El poker, un gran recurso en los negocios

Fichas poker

Poco a poco, el poker va más allá de las mesas de juego. Su filosofía o manera de entender el juego va más allá y se cuela de lleno en el mundo de los negocios y empresas como un modelo aplicable de éxito.

Decía el filósofo alemán, Arthur Schopenhauer, que “el destino mezcla las cartas, y nosotros las jugamos”. Una frase que vendría de perlas para hablar de la influencia que, cada día más, tiene el poker dentro del mundo empresarial.

Como en el poker, en el mundo de los negocios podemos encontrar distintos tipos de jugadores o personas. Gente que es fría, que le gusta calcular cada movimiento al más mínimo detalle, gente alocada que arriesga sin tener en cuenta las posibles consecuencias negativas (All-In), o gente conservadora, que mira por cada uno de sus recursos.

Y es que encontrarte con este tipo de jugadores en una partida de poker suele ser de lo más habitual. Hasta tal punto ha llegado la comparación entre el poker y el mundo de los negocios y finanzas, que la propia Universidad de Harvard (EEUU) ha incluído entre sus programas empresariales la asignatura llamada “Strategical Poker Thinking”.

Mucho se ha escrito sobre la comparación entre el poker y los negocios. Tanto es así que os repasaremos cuáles son los aspectos fundamentales que se suelen destacar a la hora de afrontar el modelo del poker en los negocios.

1 – Oportunidad: Al igual que pasa en el mundo del poker, el mundo empresarial se basa, fundamentalmente, en aprovechar la oportunidad en el momento adecuado. En el poker debes elegir la mesa donde debes jugar, mientras en la empresa tienes que elegir el escenario de actuación. En ambos casos siempre tienes la oportunidad de cambiar de mesa/escenario para buscar otras oportunidades.

2 - Gestión de Recursos: En el mundo empresarial, invertir para ganar una rentabilidad es una máxima fundamental. En una mesa de poker puedes invertir según veas tus opciones en la mesa de juego. Aunque una de las claves para este punto es la mentalidad del empresario/jugador. Tanto en la empresa como en el poker, siempre suele tener más éxito el que se toma la partida/inversión como una carrera a largo plazo o de fondo.

3 – Renovación de conocimentos: El mundo está hecho para la gente que se mueve, que está activa. Un conocimiento, tanto del juego como de la empresa, no te permitirá ganar siempre. Hay que innovar, conocer las nuevas tendencias, y, sobre todo, fallar para aprender de los errores. El aprendizaje práctico es algo fundamental tanto en la mesa como en el escenario de negocios.

4 – Estrategia: Este es, quizás, uno de los puntos donde más se puede parecer el poker y los negocios. La estrategia de cada jugador o empresario debe ser fiel, además de tener una reputación cuidada. En este sentido, un jugador que suele ir mucho de farol finalmente suele convertirse en uno perdedor a la larga. Lo mismo pasa con aquellos empresarios que no cumplen lo establecido y acaban por desmoronar su empresa. Como en el punto de gestión de los recursos, pensar a largo plazo puede ser una de las claves.

Estas cuatro máximas son, en definitiva, alguno de los consejos que pueden aplicarse tanto como para el poker como para la empresa. Si les ha sabido a poco, también se pueden encontrar estudios sobre cómo aplicar distintas jugadas del poker como faroles (bluff), subidas de apuestas (raise) o retiradas (fold) al mundo de los negocios con éxito.

Últimos blogs »