Federico Butteroni: "Si gano, espero reavivar el poker en Italia"

Federico Butteroni3

Federico Butteroni espera convertirse en Campeón del Mundo en Noviembre. El November Nine italiano quiere el brazalete para revitalizar el poker en su país.

No está entre las quinielas para ganar el Main Event de las WSOP 2015, pero el italiano Federico Butteroni tiene a la comunidad italiana con el corazón encogido hasta que llegue el próximo mes de Noviembre.

Y es que Italia, como muchos otros países de Europa, está viviendo una situación de crisis en el poker. Algo que podría cambiar si, en Noviembre, Butteroni se vuelve a casa con el brazalete de campeón del mundo y los más de siete millones y medio de dólares del primer premio.

Una posibilidad que por la que está "muy contento". "Estar entre los November Nine y jugar por el primer premio de 7,5 millones de dólares es algo que me hace muy feliz. Me gustaría hacerlo lo mejor posible en la Mesa Final en Noviembre", afirmó Butteroni a PokerListings.

Butteroni llega a la ronda final como short-stack, siendo el que más papeletas tiene para abandonar la mesa a las primeras de cambio, por lo que es previsible que comience fuerte para intentar doblarse en las primeras manos. Sin embargo, esta posibilidad no le hace olvidar todo lo vivido durante los últimos días en el Casino Rio de Las Vegas.

"Fue una experiencia increíble el llegar a la Mesa Final. El descanso de la cena fue muy difícil porque era el que tenía el short stack en el torneo y solo tenía 18 ciegas grandes. Así que cuando estás en un gran torneo y los otros short stack son Daniel Negreanu y otros jugadores que tienen más habilidades y más experiencia que yo, estaba seguro de ello, y no fue fácil sobrevivir entre los nueve finalistas. Pero lo hice", señaló.

Federico Butteroni WSOP Main Event Day 7 6
Jugando el Día 7 del Main Event.

"Creo que jugué muy bien durante los últimos siete días. Tuve una muy buena forma de pensar. Esta es una de las cosas de las que estoy más orgulloso. Siempre he jugado un buen poker, no cometí ningún error. Tampoco tuve mala suerte, porque sabes que no puedes tener mala suerte para estar entre los nueve mejores", añade.

Pero, sin duda, Butteroni no solo compite por él mismo. Sabe que el poker italiano estará pendiente de él, y eso es algo que no duda en confesar a PokerListings. El país transalpino, al igual que España, vive a expensas de una regulación leonina del juego, lo que ha provocado la fuga de todos sus talentos y la disminución del juego, a lo que hay que unirle los efectos de la crisis económica.

"Estoy muy orgulloso de representar a Italia y siento una gran responsabilidad, porque en realidad todos los italianos a los que les gusta el poker me están enviando mensajes y apoyo. Estoy tratando de responderles a cada uno", prosigue antes de hablar de un posible efecto sobre su victoria.

"Estoy contento pero también un poco estresado. Tengo que pensar en cómo puedo prepararme y jugar mi mejor poker en Noviembre. Si llego a ser campeón del mundo, todos los jugadores en Italia se volverían locos. La comunidad del poker Italia ahora está bajando porque la economía no es buena. Hay una especie de parón en el juego. Al principio hubo un boom del poker, pero ahora va muy mal. No hay dinero, así que espero que pueda reiniciar el ciclo si gano el Main Event. Por supuesto, sé que es muy difícil, pero creo que si puedo doblarme en las primeras veinte manos, realmente creo que puedo llegar a estar entre los tres primeros. Eso es lo que siento. Estoy bastante seguro de ello", comenta.

Para el próximo mes de noviembre, Butteroni tendrá el apoyo de toda su familia y amigos en Las Vegas. "No voy a llevar demasiadas personas, pero la gente que lleve será muy fuerte. Podrían ser 200 personas. Tengo muchas ganas de hacer esto, porque mis amigos vienen a apoyarme. Tengo que hacerlo lo mejor que pueda por ellos", finalizó.