Compartir el Mercado de Juego Online en Europa

Espaa Francia Italia

España quiere unirse a Francia e Italia para intentar fusionar las leyes sobre las políticas en el juego.

Como es sabido, desde el mes de junio del año pasado, la Administración Autónoma de Monopolios del Estado en Italia (ARJEL) y la Autoridad reguladora de los juegos en línea en Francia (AAMS) van a colaborar juntas en contra del juego ilegal con el objetivo de intentar beneficiar a los jugadores. Esta forma conjunta de trabajar puede favorecer el objetivo común más que si trabajan por separado.

España tiene también la intención de unirse al grupo, por lo que está manteniendo un diálogo con ambas administraciones con el objetivo de crear un ámbito que limite y regule el juego en Europa, según afirma el subdirector de la Dirección General de Ordenación del Juego, Juan Carlos Alfonso.

Es posible de este modo que las leyes de los tres países se fusionen, lo que proporcionaría la posibilidad de que los consumidores de los diferentes países jugaran en las mismas salas. Las nuevas leyes que han sido aprobadas en estos tres países no permiten actualmente que sus ciudadanos jueguen de forma conjunta con jugadores que no sean de su país, aunque cabe remarcar que en España, hasta la concesión de las primeras licencias, todavía es posible.

PokerStars se une y apoya los objetivos y las intenciones de estos tres países para conseguir compartir el mercado del juego online y por ello, obtiene una licencia en Malta que tiene un dominio nuevo: PokerStars.eu, pensando en una legislación europea conjunta en un futuro próximo o, al menos, la unión de España, Italia y Francia, con la posibilidad de unión de más países.

Como hemos dicho, los jugadores de Italia y Francia no pueden ahora compartir mesa con jugadores de otros países porque su ley del juego no lo permite, por esta razón y haciendo una previsión de legislación conjunta en el futuro, PokerStars ha creado el dominio PokerStars.eu.

La idea inicial de la nueva ley es que cada operador pague las tasas dependiendo del país del jugador. Si en una mesa hay jugadores de varios países, la comisión solicitada por la sala repercutiría en el país de cada uno de los jugadores, además de que cada jugador ganador declararía sus ganancias en su país de residencia, sin importar contra quién haya ganado ese dinero.

Un ejemplo: si juegan un torneo 3 españoles, 3 franceses y 3 italianos, la mesa declararía la comisión del torneo en España por los tres españoles, en Francia y en Italia. En caso de que los premios se los lleven solo españoles, ambos tendrían que declarar en su país, mientras que Francia e Italia no recibirían ningún impuesto por los beneficios de los jugadores.

PokerStars.eu y PokerStars.com compartirán jugadores al igual que ocurre en Dinamarca, Estonia y Bélgica. Esta creación del dominio de PokerStars, está pensada para cuando el mercado del juego online se pueda compartir y sea posible jugar con usuarios de otros países siempre que se tenga la licencia, cosa que ya ha adelantado esta casa de apuestas.

Últimos blogs »