Jamiel “Jimmy” Chagra: Las propinas más grandes de todos los tiempos

Compartir:
29 agosto 2014, creado por: PokerListings.es
publicado en: Blog de PokerListings
Jamiel “Jimmy” Chagra: Las propinas más grandes de todos los tiempos

En la década de los 70, la mayor parte del comercio de la droga entre El Paso y Las Vegas estaba controlado por Jamiel Chagra. Los millones que hizo gracias a este negocio, con frecuencia terminaban de forma rápida en los bolsillos de los jugadores high roller de poker. Chagra fue una leyenda, se hable de gambling o de propinas.

Cuando Jamiel Chagra llevaba 25 años en las partidas de poker, Jack “Treetop” Straus hablaba de él como uno de los mayores inversores de Las Vegas.

“El dinero de ningún jugador es tan sucio como este”, dijo el campeón del mundo de poker, “pero él tiende a hacer un poco más rico a todo el mundo en la mesa, por lo que siempre es bienvenido”.

Puggy Pearson, también ganador del main event de las World Series of Poker, tiene recuerdos bastante similares de Chagra:

“Le gané, le gané y le volví a ganar. Probablemente me llevé 600.000$ de su bolsillo. Él intento jugar un poco de todo.

Él era un narcotraficante que intentaba lucir como un jugador profesional. Chagra ha debido perder muchos millones ante los chicos que vivían en Las Vegas en ese momento. Sí, Jimmy era buena gente”.

Un chico bueno que comenzó como la oveja negra de la familia. En la década de los 60, la cocaína encontró un nuevo camino. Desde Sudamérica viajaba a la frontera de EEUU y ahí, Chagra la distribuía en las regiones por valor de varios millones.

Chagra despues Prision
Chagra tras salir de prisión.

Chagra era un veinteañero (alrededor de 25 años) y acumuló en un corto periodo de tiempo muchísimo más dinero del que sería capaz de gastar, aunque no se puede decir que no lo intentó.

Y había un lugar en la Tierra donde esto era posible, en Las Vegas, donde Jimmy Chagra vivió como un rey.

Más tarde dijo algo sobre los dorados 70 en Sin City: “cuandoquiera que viniese a Las Vegas, siempre había dos showgirls en mi habitación, hasta Liza Minnelli podía venir a tomar una copa. Todo lo que necesitabas era una maleta llena de dinero y serías tratado como un dios. No había un sitio mejor en el mundo para gente como yo”.

Incluso cuando Chagra desperdición millones de dólares, parece que realmente disfrutó todos los minutos que invirtió entre tiburones.

Testigos de sus hazañas todavía hablan de cómo podía perder al menos un millón de dólares cada noche que jugaba a los dados.

Durante la década de los 70, prácticamente vivía en el Caesars Casino. Siempre que llegaba a Las Vegas aparecía con varias cajas llenas de dinero y por norma general se las entregaba al cajero del Caesars.

Estaba muy cercano al Caesars, habría pedido prestado incluso 10 millones de dólares en un día, en caso de que hubiese sido desafortunado y tuviese que pagar mucho dinero a algunas ballenas.

Su estatus como leyenda fue, a pesar de todo lo mencionado, el excesivo tamaño de las propinas que entregaba al staff del casino. Una vez dio una propina de 10.000 dólares a la camarera que le trajo una botella de agua.

Al final de una sesión ganadora de craps, dio al crupier nada menos que 600.000 dólares. Hasta ahora, nadie ha ofrecido una propina más grande en toda la historia de Las Vegas.

Harrelson Asesino
Charles Harrelson (padre de Woody).

Chagra recibió la más calurosa bienvenida posible en el Binion’s Horseshoe. Amarillo Slim Preston, Doyle Brunson, Jack Straus, Chiop Reese, Puggy Pearson y Johnny Moss se sentarían en él esperando a que Chagra se uniese a ellos para dar un impulso a sus presupuestos.

Aun así, jugar contra Jimmy siempre tenía un riesgo. Al igual que Andy Beal hiciese años más tarde, Chagra tenía el hábito de presionar a sus oponentes con la principal arma de un hombre rico: mantener subiendo las ciegas.

En una mesa regular de Chagra, el buy-in mínimo sería 50.000 dólares, pero el jugador llegaba a la mesa generalmente con bastante más ya que frecuentemente Jimmy Chagra subía las ciegas grandes hasta 20.000 dólares, acción que acompañaba con la frase “para darle un poco más de vida al juego” (“just to live up the game a little”).

En la vida real, lentamente parecía que iba perdiendo su suerte. El año 1978 fue probablemente el que marcó el comienzo del fin para Chagra.

Lee, el hermano mayor de Jimmy, fue encontrado muerto de un disparo en su oficina. Lee Chagra había ganado millones de dólares defendiendo a narcotraficantes.

Tomaba cocaína de forma frecuente y le gustaba llevar miles de dólares en sus botas de cowboy.

Probablemente no sea coincidencia que el asesino de Lee escapase con 450.000$, exactamente la suma que su hermano Jamiel (Jimmy) adeudaba al jefe de la mafia Joe Bonnano.

El propio Chagra podía sentir la presión sobre su persona. Además tenía que ir a juicio al estar acusado por contrabando de drogas y el juicio iba a ser realizado por John H. Wood jr, más conocido como “Máximo John” debido a que esta era la pena que solía imponer (la máxima), principalmente en temas de drogas.

Chagra intentó sobornar a Wood con no menos de 10 millones de dólares para conseguir salir del juicio sin pena, pero Wood reclinó la oferta.

Jimmy Chagra Prision
Finalmente Jimmy Chagra tuvo que visitar la cárcel.

Este era definitivamente el fin de Jamiel “Jimmy” Chagra, a no ser que...

Chagra volvió a Las Vegas una última vez. Encontró a Charles Harrelson, un asesino a sueldo, quien tuvo un hijo llamado Woody que más tarde llegaría a ser una estrella de Hollywood.

Chagra pagó a Harrelson 250.000$ y este disparó a Wood en frente de su propia casa en San Antonio.

John Wood era el primer juez federal asesinado en el Siglo XX. El FBI se centró en resolver el caso como no lo había hecho en ningún otro desde el asesinato de Kennedy.

A pesar de ello, nunca pudieron probar que Chagra pagase a Harrelson para matar a John Wood.

Oscar Goodman, un abogado al que le hubiese gustado estar presente en el “juicio del siglo” y que posteriormente llegó a ser alcalde de Las Vegas, recuerda a Chagra así: “él era una leyenda viva en Las Vegas y daba propinas como ningún otro. Su leyenda era simplemente más grande que su propia vida”.

Finalmente era el fin del camino, incluso para Chagra. Contrabando de drogas, soborno de autoridades, intento de asesinato al fiscal de los EEUU James Kerr y a otros cargos sirvieron para que Jimmy Chagra fuese encerrado entre rejas en 1979, lugar del que no pudo salir antes del 2003, prácticamente 25 años después.

Después de su puesta en libertad, tomó parte del programa de protección de la identidad, comenzando una nueva vida bajo el nombre de James Madrid. No hubo más glamur en su vida.

En 2006 alegó que regresó a Las Vegas y que visitó las World Series of Poker, pero nadie lo reconoció.

En 2008, Jimmy Chagra murió de cáncer. Tenía 64 años y su muerte no solo fue llorada por su familia, sino también por todos los hombres que jugaban al poker con él.

Su biografía inspiró a los hermanos Coen para realizar la caracterización de Anton Chigurh en la película ganadora del Oscar No country for old men (No es país para viejos), protagonizada por Woody Harrelson.

Jimmy Chagra hizo historia como uno de los grandes perdedores, pero también como una de las más generosas ballenas que nunca han jugado en Las Vegas.

Compartir: