Cómo ganar en los micro-límites del poker: Estrategia post-flop (2)

Post Flop Cartas

Segundo artículo en el que Nathan Williams, junto a PokerListings, te enseña la estrategia post-flop más optimizada para poder ganar en las micro-apuestas.

Tener la posición y la iniciativa al jugar una mano en el poker te ayuda a que todas tus decisiones sean mucho más fáciles en todas las calles, tal y como te hemos explicado en nuestra guía pre-flop.

Cuando estás en posición tienes mucho más control sobre el bote y su tamaño. Cuando un rival (por ejemplo) pasa en una ronda, tú tienes la opción de pasar también, lo que permite que se termine la acción en dicha calle.

Al mismo tiempo, estar en posición te permite recibir mucha más información antes de actuar, tal y como ya hemos explicado en varias ocasiones. Cuando estás fuera de posición tienes menos control sobre el bote ya que el oponente puede apostar (si has pasado) o re-subir tu apuesta en caso de haber hecho alguna.

La importancia de la iniciativa

Además de la posición, hemos hecho mucho hincapié en nuestra guía pre-flop en la importancia de tener la iniciativa.

Post Iniciativa
Tomar la iniciativa te ayudará en tus decisiones

La mayoría de la gente pasará ante un jugador que tiene la iniciativa cuando está fuera de posición o verá su apuesta en lugar de re-subirla cuando el jugador en posición realiza un movimiento.

Esto es especialmente útil para aquellos que planifiquen sus manos de forma anticipada tal y como vamos a comentar a continuación.

Esto te dará la opción de pasar en caso de querer mantener el bote bajo control o realizar una subida pequeña si sabes que tu rival no re-subirá tu apuesta una vez realizada.

Planifica tu mano con antelación

Si has seguido los consejos que te hemos ofrecido hasta ahora en esta guía realizada de forma conjunta con “BlackRain79” habrás comprendido el tipo de rival ante el que te encuentras, así como el tamaño del bote que quieres jugar.

Ahora es el momento de llevar la planificación de tu mano al siguiente nivel. Haciendo esto conseguirás cometer muchos menos errores y evitarás tener que tomar decisiones difíciles.

Piensa en las líneas a seguir en tus apuestas para conseguir tus objetivos

Si has decidido que quieres jugar un bote grande, entonces es el momento de pensar la línea de apuestas a seguir para poder cumplir este objetivo.

Queremos recordarte de nuevo que si quieres conseguir toda la información detallada en cada uno de los escenarios posibles, lo mejor que puedes hacer es comprar el libro de BlackRain.

Ya que el objetivo en esta serie de artículos no buscamos escribir una biblia de datos, te vamos a ofrecer tan solo los puntos clave.

Líneas de apuesta en posición:

Gran mano en posición:

Cuando tienes una gran mano y quieres jugar para aumentar el bote, está más que claro que debes apostar/re-subir en cada una de las calles.

Post Valor
Si apuestas por valor no dudes en apostar en todas las calles

Mano decente en posición:

Cuando tienes una mano decente y no quieres aumentar en demasía el bote (prefieres mantenerlo bajo control), en una de las calles debes pasar, así cumplirás el objetivo.

Debes pensar con antelación en cuál de las calles vas a pasar. Una estrategia común es apostar en el flop y pasar en el turn.

Por norma general el villano (tu rival) verá la apuesta que le realices ya que le habrás demostrado “debilidad” en el turn.

Pasar detrás de él en el turn también influenciará en tu rival induciéndole a apostar en el river de farol con una mano con la que no debería hacerlo.

Otra opción es pensar en pasar en el flop. Al actuar sin apostar en el flop, incitarás a tu rival a ver tus apuestas del turn y del river con manos más débiles ya que pueden pensar que no tienes la mano decente que posees.

Apostar fuera de posición

Gran mano fuera de posición:

Cuando tienes una gran mano fuera de posición y quieres jugar para conseguir el mayor bote posible, debes pensar en una línea de apuestas a seguir para conseguir este objetivo.

Puedes pensar en realizar un check/raise para hacer que el bote crezca de forma rápida. Si crees que tu rival no te apostará tras haber pasado tú, entonces debes apostar en todas las calles.

Mano decente fuera de posición:

Cuando tienes una mano buena (decente), pero no quieres que el bote crezca en demasía, debes pensar encarecidamente qué es lo que debes hacer.

Necesitas evitar que tus rivales se percaten de tu situación. Tu oponente tiene la opción de forzarte con subidas y así evitar que te mantengas en una acción confortable para ti. Por esta razón debes saber que pasar de cara (ya que estás fuera de posición y actúas antes que tu rival) puede ser visto como una debilidad.

Si tu rival apuesta debes tener en cuenta si quieres jugar en modo check/call, sabiendo que te enfrentarás a más apuestas si tu oponente es agresivo.

Especialmente cuando estás fuera de posición (incluso también si estás en posición) necesitar tener en consideración algunos aspectos a la hora de pensar en tu línea de apuestas, principalmente el estilo de juego de tu rival y el tamaño de las apuestas.

Estilo de juego de tu oponente

Cuando recapacites sobre la línea de apuestas a seguir, debes tener siempre en cuenta el estilo de tu rival.

En este caso se va más allá de las distinciones realizadas sobre jugadores: jugador débil y jugador decente.

Un jugador débil, por ejemplo, puede ver en las tres calles (post-flop) de apuestas con manos menos con las que no se plantearía nunca apostar.

En lugar de hacer solo distinción entre un jugador débil y uno decente, también debes hacerlo entre jugador pasivo y agresivo.

Post Pasivo
Si tu rival es pasivo, es más fácil controlar el tamaño del bote

Rivales pasivos

Cuando estás enfrentándote a un jugador pasivo puedes mantener el control del bote de forma mucho más fácil.

Sabes que cuando decides pasar, las posibilidades de que tu rival también lo haga son muy grandes, a no ser que tenga una mano realmente buena.

Esto es exactamente igual cuando estás en posición, las opciones de que te apueste de cara son mínimas, siendo lo más normal que vea tu apuesta y no te re-suba.

Esto hace que sea mucho más fácil seguir tu plan ya que en todo momento puedes decidir cómo quieres que crezca (o que se mantenga el tamaño) el bote.

Como te puedes imaginar, el escenario ideal es jugar contra rivales pasivos y débiles ya que podrás influenciar en el tamaño del bote y conseguir el máximo valor para tus manos buenas.

Por desgracia, en la mayoría de las ocasiones esto no será así.

Jugadores agresivos

Los jugadores agresivos intentarán tomar la iniciativa y te pondrán en situaciones más complicadas y donde tendrás que tomar decisiones más difíciles.

Cuando ven debilidad en el rival intentan llevarse el bote utilizando su agresividad. Cuando estás en posición y tienes iniciativa esto no te causará (normalmente) muchos problemas ya que puedes pasar para mantener el bote bajo control.

Pero cuando estás fuera de posición todo es diferente.

Cuando pasas en una calle para mantener el bote relativamente pequeño, este tipo de rivales te presionará con frecuencia con sus apuestas, sabiendo que si el oponente es realmente agresivo te presionará también en el resto de calles.

En este caso intentar mantener el bote con un tamaño relativo es imposible y necesitas pensar más en el tipo de manos con las que quieres entrar en juego.

Es obvio que planear cómo jugar una mano contra este tipo de rivales, principalmente estando fuera de posición, puede ser una ardua tarea.

Tamaño de la apuesta

Cuando piensas en el mejor desarrollo de las apuestas, es importante tener en cuenta también el tamaño de las apuestas.

Una apuesta que vaya desde la mitad del bote hasta el bote completo es considerada normal, pero, ¿cuándo debes subir todo el bote y cuándo la mitad o tres cuartas partes?

Un ejemplo: Subes desde UTG a 4 ciegas grandes y la ciega grande ve dicha subida.

Los dos teníais al inicio de la mano 100 ciegas grandes como stack y vamos a redondear el bote formado a 8 ciegas grandes para hacer el cálculo más fácil (en este ejemplo obviamos la ciega pequeña).

Post Tamano
El tamaño de la apuesta hace una gran diferencia
  • Si apuestas la mitad del bote (y tu rival ve dichas apuestas) en cada calle, el bote total en el river será de 64 ciegas grandes y tendréis 68 ciegas cada uno todavía en poder.
  • Si las apuestas son en este caso de tres cuartas partes, el bote ascenderá hasta 124 ciegas grandes, quedando ambos con 38 ciegas.
  • Si, por el contrario, cada apuesta es del tamaño del bote, las ciegas en el bote serían 200 y estaríais ambos all-in en el river.

¿Puedes ver la diferencia? Es importante tener en cuenta que las apuestas en las últimas calles son mayores ya que el bote también lo será.

Mientras que tres cuartas partes del bote en el flop son tan solo 6 ciegas, la misma apuesta en el river sería de 37 ciegas.

Tal como puedes ver, el tamaño de las apuestas tiene un gran impacto en lo grande que el bote puede llegar a ser.

Si tu objetivo (en la mano) es jugar para conseguir el mayor bote posible, es obvio que apostar la mitad del bote en ambas ocasiones no conseguirá el resultado deseado. Por otro lado, cuando no quieres que el bote suba en demasía, quizá no sea un buen plan hacer apuestas por el bote completo.

Hay diferentes opiniones sobre el tamaño adecuado de las apuestas. Algunos jugadores recomiendan realizar siempre el mismo tamaño de apuesta sin importar la fortaleza de tu mano. Por otro lado, hay gente que recomienda apostar más fuerte cuando hay proyectos en la mesa y hacerlo más flojo cuando no los hay.

La razón por la que recomiendan hacer siempre la misma apuesta sin importar la mano (o variando tan solo dependiendo de si la mesa ofrece proyectos o no) es porque si varías tus apuestas en función de la fortaleza de tu mano será mucho más fácil leer tu jugada.

Incluso cuando esta explicación es cierta en los límites medios y altos, quizá en los micro-límites no lo sea tanto ya que los jugadores que habitan en ellos no suelen prestar mucha atención a esto. Los jugadores contra los que tenemos que intentar luchar (débiles) no prestarán normalmente atención al tamaño de tus subidas.

Por esta razón, en los micro-límites la cuestión no es intentar equilibrar el tamaño de las apuestas (guarda este consejo para niveles más altos), sino saber cuál es la apuesta máxima que tu rival es capaz de ver.

Imagina que tienes una gran mano y quieres jugar un bote lo más grande posible, sabiendo que tu rival verá una apuesta por el doble del bote entonces, ¿por qué no hacer dicha apuesta?

El éxito en los micro-límites no depende en el equilibrio en el tamaño de las apuestas, tal y como hemos visto con antelación. Este se basa en conseguir el máximo valor en las ocasiones adecuadas y contra los rivales adecuados pudiendo conseguir esto tan solo cuando tus apuestas son altas.

Post Solido
Todo comienza con un sólido juego pre-flop

Conclusión sobre el plan de la mano

Planeando la mano con antelación y pensando cuál es el tamaño del bote que quieres jugar, así como tener una línea de apuestas en las calles, considerar el tipo de rival al que te enfrentas y el tamaño de las apuestas que vas a hacer, te hará mucho más fácil el juego post-flop.

Haciendo esto no tendrás muchas sorpresas ya que en la mayoría de las ocasiones ya habrás pensado en cómo se va a desarrollar la mano.

Esto no evitará que cometas algunos errores, pero al tener un plan pensado con antelación y en caso de que la mano se desarrolle de forma diferente a como tenías pensado no deberás alarmarte al final para pensar tras esta: “oye, no quería jugar un gran bote con esta mano”.

Por último en este apartado, queremos remarcar una frase: un sólido juego pre-flop es la base para un juego post-flop más fácil.

Apuestas de continuación

A pesar de que ya hemos hablado sobre las calles y las apuestas, es necesario hablar por separado sobre la apuesta de continuación.

Debido a la estrategia pre-flop que seguirás, en la mayoría de las ocasiones estarás en posición y tendrás la iniciativa, pero esto no significa que siempre conseguirás completar tu mano en el flop.

De hecho, la mayoría de las veces, tu mano no tendrá mejoría en el flop. Las buenas noticias son que tu oponente tampoco lo hará.

Tal y como has aprendido, un buen jugador debe dejar ir manos que no tengan jugada y tratará de tener un showdown barato con la manos hechas pero débiles.

Por ello es lógico que con este tipo de manos los jugadores utilizarán una técnica post-flop de check/fold.

Post Continuacion
Piensa las apuestas de continuación antes de hacerlas

Hay una excepción en esta afirmación que es cuando eres el agresor.

Si has conseguido una buena mano, tal y como hemos visto antes, debes apostar para conseguir el máximo de esta.

Pero también puedes hacer una apuesta de continuación (en este caso hablamos solo de apuesta de continuación de “farol”, sin una gran mano) con un único objetivo, que tu rival tire sus cartas.

Con anterioridad hemos tratado sobre cuándo hacer o no una apuesta de continuación, por lo que vamos a ver cuántas veces tu rival debe foldear para tener éxito dependiendo del tamaño de la apuesta.

  • Si apuestas la mitad del bote, tu apuesta de continuación te da ganancias si tu rival tira sus cartas el 33% de las veces.
  • Si lo haces por tres cuartas partes del bote, entonces tu rival debe tirar sus cartas el 43% de las veces.
  • Si lo haces por todo el bote, es necesario que tu rival foldee el 50% de las veces.

Como puedes ver, si realizas una apuesta de continuación con el tamaño del bote, tendrás éxito a largo plazo si tu rival tira sus cartas más de la mitad de las veces. Ahora la pregunta es, ¿por qué debería realizar una apuesta por todo el bote cuando una más pequeña cumple con el objetivo?

Una apuesta común del 66% del bote necesita funcionar más del 39% de las ocasiones para conseguir beneficios. Ahora bien, si crees que una apuesta del 50% del bote (contra el rival ante el que te encuentras) hará el trabajo, entonces no hay razón para hacer una apuesta más grande.

Debes encontrar las situaciones correctas para conseguir un alto porcentaje de éxito.

Recuerda que si el rival ve tu apuesta de continuación y tu mano no mejora en el turn debes abandonar esta. No caigas en la trampa de farolear en los micro-límites ya que eso solo servirá para crearte quebraderos de cabeza (y pérdidas).

Últimos blogs »