Cuándo NO hacer una apuesta de continuación

Continuation Bet

Hoy en día, estarías en apuros para encontrar a un jugador de póker que no sepa qué es una apuesta de continuación. ¿Tú lo sabes?

Lo bueno de las apuestas de continuación, a las que denominaremos c-bet, es obvio: aprovechas la ventaja de la iniciativa que consigues al aumentar la apuesta antes del flop, y mantienes la misma durante el flop con otra apuesta.

A menudo, ganarás el bote casi sin esfuerzo haciendo que la apuesta de continuación sea una gran herramienta dentro de tu arsenal de armas en tu estrategia de póker.

Empezarás a tener problemas cuando utilices de forma automática las apuestas de continuación, si no abusas de esta estrategia es cuando más beneficio te aportará. 

Si lo que estás pensando es que las apuestas de continuación son rentables, no te equivocas. Peor te repetimos, no las utilices de forma habitual, si no que úsalas de vez en cuando e intenta ser impredecible.

Asi que vamos a ver cuándo NO tienes que utilizar esta estrategia.

Múltiples jugadores

Si aumentan la apuesta antes del flop, y muchos de los jugadores hacen lo mismo, tu apuesta de continuación está prácticamente anulada. Cuantos más jugadores optan al bote, más difícil será llevar a cabo una c-bet.

Por definición, esta estrategia se tiene que utilizar como un pequeño farol utilizando la ventaja que has ganador al doblar la apuesta antes del flop.

Cuando hay muchos jugadores en la mesa de juego, tus posibilidades disminuyen.

Cuando hay una alta probabilidad de que el resto de jugadores también vayan, mejor haz una buena mano y deja los faroles para otro momento.

Muchas apuestas

Por las razones que te hemos explicado con anterioridad, cuando te encuentras contra varias apuestas que siguen adelante, lo mejor es que dejar de hacer apuestas de continuación.

Como se suele decir en el mundo del póker, no puedes hacer faroles cuando hay muchas apuestas emplazadas.

Ahora bien, con esto no queremos decir que te olvides completamente de las c-bet.

Lo que queremos decirte es que tengas muy en cuenta las características de tu adversario antes de decidir si llevar o no a cabo una apuesta de continuación.

Si los jugadores contra los que juegas son de los que destapan el flop muy suavemente, puedes continuar con tu c-bet sin ninguna duda.

Sólo tienes que estar preparado para echar a otro de los jugadores cuando llegue tu turno! Este tipo de jugadores son los que más beneficios te van a aportar.

Apuesta con una mezcla de tus mejores manos y no olvides incluir algunos faroles, pero manteniendo estos últimos como una opción que utilizas de forma esporádica.

Recuerda tu registro

No sólo debes de tener en cuenta contra qué tipo de jugador te enfrentas y el registro y la forma de jugar del mismo, sino que además de ponerte en la piel de tu adversario tienes que recordar en todo momento cómo es tu estilo de juego y cuáles son las posibilidades que manejas.

Si parece que el flop no va a poder ayudarte de ninguna manera, piensa que una c-bet puede no ser una buena idea. Las apuestas de continuación funcionan mejor cuando parece que el flop puede ser favorable para aumentar la apuesta antes del mismo.

Últimos blogs »