El sexismo en el poker: Artículo de opinión centrado en este aspecto

Sexismo Basta

Nuestro compañero de PokerListings.com y responsable del poker en Europa Dirk Oetzmann ofrece su visión del sexismo en el poker con un interesante artículo.

Dirk Oetzmann es uno de los hombres más importantes de PokerListings en Europa y, por tanto, su opinión es realmente importante tanto para nosotros como para el mundo del poker en general.

Por esta razón, hemos considerado importante conocer su punto de vista sobre el sexismo, un tema que está en el candelero en las últimas fechas y del que se escuchan todo tipo de opiniones continuamente en los torneos y foros de poker.

Por Dirk Oetzmann:

El discurso del sexismo machista contra la mujer en el poker está tomando cauces equivocados. Es tiempo de dar al debate un poco de realismo.

Antes de nada quiero aclarar una cosa: no quiero denigrar (ni degradar) ninguno de los trabajos mencionados a continuación.

Creo que todos ellos han aportado muy buenas contribuciones a la discusión general, pero algunos de ellos ahondan demasiado poco en el tema.

Cuando el sexismo es sexismo

¿Has leído el artículo de Cate Hall en el que habla de lo que tiene que soportar una mujer en la mesa? Deberías. Ella comenta que el poker está perdiendo al 50% de sus jugadores debido a que algunos hombres estúpidos alejan a las mujeres.

Por supuesto, las mujeres no deberían de ser molestadas en la mesa de poker, pero todas las personas son víctimas de esto en algún momento, los hombres también.

El sexismo es una forma de intimidación y esta es una herramienta que muchos jugadores intentan utilizar para dominar su mesa.

¿Has leído el artículo “Le Pig” y el terrible comportamiento de la gente del que habla Ken Lennaard en su serie de artículos?, ¿cómo pueden los hombres actuar así contra otros hombres? ¡Es horrible!

Ninguno de esos hombres va a actuar de forma amistosa y educada en la mesa tan solo porque haya una mujer en la mesa.

Cate Hall
Cate Hall

Hay una razón por la que el poker está considerado como un gran igualador: todo el mundo en la mesa es igual, independientemente de su raza, su clase, su edad o su cultura, ¿por qué iba a excluir el género esta lista?

Intimidar significa intentar encontrar tus puntos débiles para poder explotarlos. Aparentemente, algunos hombres piensan que el hecho de ser mujer es en sí mismo una debilidad, por lo que intentan explotarla.

No está bien, no es lo correcto, pero es parte del juego. Los objetivos fáciles no duran mucho en las mesas de juego.

Como nota añadida, si alguien viene y “pone su sudorosa mano sobre mí” (Hall), ¿significa eso que quiere darte la mano?, ¿es una forma de intimidación?

La presión de Kristy Arnett

En un Vlog reciente, la antigua presentadora de PokerNews Kristy Arnett expuso en detalle cuánta presión ha sentido en ocasiones en el mundo del poker y los detestables comentarios que ha recibido de cobardes anónimos en foros.

Nadie debería ser tratado de esa forma y eso me hace sentirme cabreado. Aun así, no creo que esto tenga que ver mucho con poker. Sería exactamente igual dentro de una oficina, en un restaurante, en algún concierto o en algún espectáculo deportivo. Un imbécil lo es en todos los sitios.

¿Recuerdas el vídeo de Shoshana Roberts caminando por Nueva York? Esta es una demostración dura del acoso que (las mujeres) reciben en la calle todos los días, siendo incluso peor por los innumerables comentarios en los que los hombres rechazaban esto (que esta fuese la realidad) o incluso criticando que fuese tan duro y terrorífico.

Me imagino lo que estos “comentaristas” pensarían si lo que le pasó a Roberts le pasase a sus novias, mujeres o hijas.

Kristy Arnett
Kristy Arnett

Además hay multitud de vídeos con gran cantidad de gente caminando por diferentes lugares y los resultados son tristemente similares.

Pero hay uno en el que “ella responde” y rápidamente descubre los debiluchos que se esconden detrás de las grandes palabras. Esta es la forma con la que las mujeres necesitan tratar las agresiones masculinas.

La empatía de Lee Davy

Nuestro escritor Lee Davy ha alcanzado una solución al problema: la empatía. Reconoce tu propio comportamiento machista, piensa en cómo superarlo y ten un poco más de respeto. Principalmente, no seas un fulano cualquiera.

Pero incluso pensando que la solución de Davy es brillante, tengo miedo que sea también un poco simplista e ingenua ya que Lee Davy es una persona razonable e inteligente, pero para ser honestos, no todo el mundo puede encuadrarse dentro de esa categoría.

Incluso una frase como “mira esa chica caliente” (Davy) puede ser considerada sexista – o quizá simplemente coloquial – pero, ¿has escuchado alguna vez a las mujeres hablar de los hombres? Escucharías cosas que harían que te explotasen los oídos.

Es un reproche común (y justificado) que los hombres ven como un objeto a las mujeres y las clasifican por cómo se ven, haciéndome sentirme mal también cómo hay muchos hombres que aparentemente no saben distinguir entre “mirar fijamente” a alguien o simplemente “mirar de pasada”. No es sexista mirar a nadie.

Aun así, tengo la impresión de nuevo de que esto no es solo una cosa masculina. Un ejemplo es la historia de Jeremy Meeks.

Este hombre varias veces preso, arrestado por posesión ilegal de armas de fuego, haber agredido y violado a una chica de 16 años, así como otros delitos terroríficos, ahora tiene más de 230.000 likes en facebook tan solo por su atractivo y por sus ojos azules.

Cuando Patrik Antonius todavía se dejaba ver por los eventos EPT, a menudo estaba rodeado de chicas, estuviese en el lugar que estuviese. No creo que esto fuese debido a sus habilidades pokerísticas.

Para ser honestos y claros. No estoy diciendo que las mujeres son exactamente igual que los hombres, no lo son. Tan solo quiero aclarar que no solo es blanco o negro, que hay multitud de comportamientos intermedios y diferentes.

Respeto

Toma esta frase de Scott Seiver por ejemplo, alguien que sin duda alguna no puede ser considerado misógino.

Natasha Barbour
Nathasha Barbour

Una vez dijo en una entrevista que no le gustaba que la gente dijese que Vanessa Selbst es “una de las mejores jugadoras del mundo” ya que consideraba este un comentario despectivo.

Seiver continuó y dijo: “ella es simplemente uno de los mejores jugadores del mundo. Punto final”. Mientras que Seiver dejó claro el gran respeto y aprecio que tiene por Selbst en la comunidad, también expuso (sin intención alguna) que “mujer” y “debilidad” son sinónimos en poker.

Esto no debería ser así, pero hay una razón para ello: es una falta de respeto. Aun así, el respeto es algo que uno tiene que ganarse, algo que afecta a todo el mundo y hay que tener en cuenta que en la mesa de poker ocurre igual que en el resto de situaciones en la vida. El respeto no viene solo, hay que ganárselo.

El gran nivelador (igualador), ¿recuerdas? La falta de respeto hacia las mujeres puede tener diferentes formas, pero no está limitada tan solo a ellas.

Todo el mundo te dirá lo importante que es la imagen en el poker. Un joven con hoody (sudadera con capucha) y gafas de sol, el que va con camiseta hawaiana y bermudas o el hombre con traje, todos ellos estarán encuadrados en una categoría y serán tratados de forma diferente.

Las mujeres no pueden esperar “no ser tratadas de las misma forma” (en definitiva, que probablemente sean tratadas de forma diferente).

En el poker, el respeto viene con el éxito. Nadie faltaría al respeto a Vanessa Selbst en una mesa de poker en todo el mundo, como tampoco nadie falta al respeto a Vicky Coren, la periodista/presentadora de televisión/doble ganadora del EPT.

A la gente le gustaría faltar al respeto a Phil Hellmuth por sus payasadas, pero no pueden. Él es demasiado bueno.

Natasha Barbour, quien también tiene un blog de una mujer en el poker tiene razón cuando al comentar el texto de Cate Hall dice:

“Aprendí entonces que si juegas con chicos (hombres) no puedes cabrearte con ellos si te ‘machacan’ haciendo su juego. Al menos por ahora, el poker es principalmente un juego de hombres”.

Para terminar, debo decir que no tengo excusas para los comportamientos impropios y me gustaría que estos no existiesen, pero si quieres respeto en la mesa de poker, debes ganártelo

Es un duro camino para tener una vida fácil.