El European Poker Tour, ¿el maleficio del jugador de poker español?

EPT3

El European Poker Tour es, sin duda, la asignatura pendiente de los jugadores de poker españoles. Repasemos los mejores resultados de los españoles en el EPT.

En el mundo del deporte existen, o existían muchas maldiciones. Todos recordamos a la selección española en sus años previos a ganar cualquier título continental. Una fama de “pupas”, de la que todos los demás países del mundo se reían.

Sin embargo, esa tendencia ya cambió hace algunos años, aunque, para el poker, esa tendencia sigue estando presente cuando hablamos de los European Poker Tour, un título que aún no ha levantado ningún jugador español.

Pablo Gordillo5
Pablo Gordillo, en el EPT de Viena 2014.

Ha estado cerca, sin duda, y el ejemplo más reciente lo hemos tenido con Pablo Gordillo, quien se quedó a las puertas del Top-3 del Main Event del pasado EPT de Viena, lo que nos ha hecho recordar todos y cada uno de los españoles que han pasado por este prestigioso torneo que cumple diez años esta temporada.

Pioneros

El pionero en quedar en lo más alto de los Main Event de los EPT fue Rafael Piquer, quien se coló en el Top-20 del EPT1 de Barcelona en Septiembre de 2004. Habría que esperar mucho, exactamente dos años, para ver nuevamente un nombre español entre los veinte primeros. Fue en 2006, y nuevamente en el EPT3 de Barcelona. En este caso fue Margarita González la que se coló en la primera prueba de la tercera temporada en la ciudad condal.

Las cosas fueron mucho mejor para los españoles en 2007, cuando Juan Maceiras consiguió colarse en la novena plaza del EPT4 de Barcelona. Un éxito para el poker español en este torneo que iría seguido de otras alegrías en forma de resultados modestos de Héctor Fuentes o José Luis Navarro.

Rozando el podio

Pero el resultado que quedará grabado en esa temporada será la cuarta posición de Diego Pérez en el EPT4 de Alemania celebrado en Dortmund. El español consiguió colarse en la mesa final, donde se midió al imberbe Mike McDonald, quien acabaría alzándose con ese EPT y dejando las ganancias del español en 234.200€.

Juan Maceiras volvería a aparecer en escena esa misma temporada para quitarse el mal sabor de boca del EPT de Barcelona. Sería el EPT de Varsovia donde el jugador español llegaría a la mesa final para hacerse con un más que merecido sexto puesto tras ser eliminado en el Iimp-push por Mathias Viberg. Magnífica temporada la de ‘LocoBoy’, como le bautizó el mítico Daniel Negreanu.

Tras un cuarto curso muy prometedor, la quinta temporada del EPT no dejó demasiado para los españoles, que solo pudieron ver a Raúl Mestre, todo un clásico del circuito nacional, en una mesa final del Main Event. Sería en el EPT de Praga, donde el español entraría como shortstack. Mestre intentó doblar sus fichas con urgencia y fue el primero en caer.

Nuevamente sería el EPT de Barcelona el que traería alegrías para los españoles en la sexta temporada. Santiago Terrazas sería el primer español en colarse en la mesa final del Main Event, superando el mejor resultado hasta el momento, en manos de Diego Pérez, y aupándose hasta la tercera plaza después de que el británico Mark Goodwin –segundo- le eliminara.

Tras varios años en los que el segundo puesto parecía resistirse, el EPT7 de Barcelona vio como uno de los españoles conseguía rozar con la yema de los dedos el título en una prueba continental. Jesús Cortés tiene, hasta el momento, el honor de ser el mejor jugador español en un EPT. Cortés cayó en el heads-up frente al vencedor de esa prueba, el sueco Kent Lundmark, al que no pudo derrotar después de varias malas manos.

Ese mismo año, Juan Maceiras conseguiría acceder a su segunda mesa final de un Main Event. El gallego aprovechó el traslado de la Gran Final del EPT, que se trasladó a Madrid esa temporada, para acabar en quinta posición.

La mejor temporada

Una buena temporada que continuaría su racha con la octava parada del circuito europeo en Barcelona. Hasta cuatro españoles, se colaron en la mesa final del EPT8 de Barcelona, sin que ninguno de ellos se hiciera con la victoria final.

Raul Mestre
El jugador Raúl Mestre.

Raúl Mestre (4º), Tomeu Gomila (5º), Dragan Kostic (2º) y José Manuel Pérez (7º) fueron los representantes hispanos en la mesa final, pero ninguno de ellos pudo sobreponerse al germano Martin Schleich, quien se llevó la pica para casa.

Pese al sabor agridulce que dejó este EPT, los resultados de los españoles mejoraron considerablemente en esta temporada, que ha sido, sin duda, la mejor de la historia de los EPT para los jugadores nacionales.

Juan Manuel Pastor, miembro del Team PokerStars Pro de España, finalizó cuarto en el EPT disputado en Londres. La voz del poker en la televisión española cayó ante uno de los clásicos del panorama internacional, Benny Spindler.

La sorpresa de ese año nos la llevamos con Guillem Usero. Con tan solo 21 años, el español consiguió acabar en cuarta posición en el EPT de Praga cayendo derrotado por el campeón de ese evento, Martin Finger.

Ricardo Ibáñez, quinto en el EPT de Madrid, César García, sexto en el EPT de Berlín, y Daniel Gómez, octavo en la Gran Final del EPT en Montecarlo, fueron los otros resultados cosechó el poker español en su mejor temporada en el campeonato europeo.

En la temporada pasada, solo dos mesas finales para los españoles, que tuvieron que ver como Samuel Rodríguez, en el EPT de Barcelona, y Diego Gómez, en el EPT de Praga, consiguieron llegar a las mesas finales en la novena temporada.

Estos resultados, unidos a los de Ka Kwan Lau, en el EPT de Praga, y de Pablo Gordillo, en el EPT de Viena, dejan un total de 19 mesas finales sin título. Un bagaje demasiado duro para el jugador español, que cada vez cuenta con más presión para hacerse con el primer entorchado para nuestro país, que se sitúa a la cola de los países europeos en esta clasificación.

Veremos si el EPT de San Remo y la Gran Final del EPT de Montecarlo consiguen llevar la anhelada pica para España en esta décima temporada.

Últimos blogs »