No-Limit Texas Holdem

Grant Hinkle

Guía estratégica de No-Limit Texas Hold'em (con dinero)

Introducción

El fin de este artículo es ayudar a los jugadores principiantes e intermedios a mejorar su juego. Las estrategias y conceptos que se sugieren en este texto se refieren a juegos sueltos fuera de torneo (8 a 10 Jugadores).

No-Limit Texas Hold'em normalmente se juega en torneos, aunque ha ganado mucho terreno durante los últimos años, dentro de los juegos con dinero debido al auge de los torneos. Otra razón por la que está aumentando su popularidad, es que al contrario que los casinos, las salas de póker online están mejor posicionadas para albergar estos juegos. Esto se debe a que los jugadores se arruinan con más frecuencia y tienen que ser sustituidos con más frecuencia y con ello la comisión total baja. Para un casino esto supone un problema, mientras que para una sala de póker online el proceso de lograr nuevos jugadores es más sencillo y rápido.

No-Limit Texas Hold'em no es recomendable para principiantes, ya que el juego requiere y pone más prima en los juegos duros y agresivos. También, implica habilidades de lectura del juego avanzadas que permitan "jugar con lo jugadores " más que con las cartas. Si nos interesa intentar jugar al No-Limit Texas Hold'em como principiante, es conveniente comenzar en torneos baratos sin límite. De esta forma se arriesgará una cantidad modesta por sesión de juego y se aprenderá a la fuerza un juego de estilo fuerte y agresivo (ya que es el estilo generalmente preferido en los torneos).

Hay que destacar que existen varios estilos de juego capaces de ganar dinero en No-Limit Texas Hold'em. Es muy posible, que en un buen juego, un gran jugador pueda ganar dinero a largo plazo jugando en cada mano, pero ese mismo jugador puede recolectar lo mismo simplemente jugando en el 15% de las manos.

Diferencias entre Limit y No-Limit Texas Hold'em

Las principales diferencias entre No-Limit Texas Hold'em y Limit Texas Hold'em implican la posición y el valor de cada mano. La posición es mucho más importante en No-Limit ya que las decisiones que se toman tienen mayor impacto en nuestra pila de fichas. Si en No-Limit se engaña a alguien con la ayuda de la posición, se pueden ganar todas las fichas del rival mientras que en Limit simplemente se recolectarían algunas apuestas más. Cuando se juega a No-Limit las grandes combinaciones como AK, AQ y KQ decrecen su valor ya que cuando se juega a este tipo de manos es más posible ganar pequeños botes y perder botes mayores. Además, todas las parejas incrementan su valor cuando se juega a No-Limit ya que se puede doblar a tu oponente cuando se consigue un conjunto. Las parejas altas, AA y KK, incrementan también su valor al jugar a No-Limit ya que aquí también se tendrá la oportunidad de pillar al rival y llevarse todas sus fichas.

En No-Limit es importante llevar la cuenta del dinero que tanto uno mismo como los rivales tienen en la mesa. La variación respecto a la pila de fichas afecta en gran medida la forma de jugar el juego. Algunos ejemplos son como a continuación:

  1. Tenemos 500$ y nuestro rival tiene 25$, y las apuestas ciegas son entre 2$ y 4$. Nos encontramos sentados en la ciega grande con J-10s y su oponente mete todas desde la mano. El resto de jugadores pasan. Seguramente esta es una situación en la qué deberíamos pasar ya que tenemos la posición más débil y arriesgar 21$ para ganar sus últimos 25$ no es una jugada muy rentable. Si nuestro oponente también tuviera 500$, entonces apostar sería una opción respetable puesto que existe la oportunidad de ganar 500$ arriesgando otros 21$. La decisión de apostar o no depende de cómo juegue nuestro rival después de descubrir las cartas.
  2. Tenemos 1.000$ y nuestro oponente tiene también $1.000, y las apuestas ciegas son entre 2$ y 4$. Tenemos QQ y apostamos 20$. Nuestro rival que va detrás de nosotros, mete todo con sus 1000$. Deberíamos pasar salvo que sepamos que nuestro rival no lleva ni AA ni KK. Si nuestro oponente realizó la misma jugada pero tan solo con 60$, deberíamos ver su apuesta de todo dentro con la esperanza que no tuviera AA o KK.

Habilidades clave para llegar a ser un buen jugador de No-Limit Texas Hold'em player

  • Selección de manos estricta (paciencia y disciplina)
  • Buena selección de mesa (muy importante en todos los juegos de póker)
  • Disciplina (la habilidad de esperar a tener una buena mano)
  • Leer a los oponentes
  • Valor para apostar, subir apuestas o ir a las jugadas (agresivo en las salidas y cuando se perciben las mejores cartas)
  • No ser vulnerable para no volverse loco

Principales consejos y errores comunes

Principales consejos sobre No-limit Texas Hold'em

  1. Jugando muchas veces de mano: se trata de un juego NL normal de entre 2$ y 4$ debe tenerse un porcentaje de apuestas iniciales vistas de entre 20 y 30%. Esto implica pasar con AJ de mano, K-10 en posición intermedia y Q-10 en posición última.
  2. Selección de mesa: únicamente jugar en juegos en que se sea bueno. Es conveniente tener al menos dos jugadores débiles en la mesa que entremos.
  3. "Jugar con los jugadores": hay que asegurase que hacemos una valoración rápida de los oponentes: quien juega a la baja, quien pasa con apuestas fuertes, quien apuesta con descartes, quien apuesta alto con jugadas flojas, a quien se puede farolear, quien es farolero, etc.~[!
  4. "Subir o pasar": pasar o subir la apuesta (si tenemos la jugada de cara). Se debe intentar ir salvo que se tengan buenas razones (como para pillar a un oponente).~[!
  5. Respetar la mayoría de las apuestas fuertes o subidas: esto es particularmente cierto con el turno y sentido ya que la mayoría de los jugadores no farolean.

Errores comunes en No-Limit Texas Hold'em

  1. No pasar con una buena mano cuando haya apuestas fuertes, y (para no) perder todas las fichas en una mano.
  2. Ver con cartas malas una apuesta.
  3. Jugar demasiadas jugadas iniciales.
  4. No subir antes de destapar las cartas teniendo buenas cartas (poner presión sobre los que no las tienen tan buenas) y después ir demasiado lejos cuando se descubran.
  5. Apostar por encima o debajo del bote (arriesgando demasiado para ganar poco o no protegiendo la mano).

Juego antes del destape (pre-flop)

Orden de manos para No-Limit Texas Hold'em

Las mejores manos para un principiante en NL son:

  1. Las parejas AA a 22.
  2. Las buenas combinaciones consecutivas AKs & AQs.
  3. Las buenas combinaciones AK & AQ.

Requisitos de la mano inicial

Estos requisitos funcionan muy bien para el estilo de juego fuerte y agresivo. Para los jugadores con menos experiencia es una muy buena manera de comenzar.

Hay que evitar jugar las manos marginales, ya que habrá que adivinar mucho y nos haría vulnerables. Si nunca se ha jugado a NL antes, se recomienda simplemente jugar con parejas AA a 22, AK y AQ. Con estas manos, no sera fácil verse atrapado en muchas situaciones difíciles y aun así se podrán ganar grandes botes. Jugar únicamente a estas mano requiere gran disciplina ya que no se estará implicado en demasiados botes. Jugar con esta estrategia dará mucho tiempo para estudiar a los jugadores según se juega.

Esta tabla muestra mínimas manos requeridas por posición en un juego fuerte y semi-agresivo.

Mínimas manos requeridas al afrontar un bote elevado
# Jugadores que siguen Sin parejas Parejas
9 (de mano) AK 99
8 AQ 88
7 AQ 77
6 AJs 66
5 A10s 55
4 A9s, KQs 44
3 (final) Axs, KJs 33
2 (botón) Axs, KTs, QJs, JTs 22
1 (SB) Axs, K9s, QTs, J9s 22
0 (BB)

Como modificar la mesa en base a la acción anterior:

  • Si delante hay varios que van, solo se podrá subir con buenas manos, como AK y AA-JJ, y simplemente ir con manos marginales ya que estas pueden funcionar en botes de varios.
  • Si el bote ha crecido, hay que considerar quien lo subió y decidir si ir, subir más o pasar. Si fue un jugador duro, habrá que subir de nuevo o pasar. Si fue un jugador flojo, será mejor simplemente verlo, ya que se tendrá una buena oportunidad de ganar un buen bote si el flop es bueno. A los jugadores duros se les subirá con AK y AA-JJ en un intento de achantarlos y ganar el bote directamente, en caso contrario mejor pasar. De cara a los jugadores más flojos es mejor inclinarse a simplemente ver las subidas con parejas, AK y AQ, pero solamente si se tiene una posición buena y si parece que se terminará en un cara a cara, en caso contrario mejor pasar. Esto se hace así para pillarlos tras el flop cuando se consiga una buena mano en vez de achantarlos directamente en el pre-flop.

Ver o subir:

  • Subir con AA-QQ, AK y AQs en cualquier posición.
  • Básicamente, el resto de manos es para simplemente ir. Y aunque se pueda subir con ellas cuando se trate de defender las apuestas ciegas, también se podría hacer si se es el primero en ir en una posición retrasada.
  • Opcionalmente es conveniente mezclar el juego subiendo, yendo o volviendo a subir con manos que generalmente no se haría. Esto es preferible antes que parecer demasiado predecible.

Consejo general para el pre-flop

  • La mayor parte del tiempo se debería subir o volver a subir con parejas altas (AA-QQ) y las mejores combinaciones (AK, AQs) de tal forma que quien tenga parejas bajas y combinaciones varias pague para acudir al flop. Conviene recordar, que normalmente tendrán la oportunidad de doblarnos si tienen alguna coincidencia (aunque muchos principiantes no se dan cuenta de esto y pasan en el pre-flop).
  • Agarrarse a las buenas manos. Se paga muy caro el "perseguir" jugadas de segunda clase en el NL.
  • Mantener la mayoría de las subidas entre un 70% y 100% (haciendo que sea 3 veces la apuesta ciega grande quedando generalmente en una apuesta sobre el 80% del bote) para así ahorrar dinero cuando se nos suba de nuevo o vayan con mayores posesiones. Si alguien ha visto la apuesta antes que nosotros, debemos subir entre 4 y 6 veces la apuesta ciega grande.
  • Respetar a los jugadores fuertes (por ejemplo, pasar con AQ si la mano apuesta fuerte).
  • Cuando haya jugadores débiles metidos en el bote, conviene ir y esperar que pasen.

Juego en el destape (flop)

El juego con el flop es muy importante en No-Limit Texas Hold'em. La clave se encuentra en determinar la fuerza relativa de las cartas que llevamos. A lo largo del tiempo, es crucial desarrollar la habilidad para soltar buenas manos cuando se piense que son las segundas mejores. Apostar será el movimiento natural para proteger una buena mano cuando se tiene la oportunidad de hacer que los oponentes pasen. Normalmente en el flop habría que "subir o pasar".

Es extremadamente importante evaluar siempre la fuerza ralativa de la mano que llevamos en el flop.

Para decidir la acción correcta es muy importante tener en mente diversos factores:

  1. Qué se logró y cual es la fuerza relativa (escaleras, color, conjunto, parejas, etc)?
  2. ¿Quien, si lo hubo, subió en el pre-flop (normalmente se esperará otra apuesta)? ¿Qué clase de jugador es?
  3. Qué lugar se tiene respecto a quien subió?
  4. Número de jugadores (es difícil ir de farol contra 3 o más oponentes y existe mayor probabilidad que alguien tenga una buena mano)?
  5. La cantidad de fichas que tenemos y la de cada uno de nuestros oponentes

Al afrontar una apuesta es mejor pasar salvo que se tenga una buena razón para dudar de la fortaleza del contrario. Según se van "estableciendo las apuestas", es crucial tomar la decisión conveniente. Conviene recordar, que el oponente podría tener cualquier cosa desde una mano ganadora hasta incluso nada; aunque nuestra mano fuese decente podría ser inferior a otras muchas similares.

Por supuesto que no siempre se pasará. De hecho, de vez en cuando habrá que jugar distinto con una subida cuando se tengan buenas posibilidades de tomar la delantera o se piense que el oponente es débil. Consecuentemente, estaremos "estableciendo las apuestas " y forzando al oponente a tomar una decisión (y un posible fallo).

Hay que intentar no ir salvo que se tengan muy buenas rezones para hacerlo (como jugar despacio o apostar por una gran mano para llevarse el bote de varios). Rara vez se lograrán las apuestas que persigan "posibilidades" yendo en NL, salvo que los oponentes apuesten muy poco o dejen cartas libres. Yendo con cartas mediocres se entrará en un "juego de adivinanzas", en el que será necesario leer bien a los oponentes y "hacer movimientos" para lograr el éxito.

Situaciones típicas en el destape (flop)

Éstas son cuatro situaciones típicas en el destape (flop):

Mano muy fuerte (Dos mejores parejas, conjunto)

  • Conviene jugar despacio de forma descoordinada para hacer que entren los contrarios, con faroles o con manos segundas mejores.
  • Sin embargo, si la mesa está coordinada y varios jugadores entran, habrá que apostar por encima del bote para que tengan que jugar para desbancarnos. Cuanto mayor sea la apuesta, mayor el error. Y así es como se logra dinero en póker: dejar que el resto pague para perseguirnos.

Mano fuerte (más que parejas, la mejor pareja un A de inicio, etc.)

  • Generalmente, habrá que apostar el tamaño del bote para protegerlo (por ejemplo, sacando las cartas altas y haciendo pagar a quien vaya).
  • Sin embargo, puede ser que haya que soltar este tipo de manos cuando alguien apueste mucho o suba. En estos casos, alguien podría llevar una pareja mejor, conjuntos o combinaciones que hubieran casado en el flop para lograr dobles parejas. Normalmente ¡no apoyaríamos las mejores parejas con todas nuestras fichas!
  • Si se apuesta y nos corresponden en varios puntos, habrá que decidir si nuestra mano es la mejor o no, ya que no es normal que todos los oponentes apuesten.

Mano media (pareja media con un A de inicio, pareja de segundas, etc.)

  • La mayoría de las veces habrá que evitar apostar en esta mano si se está en una posición inicial, enfrentándose a varios oponentes o jugando con jugadores engañosos que jueguen mucho despacio. Se querrá sacar una carta libre para que case con una de nuestras cartas o tal vez ver o apostar contra un oponente que apueste desde las últimas posiciones.
  • Sin embargo, si se está en una posición retrasada y llega el turno habría que apostar.
  • Si nos enfrentamos a una apuesta (o si nos suben) será mejor pasar. No tendremos iniciativa y probablemente nos encontremos persiguiendo entre 2 o 5 posibilidades.

Manos para apostar (color o escalera alta)

  • Si se tienen 11 posibilidades o más y se va a por la mejor escalera o color, que requiere al menos una carta más (más alta que cualquiera de las que hay en la mesa), se puede mezclar el juego apostando, viendo y subiendo para ganar el bote de forma inmediata o más adelante.
  • Si se juega una estrategia "apostando por estaciones" la estrategia tiene menor capital ya que no se ganarán muchos botes con medios faroles. Con este tipo de mano, una opción es ver la apuesta o subir con todas si se tienen pocas fichas y el bote es relativamente grande. Entonces habrá dos formas de ganar, bien forzando a los oponentes a pasar o superándolos. Se tendrán unas probabilidades de entre 33 y 53% de hacerlo cuando se tengan entre 8 y 14 posibilidades.
  • A veces es correcto apostar en el flop debido a las apuestas implícitas. Esta jugada la determinará la cantidad de fiches propias y de los oponentes, además del volumen de las apuestas. Si un jugador débil con mucho dinero apuesta y tenemos también una buena cantidad de dinero, simplemente ir estará bien ya que se tendrá la oportunidad de doblar en el turno si sale algo.

Cartas concretas jugando en el destape (flop)

Los "monstruos" intocables (un póker, un gran full, escalera o color)

  • Con este tipo de jugada la principal preocupación es como jugar para sacar el máximo rendimiento a la jugada.
  • Habrá que engordar el bote si nadie toma la iniciativa (normalmente con pequeñas apuestas o subidas para mejorar las apuestas sobre el bote). Cuando se apueste entre el 30 y el 50% del bote habiendo varios metidos, muchos jugadores apostarán con jugadas más flojas.
  • En caso de necesidad de estar activo para engordar el bote, se debe dejar sitio a los oponentes para que se muevan o vayan de farol.

Los "monstruos" vulnerables (full bajo, escalera o color normal)

  • Esta mano puede jugarse también de manera rentable, bien ralentizando el juego (si la carta que salga sigue dejando en buena situación) o "llevándoselo" en el flop.
  • Si decidimos llevárnoslo en el flop habrá que estar preparado para apoyarlo con todas nuestras fichas.
  • A veces una estrategia mejor puede ser esperar a destapar alguna carta y ver si alguna casa. Si es así, se revelará la verdadera fuerza de la mano. Una desventaja de este tipo de jugada es que se puede permitir a los jugadores superarnos si logran una escalera o full mejor. Además, la acción se acaba pronto si sale otra carta del mismo color o para la escalera. Por esto, es importante no "casarse con la mano" por si salieran malas cartas al descubrirlas.

Conjuntos altos, medios, bajos (tríos utilizando una pareja del bolsillo)

  • Si las cartas sobre la mesa están algo conjuntadas (2 ó 3 cartas del mismo color ó 2 ó 3 cartas consecutivas), habrá que actuar e intentar achantar al resto inmediatamente, ya que cualquier carta que saliera podría asustar. Muchos jugadores podrían estar aun buscando, por lo que apostar entre un 200 y 300% por encima del bote no estaría mal. Si alguien ya hubiera logrado únicamente color o una escalera todavía habría un 34% de posibilidades de por lo menos mejorar hasta un full.
  • Si las cartas sobre la mesa no están conjuntadas se puede establecer un juego lento intentando meter a la gente. Las apuestas modestas funcionan bien cuando hay algunas buenas cartas en la "zona de juego" (por ejemplo, 9 y mayores) ya que normalmente alguien siempre tiene alguna carta decente.
  • Hay que recordar, que con una mano "monstruosa" hay que dejar sitio a los jugadores para que intenten ir de farol siempre que no se corran riesgos de ser superado. Siempre se debe considerar qué tipo de jugadores quedan por el bote.

Las mejores dobles parejas o mejor y peor pareja (emparejadas las que se tienen en mano)

  • El juego es muy similar que cuando se juega con cartas descubiertas conjuntadas
  • Jugar la jugada lenta generalmente con apuestas modestas o yendo (se puede recibir buena recompensa en rondas de apuestas posteriores).
  • Si las carta sobre la mesa están algo conjuntadas (2 ó 3 cartas del mismo color ó 2 ó 3 cartas consecutivas), normalmente se querrá castigar las manos. No estará mal apostar por encima del bote cuando haya varios oponentes
  • Si ha salido un As "débil", habrá que dejar que quien lleve AK y AQ paguen la persecución.

Dobles parejas bajas

  • Hay que proteger este bote apostando y subiendo. Esta mano parece fuerte pero se encuentra en una posición vulnerable y puede superarse. Generalmente, se logra este tipo de mano con cartas consecutivas, por lo que hacen posible una escalera. Por ejemplo, si se tiene 98s y el flop es K-9-8, cualquier K, Q, J, 10, 7, 5 que coincida sera una carta de riesgo, y si se coincide en color, todavía peor.
  • Ojo si las cartas en la mesa tienen alguna pareja (y no se forma full) ya que podría dar a alguien una pareja mayor o incluso tríos.

Parejas altas (pareja en bolsillo superior a la carta más alta descubierta)

  • Para sacar más dinero en un juego agresivo, habrá que jugar lento con parejas altas (AA-KK) simplemente yendo, o apostandop poco esperando poder volver a subir a alguien en el pre-flop. Con las parejas grandes, se busca evitar descubrir cartas con más de uno o dos oponentes.
  • Si las cartas en la mesa no están desconjuntadas y en frente hay uno o dos jugadores, habrá que jugar lento.
  • Si se tiene una pareja media la situación es bastante distinta. Se quiere ganar el bote en el flop, ya que la mano es vulnerable a cartas que casen al descubrirlas.
  • Hay que vigilar flops con 9-8-7, 10-9-8 y J-10-9, especialmente si son del mismo color. Cualquiera que ejerza mucha acción de este tipo de jugada es posible que pueda superarnos o simplemente vaya a por dinero intentando sacarnos del bote.

Mejor pareja, con As inicial

  • La mayoría de las veces habrá que apostar en el flop (y seguir en cada turno) ya que normalmente los jugadores más débiles tendrán peores cartas iniciales o manos peores. Hay que asegurarse de apostar la misma cantidad que el bote si las cartas sobre la mesa están conjuntadas para proteger así la mano.
  • Una vez más, existe una diferencia enorme entre un flop que consista en K-7-3 de colores varios y K-J-9 del mismo color cuando se cuenta con AK. En el primer caso habría que considerar jugar lento, y en el segundo habrá que dar acción ya que cualquier carta que se descubra será peligrosa.
  • Por ejemplo, tenemos A-10 y el flop es 10-7-2. Queremos ganar el bote en el flop o forzar a las manos tipo 89, 10-9, J-10, Q-10 y K-10 que paguen el seguirnos. Además, cualquier 6, J, Q o K en la ronda de flop será peligrosa.

Pareja alta con inicial baja

  • En un bote en el que aun no se haya subido, habrá que hacer una apuesta normal para llevarse el bote si nuestra mano es la mejor. Si hay cuatro jugadores o más yendo a por el bote, habrá que renunciar a ello sin pelea.
  • Generalmente, habrá que pasar cuando haya que afrontar una apuesta del tamaño del bote por parte de un jugador duro cuando haya una posibilidad razonable de ser superados o (a veces) al enfrentase a una pareja mayor. Hay que tener extremada precaución si se apuesta cuando todavía queden varios jugadores por hablar, ya que no podremos permitirnos ir si se calienta mucho.
  • Hay que evitar involucrarse mucho en este tipo de manos salvo que se tenga mucho valor añadido, como una escalera o color. Por ejemplo, si contamos con 89s y el flop muestra 6-7-8 con dos cartas de nuestro color. Aunque se tenga una pareja alta con una carta inicial débil, habrá que estar preparados para apoyar la mano con todas las fichas. Esta mano cuenta con (¡)20 posibilidades (!) para superar a alguien con AA, por lo que seríamos los favoritos para ganar.

Segunda pareja (pareja en bolsillo entre la más alta del flop y la mediana)

  • Habitualmente pasar o simplemente ir.
  • Si se tiene una posición retrasada y no hay más de dos jugadores que fueran al flop, habrá que apostar cuando nadie haya subido el bote. Los jugadores débiles o flojos que nos sigan podrían estar con parejas medias. Los jugadores fuertes podrían pasar con parejas buenas flojas u otras manos sin concretar.
  • Hay que pasar cuando algún jugador fuerte apueste antes que nosotros, y más aun cuando queden todavía jugadores por hablar detrás.
  • Cuando se apueste, en la mayoría de los casos habrá que renunciar a la mano si alguien sube la apuesta. Las únicas excepciones serán cuando se piense firmemente que un jugador débil o agresivo está apostando. Entonces habrá que subir otra vez o igualar y ver qué sale en el siguiente turno.

Pareja media, con As de inicio

  • Apostar o pasar, dependiendo de las cartas sobre la mesa, los jugadores y el número de oponentes.
  • Si se es el último en hablar y simplemente se ha ido, habrá que considerar el apostar.
  • Esta situación se da con mucha frecuencia jugando con manos con Axs. Es importante no involucrarse demasiado en este tipo de flop.
  • Con las manos compuestas por Axs se buscará lograr dobles parejas, tríos, una pareja o el mejor color, etc. Será entonces cuando se pueda pillar a los colores peores, AK (cuando se tenga dobles parejas) y tríos con una carta inicial inferior al As.

Pareja media, con carta inicial más débil

  • Cuando únicamente existan dos o tres jugadores por el bote, habrá que ir o pasar o posicionarse con una apuesta cuando no hubiera apuestas antes.
  • Algunas veces cuando nos llegue el turno será mejor sacar una carta libre con la esperanza que nos de al menos dobles parejas.
  • Si algún oponente apuesta habrá que pasar.

Tercera pareja (pareja en bolsillo inferior a la segunda carta del flop)

  • Hay que ir o pasar o posicionarse con una apuesta cuando al llegar a nosotros no hubiera apuestas y con únicamente dos o tres jugadores yendo a por el bote.
  • Algunas veces cuando nos llegue el turno será mejor sacar una carta libre con la esperanza que nos de al menos dobles parejas.
  • Si algún oponente apuesta habrá que pasar.

Pareja baja, con As de inicio

  • Pasar en cuanto haya acción. Podríamos estar persiguiendo dos posibilidades (para tríos) ya que el As podría hacer que un oponente logre dobles parejas más altas. En cualquier caso, solamente habría 5 posibilidades en el mejor de los casos.
  • Si se decide apostar, sería únicamente para "ir de farol" (pocos jugadores, posición, ninguna figura en el flop, etc.).

Pareja baja con carta de inicio baja

  • Pasar en cuanto haya cualquier acción.
  • No apostar para posicionarse.
  • Apostar o ver cuando se esté en la última posición y no hay apuestas dependiendo de las circunstancias.

Buenas cartas con 9 posibilidades o más (Color con As dos otras cartas superiores, y escalera de color)

  • En vez de simplemente ir, siempre se debe considerar poner algo de presión en las apuestas de los oponentes, subiendo o viendo sus apuestas. Será preferible un movimiento agresivo contra uno o dos oponentes que pudieran deshacerse de manos decentes. Con 12 posibilidades (como un color con As de inicio, que cuenta con 9 buenas posibilidades y las 3 mejores posibilidades), se tendrá casi un 50% de posibilidades de lograr algo en el turno. Si algún oponente mete todo en el flop, normalmente se hará dinero ya que se estará casi a la par y se tendrán buenas posibilidades de llevarse el bote en el flop. Pero hay que recordar poner todas frente al oponente y no ver todas.
  • Una posición retrasada otorga una ventaja adicional con este tipo de mano, ya que se puede decidir si subir, apostar, ver, ir o pasar dependiendo de la acción sucedida con anterioridad.
  • Si se cuenta con pocas fichas y el bote tiene un tamaño decente habrá que considerar apostar con todas, aunque se sea el primero en actuar.
  • Nota: para ir con una apuesta equivalente al 75% del bote frente a otro jugador, se requieren apuestas sobre el bote de más del 30% (entre 14 y 15 posibilidades). Aún considerando las "apuestas implícitas sobre el bote" con ganancias potenciales mayores, no se querrá una apuesta cara a cara de más del 80%.
  • Conviene recordar el apostar por las cartas buenas. Hay que estar seguro que no se "apuesta sin posibilidades" frente a las jugadas mejores.

Jugada no de las mejores con 9 posibilidades o más

  • hay que estar preparado para pasar con esta jugada, particularmente en botes en los que varios han subido la apuesta. Se intenta evitar seguir y acabar perdiendo todas las fichas si se casa algo.
  • Mayoritariamente se debe evitar apostar o seguir con una segunda o tercera mano, especialmente con color ya que frecuentemente nos encontraremos siguiendo a un As en escalera.
  • Con una segunda mejor mano se puede hacer una apuesta decente en un bote que todavía no esté subido intentando ganarlo directamente.

Jugada no de las mejores con 8 posibilidades o menos

  • Mejor no seguir ya que se tienen apuestas bajas y se podría estar "apostando hacia el suicido". Se intentará descubrir cartas de la forma más barata posible y ver si se consigue configurar una buena mano.
  • El subir, apostar o pasar dependerá de las cartas sobre la mesa, los jugadores, las acciones y el número de oponentes. No apostar directamente el dinero.

Cartas altas - AK, AQ, KQs, AJs

  • Estas manos deben jugarse con precaución tanto frente a jugadores fuertes como débiles. Los jugadores fuertes saben, que nosotros como jugadores duros, generalmente dispondremos de cartas altas cuando el flop muestra cartas altas. Esto nos hace susceptibles para robar subidas de los buenos jugadores mientras que los jugadores débiles irán o nos seguirán con manos mediocres.
  • Si en la mesa no hay figuras (As, Rey, Reina o Jota), se puede apostar entre un 70 y un 80% del bote en forma de farol o medio farol, con las cartas altas. particularmente, habrá que ser quien suba el flop frente a no más de dos oponentes.
  • Hay que evitar que sea una costumbre (¡cara!) el apostar con esta mano frente a flops del mismo color o consecutivos sin figuras y frente a varios oponentes. Se perderá dinero y "rentabilidad en los faroles", que se podrán utilizar mejor en otros momentos.
  • Conviene recordar que las cartas altas aún pueden ser la mejor mano frente a uno o dos oponentes con un flop no muy bueno.

En el turno

  • #Como norma general se seguirá queriendo liderar e ir construyendo el bote.
  • Si se estuviera apostando en el flop, habrá que emplear el mejor criterio para decidir si atacar de nuevo o no. Conviene recordar siempre volver a evaluar la mano a medida que el juego avanza.
  • No se puede ver apuestas grandes cuando lo que se tiene es mediano, salvo que se esté jugando frente a un farolero habitual o algún jugar que juegue a la desesperada.
  • podría hacerse una subida o una apuesta para robar a jugadores fuertes si se piensa que van de farol y más o menos se tiene algo, pero habrá que esperar al momento en que de verdad se tenga bien leído al oponente. Por ejemplo, si se tiene KQs y en el flop salió 10-9-3. Hay una apuesta pequeña de un único oponente y aparece un 6, que además nos da color. Si se sintiera debilidad en el oponente que además vuelve a apostar, sería apropiado volver a subir en forma de medio farol. Probablemente se tengan al menos 12 posibilidades (cualquier J o carta de color) para obtener una mano mejor que el rival y posiblemente hasta 18 posibilidades (si una K o Q hiciera ganar el bote).

En el medio

  • Se debe evitar apostar salvo que se esté muy segur de ganar, especialmente al enfrentarse a oponentes fuertes. Habrá poco que ganar y mucho que perder (como el 90% del tiempo únicamente irán jugadores que crean que nos batirán)
  • Hay que intentar descifrar las cartas más posibles del oponente y apostar la cantidad que se crea que verán.
  • A veces se debe ver una buena mano para inducir al farol a alguien que se piense que ha pasado una apuesta, ya que de todas formas no irían a la apuesta.
  • Frecuentemente se debe apostar poco cuando se tenga la mejor mano (y no haya cartas de riesgo). Esta cantidad atraerá a jugadores con peores manos a ir.
  • Cuando se ha logrado algo en el flop (bueno), se apostará normalmente entre un 80 y un 120% del bote para dejar claro que ha salido algo o que se va de farol. Este tipo de apuesta por lo genera, generará el mismo número de apuestas que una apuesta pequeña.

Movimientos especiales

La carta libre

Cuando se está en una posición retrasada o se está de último, se puede subir con la mano en el flop. Posiblemente esto haga que los oponentes lo vean en el turno, y por tanto dando la posibilidad de ir (si la mano no mejora) o apostar (si la mano mejora). Esto ahorrará dinero si no se mejora y recompensará con beneficios y se logra algo mejor. Sin embargo, este movimiento puede contrarrestarse cuando se vuelva a subir en el flop. En estas situaciones, costará dinero pero seguirá siendo una buena jugada ya que se habrá obtenido información y se tendrá posibilidades de mejorar la mano.

Ver y subir

Cuando se tenga una buena mano y toque actuar, habrá que esperar que algún oponente apueste para que en el turno se pueda volver a subir. Por ejemplo, si se está en una posición inicial, y se tiene A-#Qp. El flop muestra Ap-Q-#6t. Nosotros vamos y dos jugadores de la parte media van también. Un jugador de posición retrasada apuesta y entonces subiremos. La razón para ver y después subir es para crear una situación en la que potencialmente se pueda lograr una mano mejor, como una escalera, pero que sea muy caro para los oponentes, ya que en este caso, no cuentan con las manos necesarias para ir a por el bote como podría ser una escalera. Si aun así van, por lo menos se habrá obtenido información acerca de la fortaleza de sus manos y se les habrá obligado a pagar todo lo posible para intentar batirnos.

El medio farol

El medio farol es cuando se apuesta o sube con una mano que probablemente no sea la mejor (por el momento) pero que cuenta con muchas posibilidades de batir a los oponentes si apuestan o suben, pero en realidad lo que se desea es llevarse el bote de primeras. Por ejemplo, en una posición retrasada se tiene J 10 y el flop muestra #Kp-6 2, por lo que habrá 9 posibilidades de lograr color. Hay otros jugadores por el bote y todos ven la apuesta. Apostaremos sin tener la mejor mano pero como los demás solo vieron, muestran cierta debilidad y podrían pasar con parejas de bolsillo, una pareja de 6s o 2s. Incluso si se va, habrá 9 posibilidades de obtener color e incluso otras 6 posibilidades de ganar si se logra una J o un 10, sería en total 15 posibilidades. Si van y se ve en nuestro turno existirá la posibilidad de sacar una carta libre, si la mano no hubiera mejorado.

Apuestas

Apuestas del bote

Las apuestas del bote son las que se utilizan para calcular si una jugada determinada tiene un valor esperado positivo o no. Se define como la relación entre el tamaño del bote y la apuesta. Por ejemplo, si el bote es de 100$ y se apuesta 10$, las apuestas del bote serán 10 a 1. Para calcular las apuestas del bote, habrá que conocer las posibilidades que nuestra mano tiene en ese momento. Por ejemplo, si se destapa corazones entonces habrá 9 posibilidades de lograr la mano. Existen 13 corazones en total. Tenemos 2 y en el flop hay otros 2, lo que deja 9 corazones por destapar.

Si nos referimos a la tabla que aparece a continuación veremos que contamos con un 35% de posibilidades de lograr la mano cuando se descubra. Esto es algo mejor que 1 por cada 3 veces, lo que implica que costará 10$ el ganar 30$ o más, por lo que si apostamos por color será el movimiento correcto.

Una regla: cada posibilidad implica una posibilidad del 4% de lograr la mano al descubrir una carta. Por ejemplo, 5 posibilidades significan aproximadamente un 20% de posibilidades de mejorar, 6 posibilidades cerca del 24%, etc.

Posibilidades para jugadas específicas

Color con dos cartas más altas o escalera de color 15 posibilidades
Color con una carta más alta 12 outs
Color 9 posibilidades
Escalera con extremos abiertos 8 posibilidades
Dos cartas más altas 6 posibilidades
Escalera cerrada 4 posibilidades

Cálculo de posibilidades de un paquete de 47 cartas sin descubrir

Número de posibilidades % en el Río
1 4.3
2 8.4
3 12.5
4 16.5
5 20.4
6 24.1
7 27.8
8 31.5
9 35.0
10 38.4
11 41.7
12 45.0
13 48.1
14 51.2
15 54.1
16 57.0
17 59.8
18 62.4
19 65.0
20 67.5