7 Señales que te Indican que Eres un TAGfish

Raymond Wu
Solo porque tu oponente luzca como un TAG, no quiere decir que sea bueno

En este artículo te ayudamos a conocer los signos que tienen los TAGfish y a reconocer si todavía eres uno de ellos.

En el poker una de las reglas de oro es conseguir ser un jugador “tight” (que va a pocas manos y que no apuesta por hacerlo, sino que siempre lo hace con un objetivo), pero al mismo tiempo agresivo, pero esta forma de jugar es difícil de dominar y por tanto nos encontramos a muchas mesas jugadores que actúan de esta forma pero que dejan escapar muchos aspectos del juego.

Jugadores denominados fish (aquellos peces pequeños que son comidos por los tiburones), pero que están intentando jugar de esta forma de juego TAG (tight-aggresive, apretada donde se juegan pocas manos pero al mismo tiempo agresiva) tan apreciada en el mundo del poker, jugadores perdedores por norma general y que cumplen una serie de características que vamos a ver en este artículo.

Lo primero que tenemos que saber es que es bastante complicado (sobre todo para los jugadores principiantes) entre un TAGfish y un ganador regular. Compran un número alto de fichas (no se sientan en la mesa con el mínimo permitido), ven solo la parte superior de las cartas (si juegan en vivo, por supuesto), tienen estadísticas decentes y juegan “lo que creen que es” buen poker. Hacen todo ello, pero no parece que ganen.

Esto es porque para poder ser un jugador en el poker hace falta algo más que tener buenas estadísticas. El poker es un juego mental: no puedes imitar lo que has leído y llegar a ser un robot de ganar dinero. Tienes que ser capaz de aplicar todo lo aprendido y tomar las decisiones adecuadas cada vez que la acción regresa a ti.

Un TAGfish no lo hace. Este simplemente actúa de la misma forma todo el día y todos los días sin importar la situación en la que se encuentre. Este tipo de jugadores generalmente pierden y, por norma general, siempre piensan que han hecho lo correcto y por lo tanto son los jugadores más desafortunados de la Tierra.

A continuación te mostramos algunas señales que te pueden ayudar a distinguir a un TAGfish y, por tanto, a saber si tú eres uno de ellos. Vamos a ofrecerte dichos signos en segunda persona, como si fueses un TAGfish, de esta forma es más fácil que puedas pensar que te ocurre esto que si lo escribiésemos en tercera persona.

1-    Piensas en el rango de cartas de juego de tu oponente pero nunca en el tuyo

Todo el mundo sabe que hay que intentar conocer el rango de manos con el que juega el oponente, siendo esta una de las mayores habilidades que se deben conseguir en el poker. Los TAGfish suelen actuar de esta manera, una actitud acertada, pero por desgracia olvidan pensar sobre su rango de cartas con las que juega.

El oponente va a jugar sus manos de forma diferente dependiendo de lo que él crea que tienes, por lo que nunca puedes situar a tu rival en un rango de manos determinado sin antes pensar cuál es la imagen que proyectas sobre el resto de jugadores, sin pensar en tu propio rango de cartas y, sobre todo, en el rango de manos que tus “compañeros de mesa” creen que tú tienes ya que esto afecta y mucho en su forma de actuar.

2- No utilizas estrategias o habilidades adquiridas anteriormente

Un TAGfish intenta aprender a jugar mejor al poker: analiza vídeos, lee artículos y estudia el juego de forma constante, pero… suele olvidar aplicar todo lo aprendido al juego cuando se sienta en las mesas. Aprenderá que realizar una apuesta de continuación para después abandonar es malo y por tanto siempre realizará una segunda apuesta tras esta.

Brian clases
Si aprendes con las clases de Brian y no las pones en práctica al 100%, probablemente serás un TAGfish

Este tipo de jugador aprenderá también que puede forzar a los jugadores que han realizado una apuesta de continuación viendo el flop y forzándoles a abandonar la mano con una apuesta en el turn y de esa forma llevarse el bote, el problema es que en muchas ocasiones harán esto solo con aire y no con buenas cartas o, al menos, con proyectos que puedan salir adelante.

Aprenderán que la pequeña triple apuesta genera beneficios, pero lo harán sin pensar en si el oponente tiende a ver esta triple apuesta. El TAGfish además tiende a realizar esta triple apuesta con las manos erróneas.

Un jugador considerado TAGfish suele aprender las habilidades y estrategias de poker a la mitad. Sabe perfectamente qué hacer, pero no aplica adecuadamente el cuándo hacerlo ni contra quién debe realizar dichas estrategias de juego.

3- Juegas con el mismo rango de cartas en el botón que en cut-off

El puesto que está a la derecha del asiento de dealer (o botón) es conocido como cut-off. La mayoría de jugadores TAGfish suelen cometer el error de jugar de la misma forma en ambas posiciones. Si un oponente apuesta en las primeras posiciones suelen ver con 6 9 (por poner un ejemplo) en posición de cut-off pensando que están actuando de forma correcta porque se jugarán el bote en posición.

El problema con esta actitud es que en este caso no es así ya que todavía falta un jugador por actuar detrás (obviando las ciegas ya que tras el flop estas actúan en los primeros puestos) y si este jugador sabe jugar y actúa de forma correcta transformará tu sesión de poker en un auténtico infierno.

Este jugador puede realizar una apuesta de tres veces la ciega (o la apuesta realizada por el jugador que está en primeras posiciones) con total impunidad siempre que tú veas en posición de cut-off y con cartas débiles o simplemente especulando. Por otro lado, el jugador en posición de dealer (o de botón) puede simplemente ver y por tanto robarte la posición en el juego post-flop, lo que te afectará negativamente después de mostrarse el flop.

Donde los TAG (buenos jugadores) se aprovechan de la posición de dealer abusando de los otros, los TAGfish se exponen continuamente a que se aprovechen de ellos desde el botón.

4- Sobreestimas las probabilidades implicadas

Un TAGfish piensa en todo momento que tiene las mejores cartas que va a llevarse un gran bote. Cree que si ve desde las ciegas con una buena pareja y consigue un trío va a llevarse la pila completa de fichas de su oponente siempre que esto ocurra.

Si ve las apuestas con su mano post-flop, viendo o tirando las cartas si no consigue nada y apostando cuando consigue completar la jugada, hará que su oponente tire sus cartas y por tanto no se llevará casi nada de dinero.

Regala todo su dinero intentando conseguir una buena mano y cuando lo consigue no es capaz de recuperar todo el dinero invertido.

5- Tu estrategia es débil en el juego post-flop

Un TAGfish por norma general juega bien, incluso muy bien en el juego pre-flop. Se podría decir que saca muy buena nota en ese apartado. Conoce que no puede entrar en juego con Q9 o cartas así y esperar ganar dinero, conoce también cuándo y cómo debe apostar, pero una vez que se muestran las cartas del flop los errores comienzan a aflorar.

Saber cuándo tirar las cartas en el juego pre-flop es fácil, lo complicado es aprender a deshacerse de una pareja alta o de una buena jugada que puede ser perdedora. Incluso es difícil saber cuándo lanzar un segundo órdago o un tercero.

Un TAGfish juega demasiado a menudo con sus cartas sin pensar en la situación de la mesa ni las características de los oponentes, cometiendo muchos errores en el juego post-flop.

Post flop
El verdadero juego de poker es post-flop. El juego pre-flop es fácil

6- Ves cada decisión como una acción independiente

Cuando un TAGfish se enfrenta a una decisión difícil comienza a pensar: “Esto es una castaña, ¿qué es lo que puedo hacer?”. Realmente se llega a la situación por todo lo hecho anteriormente, por lo que las dudas han llegado por las decisiones anteriores.

El TAGfish no tiene un plan en mente. Solo actúa en cada momento y piensa en la situación actual, tomando decisiones sin pensar en la continuación de la mano. Juega poker de forma reactiva (pensando tras lo último ocurrido) y no proactiva (anticipándose a la siguiente jugada).

7- Pierdes el control en demasiadas ocasiones

Un TAGfish normalmente no pierde la cabeza completamente con apuestas realmente locas y fuera de lugar, pero sí que se puede decir que entra en “tilt” con demasiada facilidad.

Al perder el control hablamos de que cuando está perdiendo deja de jugar su mejor poker tomando decisiones precipitadas y entrando en un modo automático de juego, siendo lo peor de todo no su juego, sino que se mantiene jugando (a bajo nivel) demasiado tiempo.


Si todo esto te suena demasiado a tu juego y a tus actuaciones en las mesas, no te preocupes. Ser un TAGfish no es eterno, te puedes curar de dicha “enfermedad”.

Qué debes hacer si eres un TAGfish: Concéntrate en tomar la mejor decisión en cada una de las acciones ya que es posible que el mejor juego posible no venga de golpe. Todo depende de ti, si juegas concentrado y buscando en actuar siempre de la mejor forma finalmente lo conseguirás y aumentarás el porcentaje de decisiones correctas.

Si quieres ganar dinero y dejar de ser un TAGfish debes evitar caer en estos siete errores mencionados anteriormente.

Últimos blogs »