De pros a principiantes: Frankland te ayuda con tus dudas post-flop

Mat Frankland
Mat Frankland (foto: Ivey Poker)

Los principiantes, tras saber cómo actuar pre-flop, se tienen que enfrentar al juego post-flop, asaltándoles las dudas. Mat Frankland te ayuda en dicha fase.

Los jugadores principiantes, a menudo, tienen problemas a la hora de actuar en el flop, sea cual sea este.

Por esta razón y para ayudarte a saber qué hacer en el juego post-flop, desde PokerListings hemos preguntado al jugador de Ivey Poker, al pro Mathew Franklan, para que nos ofrezca algunos consejos para ayudar a los jugadores principiantes a sentirse un poco más cómodos a la hora de afrontar la ronda de apuestas post-flop.

Franklan nos ha dejado una lista de 10 puntos que debemos tener en cuenta a la hora de abordar el juego post-flop que seguro te ayudarán a mejorar tu juego y a actuar en esta situación.

A continuación os dejamos con las palabras de Mat Frankland.

1. Cuánto debería apostar

Siempre deberías ajustar tus apuestas atendiendo a diferentes razones.

El mejor consejo que daría a un jugador principiante es que el tamaño de la c-bet (apuesta de continuación) sea siempre igual, independientemente de la situación, pudiendo modificar esta únicamente en relación al stack del rival.

Imagina que estás jugando en una mesa de cash y las pilas de fichas son realmente grandes (deep stacks). Tienes razones de sobra para creer que tienes la mejor mano y quieres conseguir el máximo beneficio posible, el máximo número de fichas de tu rival.

En este caso sí que conviene aumentar el tamaño de tu apuesta con el objetivo de que en el river estén todas las fichas de tu rival en juego, por lo que el 70% del bote podría ser un buen tamaño de apuesta.

Si estás en un torneo y los stacks son pequeños, entonces tu apuesta no debe ser grande ya que todavía deberías poder seguir apostando tras mostrarse el turn y el river.

2. Por qué apostamos

Este es un problema que veo continuamente al analizar el juego de principiantes y jugadores débiles. Estos apuestan en el flop simplemente porque piensan que tienen que hacerlo.

Frankland Apostar
Siempre debes saber por qué estás apostando

Esta (no pensar el por qué) no es una respuesta inteligente. Siempre deberías preguntarte a ti mismo “qué es lo que quiero conseguir actuando de esta forma”.

Por ejemplo, he visto en muchas ocasiones a gente realizando apuestas de continuación con pareja de ases en flops como J-8-7 con además dos de las tres cartas del mismo color. Creo que en este caso lo mejor es pasar (en lugar de apostar) en esta ocasión y déjame explicar por qué.

a) No queremos enfrentarnos a una re-subida

Si alguien nos apuesta, tenemos que eliminar la mayoría de los faroles puros del rango de nuestro oponente ya que las cartas comunitarias dan opción a muchos proyectos (e incluso es posible que alguno esté completo).

Con este flop, lo más normal es que te enfrentes a manos realmente fuertes ya completadas contra las que hay mucho que perder o a un proyecto más que fuerte, teniendo opciones similares de llevarse la mano contra tus ases.

b) Engaño al rival

Cuando la gente me ve pasar en este tipo de flops, puede pensar que no tengo una mano fuerte. Por esta razón puede que mi rival todavía apueste de farol (con proyecto) en otras calles, algo que no harían si hubiese ido de cara.

c) Conseguir valor en las tres calles

Hay excepciones a esta regla, cuando tu rival es una calling station (persona que tiende a ver las apuestas del oponente) que podría ver tus apuestas teniendo un Jack (con el flop una pareja J-J), pero por regla general si ya he apostado dos veces, me pensaré muy detenidamente si debo apostar en el river o no.

Si tan solo voy a obtener valor en dos de las calles, ¿por qué mostrar mi fortaleza al apostar en el flop y perder la opción conseguir el máximo beneficio al engañar al rival?

Si veo su apuesta, es realmente posible conseguir aumentar el valor de mi mano con su apuesta en el turn (o incluso apostando yo mismo). Además de esta forma puedo conseguir más información sobre la mano de mi rival al ver qué es lo que hace en el turn.

3. Cuál es el tamaño de los stacks

Siempre necesitamos prestar atención al tamaño de nuestra pila de fichas y de las de los rivales. La misma mano puede ser jugada de forma diferente dependiendo del número de fichas de nuestros oponentes.

Por ejemplo, apostamos en CO (cut-off) con K-T (de diferentes palos) y el botón ve la apuesta. El flop viene con K-7-6. Contra un jugador sólido, sería imposible conseguir que el pagase en las tres calles con una mano peor que la que yo tengo, por lo que la mejor decisión puede ser pasar tras el flop. Las razones son las siguientes:

a) Quiero ocultar la fortaleza de mi mano al rival para que este apueste de farol o vea mi apuesta en el turn y el river con manos más débiles.

b) No quiero apostar dos veces y luego dudar qué hacer cuando lleguemos al river.

Frankland Stacks
Ten en cuenta en todo momento el tamaño de los stacks

De todas maneras, esto cambia si comenzamos la mano con 20 ciegas grandes. En ese caso probablemente preferiría apostar en el flop ya que vería mi apuesta con un rango muy amplio de manos.

Puedo moverme all-in en el turn obligándole a tomar una decisión difícil en caso de que tenga una pareja media, además de que así evitaría que tuviese una oportunidad “gratuita” de completar un proyecto o mejorar su mano con dobles parejas (o trío).

4. Qué ocurre después (adelántate a los hechos)

Este es el concepto más importante que hay que tener en cuenta al actuar en el flop.

Cuando estoy en el flop, en mi mente estoy supervisando los posibles escenarios que se pueden dar en el turn y en el river.

Esto me ayuda enormemente porque mejora (y mucho) la calidad de las decisiones que tomo en el flop al haber tomado estas (dichas decisiones) habiendo analizado lo que puede ocurrir en las calles posteriores.

Al jugar ajedrez, no realizarías ningún moviento sin pensar en las siguientes acciones entonces, ¿por qué en el poker debería ser diferente?

5. Quién es mi oponente

Lo que hace realmente grande al poker es que cada rival es diferente. La forma en la que juegas una mano contra un jugador tight (que juega pocas manos) es totalmente diferente a como lo harías contra un maniaco que juega muchas manos.

Por esta razón, la próxima vez que vayas a realizar la c-bet (apuesta de continuación) de forma automática, párate y piensa antes de actuar.

¿Cómo reaccionaría este oponente si yo paso?

6. Qué tiene tu rival

Los jugadores principiantes tienden a distribuirse en dos categorías. Aquellos que ni tan siquiera piensan qué es lo que puede tener su rival y los que intentan averiguar qué mano exacta tiene su oponente.

El siguiente paso (hacia delante) como jugador es comenzar a pensar en el rango de manos que puede tener tu oponente en relación a sus decisiones anteriores y a sus tendencias, actuando acorde a lo averiguado.

Frankland Apuesta
¿Qué te dice el tamaño de su apuesta?

Tener esto en cuenta puede ayudar mucho a la hora de pensar si hacer una apuesta de continuación o no hacerla.

Por ejemplo, si abro desde una posición media y la ciega pequeña ve mi apuesta, voy a pensarme dos veces qué hacer en un flop J-8-7 (con dos cartas del mismo palo) si en su rango le sitúo con parejas medias y proyectos, tanto de escalera como de color.

7. Qué puede significar el tamaño de su apuesta

Hasta ahora hemos hablado principalmente que somos los agresores, pero también es posible que hayamos sido quienes hemos visto una apuesta anterior.

Los jugadores tienden a cambiar el tamaño de su apuesta dependiendo de la fortaleza de su mano y de los proyectos que formen las cartas comunitarias sin ser capaz de ocultar lo suficiente qué es lo que pueden tener.

Hay muy pocos jugadores capaces de mezclar los tamaños de su apuesta ya sea su mano fuerte o débil, por lo que si prestas atención, es posible que puedas reconocer cuándo tu rival tiene una mano débil (si ya has analizado su forma de actuar).

8. Qué piensa él que tengo yo

Tener en cuenta qué es lo que piensa tu rival sobre ti (la imagen que tienes en la mesa) y la idea que tiene sobre cuál puede ser tu rango es incluso más importante que las cartas que tienes.

Los rivales más fuertes pensarán sobre las manos que puedes tener y tomarán sus decisiones basándose en dicha información.

Por esto, si tienes una mano débil pero la percepción que tienen de ti es que solo actúas con manos fuertes, tu rival pensará que tienes una buena mano, por lo que puedes aprovecharte de ello y atacar.

9. ¿Es una buena idea el “floating”?

Creo que flotar (conocido como float, intentar llevarte el bote contra un rival agresivo sin llegar al showdown) es un movimiento subestimado en el poker, principalmente entre los jugadores principiantes.

La idea es ver una apuesta en el flop sin tener una mano buena con la intención de llevarte el bote en una calle posterior.

Wong y Volpe
El poker es como un río, piensa en él como tal

La próxima vez que veas una apuesta débil de tu oponente y tengas en tu mano dos overcards (cartas sueltas de mayor valor que las comunitarias mostradas) puedes considerar el floating como una opción.

De esta forma podemos tener la suerte de que la carta del turn (o del river) haga pareja con una de nuestras overcards y hacer que siga faroleando para aumentar el bote o apostar en la siguiente calle ante la debilidad de tu rival (he comentado que ha hecho el oponente una apuesta débil) para que tire sus cartas y llevarte el bote sin llegar al showdown.

10. Mantén una mente abierta

Piensa en el poker como si fuese un río. Siempre está en movimiento y nunca estará completamente parado.

Es importante no permanecer en una rutina invariable. No hagas que el miedo o una forma de pensar demasiado cerrada paralicen tu crecimiento (como jugador de poker).

Prueba nuevas cosas en manos y situaciones en las que no estés del todo convencido sobre qué hacer y, ¿quién sabe?

Quizá encontrarás un muy buen movimiento que te dará la posibilidad de ganar más dinero.