El Bluff Catcher, la Mano Cazafaroles – 2

Cartas de poker

Hay veces que se tiene una mano perdedora, pero que puede ser buena siempre y cuando el oponente esté faroleando.

En el anterior artículo sobre la mano Bluf Catcher dimos a conocer las características de esta y cuándo podría ser utilizada en beneficio propio, de modo que vamos a continuar analizando las manos cazafaroles para saber cómo y cuándo usarla.

¿Está el rival apostando de farol?

Normalmente no se tiene la información necesaria para poder confirmar dicha hipótesis. En ese momento es cuando hay que analizar las tendencias del oponente y pensar sobre ellas.

Si el rival suele entrar poco en juego y no es agresivo, normalmente es mejor desistir ya que nunca, o casi nunca, echará un farol tan grande como para que verlo otorgue beneficios. Sus apuestas en el 99% de los casos serían con cartas de valor, de modo que retirarse sería la mejor opción.

Si por el contrario el oponente suele jugar de forma agresiva, siempre subirá tras haber hecho apuestas en los inicios tanto si completa los proyectos como si no, de esa forma es probable que haya realizado un farol en un porcentaje alto de las veces, por lo que aceptar la apuesta suele ser la mejor opción.

Para saber qué decisión tomar en todo momento es conveniente analizar el porcentaje de veces que el contrincante juega con manos de valor respecto a las veces que lo hace de farol. Si este suele jugar y apostar con manos que no tienen valor para intentar llevarse el bote con un farol, lo más conveniente sería pensar en aceptar sus apuestas.

Un ejemplo para entender mejor la situación

El siguiente caso se daría en una mesa de 6 personas con 1$ y 2$ como ciegas y 200$ de fichas.

Con A ♥ y 2 ♥ en la mano subirías 8$ en el juego preflop.  Solo ve la apuesta un jugador que suele ir a muchas manos, incluso cuando las probabilidades no son las más adecuadas, mientras que el resto abandona.

El flop muestra A ♦, 6 ♦ y 8 ♠, apuestas 12$ más y el rival acepta la apuesta sin pensárselo. Tras salir un 3♥ en el turn, vuelves a apostar 25$ y el contrincante, tras pensarlo durante un largo periodo de tiempo, decide ver tu apuesta de nuevo.

Finalmente aparece un J♣ en el river, decides pasar y tu rival apuesta 55$.

¿Qué se debe hacer en esta situación?

Está claro que la mano que tienes en tu poder es un bluff catcher, una mano cazafaroles. Apuestas dos veces con la pareja más alta que hay en la mesa, aunque con la otra carta de la mano con el peor valor posible, aceptando el rival ambas apuestas, mientras que en el river, cuando pasas el rival decide atacar.

Si no está faroleando, sea cual sea su jugada, la mano que tienes es perdedora ya que si tiene pareja de ases su segunda carta en mano será mejor que el 2 que posees, incluso es posible que tuviese dobles parejas.

Ahora es el momento en el que debes analizar su forma de jugar. Debes pensar con qué manos el rival decidiría ver tu apuesta tanto en el flop como en el turn. Si suele hacerlo con un As en mano, si lo hace cuando tiene pareja, si acepta cuando tiene dobles parejas e incluso si toma esta situación siempre que tiene proyectos de color o de escalera en la mano.

Al haber existido la posibilidad de crear proyectos, hay que tener en cuenta si el jugador tiende a apostar de farol cuando ocurre esto y ningún proyecto es completado con el river. Muchos jugadores principiantes suelen apostar después del river incluso cuando no han completado dichos proyectos.

Si él suele arriesgar en estas situaciones, entonces tu mano es perfecta para ver la apuesta y llevarte el bote ya que en un alto porcentaje habrá ocurrido esto y tendrá una mano peor que la tuya.

Conocer las posibles manos del rival

Si quieres ser un jugador ganador, debes intentar adivinar en todo momento cuáles son las manos que el oponente tiene en cada jugada. Si normalmente sueles aproximarte bastante a conocer las cartas que tiene, tendrás mucha ventaja ya que tendrás claro en cada momento qué debes hacer.

Conociendo su forma de jugar y viendo las diferentes jugadas en las que toma partida en el juego puedes asignar una frecuencia de faroles que realiza. Teniendo en cuenta el posible porcentaje en tu cabeza y las probabilidades de llevarte el bote que tendrías, tienes mucho a favor para escoger la mejor opción y conseguir ganancias.

Saber utilizar las manos denominadas Bluff Catcher es una parte muy importante del juego, pudiendo influir de forma significativa en los resultados de los jugadores de poker.

Últimos blogs »