta, por estadística les convendrá ver dicha apuesta con parejas débiles o proyectos, manos que hubiesen descartado si hubieses realizado una contra-apuesta (un juego aislante).

Con una 3bet (tres veces la apuesta de tu rival) conseguirás que abandonen la mano tus rivales y así poder jugar el cara a cara contra el jugador maniaco, el cual estará fuera de posición y además probablemente no tenga una mano realmente buena ya que suele jugar con un amplio rango de manos.

En caso de que el jugador rival no tenga pareja, no conseguirá mejorar su mano en dos de cada tres ocasiones, por lo que la mayoría del tiempo tendrá que tirar sus cartas antes una apuesta tuya de continuación.

Aislar a Jugadores que Entran Mucho en Juego y Ven las Apuestas (Limpers)

Usar el juego aislante contra jugadores débiles que ven muchas, muchísimas, manos sigue el mismo concepto que el hacerlo contra jugadores maniacos. Este tipo de jugadores tienden habitualmente a ver flops baratos con manos menores, por lo que puedes subir la apuesta cuando estés en posición, incluso cuando no tienes una gran mano.

La mayoría de las veces este tipo de jugador tirará sus cartas, además de que cuando vea tu apuesta normalmente será un error.

Hay que tener en cuenta que uno de los mayores errores de los jugadores débiles y principiantes es que ven demasiadas apuestas fuera de posición con cartas y manos que dejan mucho que desear.

Ver muchas manos es un signo de debilidad, por lo que debes intentar jugar el mayor número de botes posible contra este tipo de jugadores, sobre todo cuando estés en posición y el juego aislante es perfecto para poder dejarte en la mano solo contra este tipo de jugadores.

Como habrás podido entender, desde el momento en el que reconoces este tipo de jugador, debes considerar subirle, en cuanto tengas ocasión, la apuesta. Probablemente el resto de la mesa tirará sus cartas, por lo que podrás ganar el bote en el juego preflop o disputarás un cara a cara en la jugada contra un jugador débil que en muchas ocasiones te dará beneficios.

Últimos blogs »