De pros a principiantes: Stuart Rutter nos ayuda a dominar el Stud Hi

Stud Rutter
No subestimes la importancia de las cartas muertas

Interesantísimo artículo en forma de entrevista realizado por Lee Davy a Stuart Rutter centrado en el Stud Hi y en la gran importancia de las cartas muertas.

Lee Davy, gran jugador de poker y analista profesional, tuvo una gran actuación en el HORSE 8,80$ en el Micro Millions de PokerStars, donde finalizó en 4ª posición.

A pesar de ello no se considera un jugador experto en juegos mixtos, reconociendo que en muchas ocasiones se encontró ante situaciones que le hacían sentirse incómodo, principalmente en Stud Hi, donde según él indica tenía más preguntas que respuestas.

Aprovechando este contexto, Lee Davy ha pedido a Stuart Rutter su consejo, realizando un artículo en formato entrevista, el cual está publicado en la versión internacional de nuestra web y traducido a continuación, en el cual nos enseña a afrontar varios de los escenarios que un jugador se puede encontrar en Stud.

Todo depende de los robos

Lee Davy: Había veces en las que no estaba seguro de cuál era la selección de manos (iniciales) que debía tener para abrir una mano.

Stuart Rutter: Si estamos hablando de abrir una mano que ha sido foldeada hasta ti, entonces lo más importante en Stud es el robo.

Este juego depende principalmente en los robos. Después de ello está la posición en la mano, lo que más quieres es robar.

Stud Brunson
Stud es un juego de robos, tal y como Todd Brunson bien sabe.

Si la mano ha sido foldeada hasta ti y estás situado justo antes del jugador que ha tenido que pagar (en juegos como Stud, sin flop, uno de los jugadores tiene que realizar una apuesta obligada, al estilo de la ciega, dependiendo quién lo hace de la carta que hay a la vista), entonces puedes robar el “bring-in” (las fichas puestas por obligación) el 100% de las veces.

Este movimiento es realmente difícil de ser defendido por el jugador que ha puesto el bring-in.

Por esta razón, cuanto más tarde entres en acción, más robos debes hacer. Si tienes la carta más alta, en las últimas posiciones, debes querer robar todo el tiempo.

Si tienes un jack a la vista y todas las demás cartas de los jugadores son menores a tu carta, entonces debes intentar robar, incluso si tienes una mano realmente mala.

Lee Davy: ¿Por qué robar es tan importante?

Stuart Rutter: La razón por la que el robo es tan importante es porque los antes son muy altos. Cuando robas, tan solo con el hecho de completar, las probabilidades de ganar son 2 a 1.

Esto significa que si pones 20$ puedes llevarte 40$, o cantidades de las mismas proporciones, lo que significa que si sale bien el robo en una de cada tres ocasiones, entonces obtienes beneficios.

Por otro lado, en Stud es probable que estés un buen rato sin recibir una mano decente.

Lee Davy: ¿Qué es una mano decente?

Stuart Rutter: Manos con posibilidad de escalera o con proyecto de color como (4 5)7 tienen más valor en botes con varios jugadores.

Si los botes van a ser jugados en heads-up o como mucho entre tres jugadores, entonces Stud depende más de las parejas (y grupos de cartas).

Si continúas adelante en las calles, podrás observar que con frecuencia el objetivo es conseguir dobles parejas ya que estas ganan el showdown en un alto porcentaje de manos.

Si tienes un jack a la vista, completando una pareja con las cartas ocultas, entonces tienes una mano realmente buena. Pero si se muestra el jack y tienes una pareja de doses oculta, si los jugadores que hay detrás de ti tienen cartas bajas, entonces también es una buena mano.

Incluso si te enfrentas a una pareja de dieces, tu equity tampoco sería tan mala (algo así como un 38%). Tener una carta suelta alta puede contar como punto a favor ya que tienes la posibilidad de completar pareja de jacks, por lo que no estás en una mala situación en absoluto frente a una pareja de dieces.

Stud NLHoldem
Como en NL Hold'em, debes ajustar tu juego dependiendo lo loose que sean tus rivales.

La carta que suele ser derrotada en el showdown suele ser la que muestra dobles parejas más bajas, por lo que la pareja importante es la más alta, de modo que en el inicio es importante tener una carta alta.

Por ejemplo, si quieres robar con una pareja de seises, tu mano es mucho más fuerte si tienes un as como carta a la vista que cualquier otra como (6-6)-5 (la pareja está oculta y la carta mostrada es un 5).

La mano mencionada tiene buena pinta y puede hacer escalera, pero a no ser que estés en un bote con varios jugadores esta posibilidad (hacer escalera) no cuenta mucho.

Lee Davy: Cuando juego Stud Hi en niveles de apuesta bajos, intento jugar tight y jugar con buenas manos, pero parece que mis rivales juegan cada una de ellas, por lo que casi nunca gano un bote.

Stuart Rutter: O ellos están jugando todo el tiempo buenas manos (algo que es imposible) o están jugando demasiadas manos. Tú estás haciendo lo correcto al jugar tight.

Muchas veces tendrás un mal runneo y no recibirás cartas en un periodo largo de tiempo, por lo que te frustrarás, todo ello mientras ves que tus bring-in y antes se van llevando tu dinero, pero merece la pena jugar así (y lo verás cuando consigas tener una buena mano).

No hay muchos consejos y estrategias que coincidan entre NL Hold’em y Stud Hi, pero esta es una de ellas.

Si todo el mundo está jugando muy loose, entonces debes ser todavía más tight, si por el contrario tus rivales están jugando muy tight debes robar más.

Lee Davy: ¿Cuál es el mayor error que los jugadores cometen en Stud Hi?

Cada vez que ves una apuesta es una cantidad relativamente pequeña de fichas, pero un error en Stud tiene repercusión en el resto de calles y atrae más errores.

El primer error es jugar la tercera calle con manos débiles. Consiguen tener un proyecto en la cuarta y como es barato vuelven a ver, entonces ven de nuevo en la quinta calle.

En ese momento, como están cerca del showdown, continúan hasta el river. El error de jugar la tercera mano se ha convertido en una bola de nieve que ha ido creciendo hasta llevarse gran cantidad de fichas del jugador.

Stud Paciencia
Ten paciencia y tendrás tu recompensa.

Sé paciente y obtendrás tu recompensa.

Lee Davy: No tenía muy claro cuándo apostar o subir en caso de tirar un semi-farol.

Stuart Rutter: Digamos que tienes cuatro cartas del mismo palo en la cuarta o quinta calle. Es un semi-farol, pero además estás apostando por valor ya que la equity es realmente buena.

Si tienes un proyecto realmente fuerte se puede decir que estás subiendo por valor, especialmente si tienes proyecto de nuts (como por ejemplo un as en el proyecto de color) en un bote con varios jugadores.

Cada vez que consigues que uno de tus rivales ponga fichas en el bote estás haciéndolo bien. También debes considerar el estado de la parte visible de tu mano respecto a la suya.

Si tienes (T-9)-K-Q contra un jugador que muestra (x-x)-6-2, entonces definitivamente tienes que apostar, principalmente si el rey y la reina están a la vista.

Cuanto más fuerte sea la mano que muestras y más débiles las de tus rivales, más fácil debe ser para ti apostar.

Lee Davy: ¿Cuándo debería pensar en abandonar la mano?

Stuart Rutter: Si tienes un proyecto de color y continúas en juego, debes intentar mantenerte hasta el river.

Pero en caso de que tu rival pueda haber completado una buena mano (full o trío) y está apostando agresivamente, entonces debes abandonar la mano.

Otro momento para abandonar tu mano es cuando tu proyecto se queda prácticamente muerto y tan solo tienes dos o tres outs en la baraja. Debes hacerlo ya que no tendrías las odds para ver una apuesta.

Esto significa que las cartas muertas son realmente importantes. Si tienes (8-9)-T-J y ves que cuatro de los sietes y reinas que completarían tu escalera están en la mesa, entonces no tienes las odds suficientes.

Estate atento a las cartas muertas y juega en consecuencia. Esto es algo realmente nuevo para los jugadores de NL Hold’em ya que ahí no hay cartas muertas.

Lee Davy: ¿Cartas muertas?

Stuart Rutter: No puedes subestimar la importancia de las cartas muertas en Stud Hi.

Stud Cartas Muertas
Presta atención a las cartas muertas.

Conocer cómo utilizarlas es una cosa, pero lo primero que hay que hacer es saber recordar qué es lo que son. Esto tan solo viene con la práctica.

En las cartas de la tercera calle tienes a la vista un número de cartas, digamos que hay (puestas en orden) “2, 4, 4, 5, 9, J, J, Q”.

También debes tener en cuenta los palos de las cartas que hay fuera, por ejemplo “no hay picas y hay cuatro cartas de tréboles”.

Una vez que conoces las cartas muertas (las que están a la vista), es de vital importancia que las tengas en cuenta ya que de ellas depende la decisión a tomar. Digamos que tienes (A-9)-9 contra un jugador que ha apostado en una posición media y que muestra un jack, tu decisión dependerá de cuántos ases, nueves y jacks están muertos.

Una mano como (A 7)7 es más fuerte que (7 6)7 si no se tienen en cuenta las cartas muertas, pero si por ejemplo en dicha mano un siete, un as y cuatro tréboles están muertos (visibles en las manos de otros jugadores) será una mano más débil que la segunda, en caso de que no haya ningún seis o siete muerto, tan solo un trébol y todavía esté la posibilidad de hacer escalera.

En los juegos de Stud, tus actuaciones variarán dependiendo de las cartas muertas que haya.

Si tienes (A-7)-7-Q-J, pero cada una de las cartas que muestras estaban ya muertas (estaban a la vista en las manos de otros jugadores) en la tercera calle, un buen jugador no dará crédito a una apuesta que realices con esta mano y verá esta casi sin pensárselo.

Por otro lado, si tienes (J-7)-7-J y hay un jack a la vista, es posible explotar esta mano ya que el rival no esperará que tengas una jugada tan fuerte.

Lee Davy: Otro problema que tenía es que me faltaba entendimiento de cuándo debía intentar apostar de forma dura y cuándo estaba perdiendo fold equity.

Stuart Rutter: Tienes que estar atento al punto en el que los stacks efectivos (lo que queda en posesión del jugador tras una apuesta) que ambos jugadors estás “commited” con la mano (que ya no podéis tirar las cartas por todo lo que hay en juego y lo poco que queda sin estar apostado).

Si solo tenéis dos apuestas grandes para realizar, entonces casi con toda seguridad tanto tú como tu rival estáis commited con la mano, por lo que sería un error lanzar una nueva apuesta para intentar echarlo de la mano.

Stud Stack
Asegúrate de cerciorarte cuándo los stacks efectivos se hacen más pequeños.

Digamos que tú tienes algo más de fichas y tienes cuatro o cinco apuestas grandes en tu poder todavía. Si estás robando o apostando en la cuarta calle contra un rival que tiene una mano débil (a simple vista, tan solo con las cartas visibles), tienes muchas opciones de conseguir que tu rival abandone la mano.

Estás haciendo un movimiento en el que muestras que puedes realizar otras tres o cuatro apuestas grandes en las siguientes calles. Puedes hacer buenos semi-faroles en la quinta calle ya que él sabrá que le costará tres grandes apuestas más llegar hasta el final en la mano.

Le estás diciendo: “o abandonas ahora o tendrás que ver tres grandes apuestas más”.

Últimos blogs »