El poker se abre a los Gays

Poker Gay

El poker es un deporte considerado machista debido al escaso número de jugadores hembras y las pocas personas gay que participan, pero algo está cambiando.

El poker continúa su evolución hacia la pluralidad en un viaje continuo, aunque para muchos este sea demasiado lento con la presencia de más (y mejores) mujeres y por su incipiente apertura al mundo gay.

A pesar de que todavía se puede considerar un juego para hombres, una clara muestra de ello es que según los datos de las World Series of Poker 2013 solo un 5,1% eran mujeres, poco a poco la calidad de las jugadoras y sus éxitos están consiguiendo atraer a más participantes femeninas.

Las mujeres han conseguido hacerse un hueco en el poker y en la actualidad la gran mayoría de las jugadoras de poker son respetadas exactamente igual que sus compañeros masculinos, un logro que hace tan solo unos años parecía muy lejano.

Jugadores profesionales reconocidos como gays

A pesar de que los torneos de poker y las mesas de los casinos no ofrecen ninguna restricción a los jugadores gais e incluso la mayoría de los jugadores de poker son considerados como personas abiertas de mente y nada homófobas, es difícil encontrar a jugadores considerados gays en el mundo del poker.

El colectivo LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales) cree que ayudaría a impulsar todavía más el poker si se incidiese un poco más en que el poker es un juego para todos y varios de los jugadores más conocidos del mundo se declarasen gais.

De esta forma aquellos que tuviesen dudas sobre si se sentirían excluidos en caso de declararse gais o bisexuales observarían que sus miedos son erróneos.

El poker es un deporte o juego en el que el jugador esconde sus cartas al resto para conseguir el máximo beneficio con ellas, pero para el colectivo LGBT solo debe hacerse en las mesas y no fuera de ellas ya que el poker ganaría más si todos mostrasen sus cartas (preferencias sexuales) sin miedo.

Selbst fue y es el primer icono gay del poker

Vanessa Selbst es considerada una de las mejores jugadoras de poker de toda la historia, incluso para muchos es la mejor como así muestra el total de premios en torneos donde es la primera mujer en la lista de ganancias (37ª en el global) con más de 8 millones ganados, pero además es respetada y admirada por ser la primera jugadora profesional en declararse gay.

Vanessa Selbst Ganadora

La vida de Vannesa Selbst cambió en abril de 2010 cuando durante el torneo perteneciente al NAPT (North American Poker Tour) disputado en Mohegan Sun Uncasville, varios amigos aparecieron en el torneo con pancartas que decían “soy gay por Vanessa” y entre ellos estaba su novia.

Vanessa, lejos de avergonzarse se lo tomó con naturalidad e incluso insistió en que su pareja posase junto a ella tras la victoria en el torneo, por lo que se presentó al mundo del poker como lesbiana a lo grande y con los 750.000$ reservados para el primer puesto.

Vanessa ha sido desde entonces el icono único de la comunidad LGBT (hasta que Jason Somerville saliera del armario en febrero del año pasado) y tal y como ella describe no ha tenido problemas por ser lesbiana, sino todo lo contrario.

A pesar de ello Vanessa todavía se muestra crítica con el mundo del poker porque incluso estando ya en 2013, todavía se trata de forma discriminatoria a las mujeres en algunos torneos.

La jugadora de 29 años y dueña de dos brazaletes de las WSOP se casó finalmente el pasado 24 de agosto tras haberse comprometido durante el transcurso del PCA 2013 ya que según la jugadora esto le daría suerte para el torneo. Tan solo unas horas más tarde de su anuncio consiguió la victoria y más de 1,4 millones de dólares en el High Roller de 25.000$.

Somerville: el primer hombre gay del poker

Jason Somerville, ganador en 2011 de un brazalete de las World Series of Poker y uno de los jugadores profesionales más reconocidos, decidió seguir los pasos de Vanessa Selbst y declararse oficialmente gay.

Jason Somerville

Coincidiendo con el día de San Valentín en 2012, el jugador se mostró al mundo tal y como es y con un post en su blog Jason Somerville se decidió a salir del armario, rompiendo así la barrera que parecía que permanecería para siempre.

Jason se convertía de esta forma en el primer hombre gay del mundo del poker y a pesar de que se creía que con su declaración serían muchos los que saldrían del armario, hasta ahora nadie más ha seguido sus pasos ni los de Vanessa Selbst.

Ambos han podido comprobar que el mundo del poker no cierra sus puertas a los jugadores gais y quizá pronto haya algún jugador más que muestre al mundo que ser gay o lesbiana no es un impedimento para convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo ni para ser tratado de forma natural en las mesas de poker.

Primer torneo de poker para gais

Durante varios años, principalmente hasta que Somerville se consideró gay, han sido muchas las especulaciones que convertían a Daniel Negreanu o Tom Dwan entre otros como jugadores gais tal y como el propio Jason escribió en su post comentando además que ellos eran heterosexuales.

Gay Bandera

El mundo del poker cree que el próximo febrero puede ser el día en el que el “poker mostró su respeto a los gais” ya que se va a celebrar una serie de seis torneos en San Francisco denominado GPT (Gay Poker Tour), los cuales están destinados solo para gais.

A pesar de que muchas mujeres y jugadores de poker han criticado que existan este tipo de torneos discriminatorios incluso cuando ayuda a los colectivos minoritarios a tener su espacio en los medios especializados, se cree que este torneo puede ser un acierto ya que puede ser el día que el poker elimine los muros y varios de los jugadores profesionales salgan del armario.

Por el momento se tiene constancia de que hay tres jugadores profesionales registrados: dos hombres y una mujer, lo que significa que con casi total seguridad (si no se echa atrás) haya un nuevo nombre que se añadirá a los de Vanessa Selbst y Jason Somerville.

El mes de febrero de 2014 puede pasar a la historia como el momento en que el poker se abrió definitivamente al colectivo LGBT.

El mundo del deporte sale del armario

A pesar de que poco a poco se van conociendo casos de jugadores declarados gais, el mundo del deporte todavía está anclado en el pasado y son muchos los prejuicios que todavía existen y que obligan a los jugadores a permanecer dentro del armario.

Orlando Cruz

Por suerte este oscurantismo parece ir desapareciendo y son varios los “primeros pasos” que se están dando como Orlando Cruz, el primer boxeador declarado gay que ha luchado por conseguir el título mundial y que perdió la pelea por el cinturón de campeón el pasado 12 de octubre, justo un año después de salir del armario.

El boxeador, a pesar de perder el combate, ha sido aplaudido por todo el colectivo gay y por gran parte del mundo del deporte.

Otro gran paso ha sido el de Jason Collins, el cual ha sido el primer jugador de la NBA que ha confirmado que es gay, siendo no solo el primer jugador de la liga profesional de baloncesto de EEUU en hacerlo, sino el primero de todas las grandes ligas: NFL, NHL, MLB y NBA.

En el futuro estos jugadores serán recordados por dar el primer paso para conseguir un mundo en el que el respeto por los demás, sea cual sea su condición sexual, sea un hecho.

Últimos blogs »