Gaëlle Garcia Diaz: “El poker ayuda a centrarme y encauzar mi energía”

Gaelle Garcia Diaz

Presentadora, modelo y jugadora de poker, la belga Gaëlle Garcia Diaz es una joven jugadora que no solo llama la atención por su belleza. Conócela a fondo.

La Battle of Malta nos ha ayudado a conocer mejor tanto a jugadores consagrados en el mundo del poker como a jóvenes promesas que se están abriendo paso.

Gaëlle Garcia cumple a la perfección con ambos papeles ya que a pesar de ser gran conocida en el mundo del poker, además es joven y tiene una ambición enorme.

Nuestro compañero de PokerListings Francia Fred Guillemot aprovechó uno de los pocos momentos de descanso que tuvo la Battle of Malta para hablar con ella y conocer su opinión sobre la vida y el poker.

PokerListings: Gaëlle, antes de nada, ¿cuáles son tus impresiones sobre la Battle of Malta?

Gaëlle Garcia Díaz: Lo que más me ha impresionado, creo, es el tremendo éxito que ha tenido. Hay una gran cantidad de jugadores, esto es realmente bueno para PokerListings.

Y la gente es realmente buena (en el poker y como personas), lo que no siempre ocurre en el caso de los circuitos de poker. El local escogido también está bien y es muy práctico estar justo al lado, en el Hilton. Este torneo está realmente bien organizado, especialmente si lo comparamos con otros y todo ello sin nombrar los 700.000€ garantizados.

Hablando sobre mi juego, bueno... Tuve un poco de mala suerte al inicio y no comencé como esperaba. Pude remontar, pero finalmente no fue suficiente. Es difícil sentirte frustrado en este tipo de situaciones y poder jugar bien, pero creo que he hecho un gran progreso en este punto.

(Nota: Dos días después, Gaëlle consiguió el 14º puesto en el Siege of Malta, un gran resultado).

¿Prefieres presentar or jugar al poker?

¡Jugar! Al principio prefería presentar torneos, pero se debía a que era realmente mala en el poker. Hace algunos años comencé a jugar en internet, a leer libros, invertir tiempo en foros y hablar con grandes jugadores como Davidi Kitai, Matthias y Cristophe de Meulder, Kevin McPhee y Jeff Madsen, quienes son además buenos amigos.

Todos ellos me han dado muy buenos consejos, cosas que no puedes encontrar en los libros. Esta es la mejor forma de mejorar.

El poker es mucho más que un deporte para mí. Es mi pasión, es mi vida: presento y amadrino poker, juego poker, escribo sobre poker, leo sobre poker..., incluso es difícil irme a la cama hasta que no he terminado mis cuatro o cinco horas de juego cada noche.

Porque invierto horas en jugar online, en entender mis errores y mis puntos débiles. Cuando analizo cómo jugaba hace tres años no puedo creer lo mal que lo hacía.

Lo bueno del poker es que si piensas que eres un buen jugador, realmente no lo eres, se trata de dudar de ello, de dudar sobre tu juego y tus habilidades comienzan a mejorar.

La humildad parece crucial en el poker, pero podemos ver muchos jóvenes jugadores con mucha confianza en ellos mismos, podríamos decir casi arrogantes.

Gaelle Stack

Es como si tuviesen que mostrar algo. Personalmente, no tengo problemas en decir que no sé jugar. He jugado tan solo cuatro o cinco años y, obviamente, no soy uno de los mejores jugadores. Simplemente juego ok.

Mi prioridad es disfrutar cuando estoy jugando. Creo que muchos jugadores han perdido esta noción del placer por jugar y todo lo que hacen es tan solo por dinero.

Me explico, todos jugamos para ganar, pero es necesario mantenerse humilde. Mira a Daniel Negreanu por ejemplo, él es uno de los mejores jugadores del mundo si no el mejor.

Tuve el placer de compartir con él varias finas de semana en Las Vegas el pasado verano y ni siquiera hablamos de poker, ni una sola vez. Sí, el ama el poker, pero también ama otras cosas de la vida: el boxeo, la escalada, montar a caballo, el tiro con arco, etc.

Luego tienes a gente que tan solo consiguen hacer una mesa final en un torneo y ya no les puedes quitar eso de la boca.

La gente me conoce. No lo hace porque soy buena jugadora, sino porque llevo ya cinco años con el EPT y he presentado varios shows de TV por toda Europa, pero siempre evito que esto se me suba a la cabeza.

¿Crees que hay similitudes entre trabajar de modelo y el poker? En ambos casos tienes que jugar un papel...

Algo así. En ambos casos no soy yo misma nunca más. Cuando estoy en frente de la cámara no soy Gaëlle Garcia Diaz nunca más, tan solo soy la chica que ellos quieren que sea: la chica sexy, la devoradora de hombres... Pero no soy así en la vida real.

El problema es que la gente me ve como alguien un poco tonta porque hago sesiones fotográficas sexys o creen que soy una zorra pretenciosa. No soy así, es simplemente que disfruto porque durante la sesión, por un día, dejo de ser yo misma. Es también una forma de verme a mí misma atractiva y guapa, algo que no hago en la vida diaria.

Luego está el poker, donde no es necesario ser picante para poder hacerlo bien. No tengo que ponerme demasiado maquillaje, puedo llevar la ropa que  quiera... Lo que importa es mi cerebro y mi estrategia.

Esto no significa que no tenga que jugar un papel. Ayer por ejemplo intenté mostrar que soy una chica tonta que no sabe casi nada de poker. Algunas veces llevo ropa sexy. Es triste decirlo, pero eso funciona porque hay muchos hombres débiles, los cuales no te quieren eliminar.

Para ser honesta, esto no funciona en muchos casos, especialmente si se juega con profesionales, además es cierto que funcionaba mejor cuando me conocían mucho menos. (Risas).

Hablando de ello, ¿esta mirada continua de los hombres te hace sentir incómoda en algunas ocasiones?

Es extraño, pero cuando juego al poker no lo hace. Me sentía realmente incómoda cuando comencé a presentar el EPT: andas en tu escueto vestido y hay miles de jugadores mirándote. Esto da mucha testosterona.

Quizá por esto es por lo que analizo qué ponerme cuando voy a jugar. En la vida diaria no hago nada para llamar la atención, esto puede llegar a ser irritante para una mujer.

La mayoría de las veces cuando juego al poker, la gente se para a verme y empiezan a pensar si soy Liv Boeree o Leo Margets, (risas) esto me ocurría más cuando tenía el pelo moreno. Una vez incluso dije –sí, soy yo, soy Liv-.

Gaelle y Elias
Gaëlle tras eliminar a Elías de Mier en el Siege of Malta.

¿Dirías que, de alguna forma, la cámara es una adicción?

Lo fue durante un tiempo. Hice 30 sesiones de fotos para revistas, la mayoría fueron porque fui portada de Playboy Benelux en 2011 tras un increíble fotoshooting.

Fue todo un poco loco, pero aprendí a escoger. Tienes que ser riguroso.

Así es como fui capaz de huir de las cámaras y descubrir una nueva pasión: el poker. No he hecho muchas sesiones de fotos en los últimos dos años, tan solo lo hago ahora si estoy interesada en el proyecto o si es un fotógrafo que admiro.

Realmente aprecio mucho este tipo de libertad, es muy importante para mí.

¿Qué estás haciendo ahora fuera del (mundo del) poker?

Estoy en un show de TV que está emitiéndose en Francia y lo hará en Bélgica en unas semanas. Se llama Hollywood Girls y fue grabado en Estados Unidos.

Es una especie de versión francesa de Betty la fea y... yo seré Betty.

Actúo, hago de modelo, juego al poker, comento el EPT de Bélgina y ahora estamos comenzando con la promoción de Hollywood Girls.

También estoy en la televisión holandesa, en un programa de poker llamado Bluff, en el que yo hago de mi falsa yo misma. Fue realmente divertido, principalmente cuando fuimos a Monte Carlo, Amsterdam, etc.

Y bueno, también juego mucho al poker. Viene pronto el campeonato de Bélgica y me estoy preparando duramente, tanto psicológica como estratégicamente. Quiero hacerlo muy bien. Después de esto haré la retransmisión del EPT Praga en la web.

Es una agenda muy apretada.

Sí, pero amo todo lo que estoy haciendo, por lo que está bien. En el poker no puedes sobrevivir más de seis meses si no te apasiona lo que haces. Es muy diferente de cualquier otra cosa.

Hay mucho trabajo siempre, no tengo casi nada de tiempo libre y prácticamente no puedo ver a mis amigos, pero es así. Viajar es parte del trabajo.

Y entre poker, hacer de modelo y actuar viajas mucho.

Viajar es definitivamente uno de los beneficios adicionales. Esta libertad de ir y hacer lo que quieres es muy importante.

Yo me aburro muy pronto, de modo que necesito estar siempre ocupada. Necesito adrenalina y acción en todo momento.

¿Qué conduce tu vida?

Creo que el trabajo me lleva a más trabajo.

Estar aquí, por ejemplo. Crea conexiones, conoces mucha gente. Es la vida.

Mira cómo comenzó todo.  Conseguí un trabajo con PokerStars gracias a la magnífica portada y trabajo que realicé en la revista. Son dos mundos completamente diferentes, pero cinco años después estoy trabajando para la marca número uno del poker. Suena un poco loco todo si piensas sobre ello.

Volviendo a ese momento, ellos buscaban una chica para una sesión de fotos para un trabajo con Marcel Luske en el Open Championship de Bélgica y pensaron en mí. En aquel momento yo no sabía nada de poker.

Después de la sesión me ofrecieron quedarme al evento. No tenía los 21 años, de modo que la única razón por la que pude hacer esto es porque se hizo todo fuera del casino.

Terminé jugando un pequeño torneo y finalizando en 16ª posición gracias a la suerte de los principiantes, pero pensé que todo era maravilloso. Después de esto me olvidé del poker por seis meses, pero tras este periodo el director de PokerStars en Bélgica me contactó para preguntarme si quería que él fuese mi entrenador y enseñarme poker.

Gaelle Elias

Leí muchos libros, pero lo que realmente me ayudó a mejorar es comenzar a presentar el EPT. Cuando ves a los mejores jugadores y comentas qué es lo que hacen, aprendes realmente mucho y todo sin darte cuenta.

Cinco años después, aquí estoy. Mi sueño es ganar un EPT, pero para ello voy a tener que jugar miles (o millones) de manos, leer multitud de libros, hablar con otros jugadores, analizar mi juego... Tienes que hacer todo tú misma, nada ni nadie va a darte nada.

También sé lo que es fracasar, pero lo que importa es levantarte y continuar. Especialmente en poker ya que vas a fracasar en más ocasiones de las que triunfarás.

Has estudiado comunicación y relaciones públicas, ¿tenías algún plan universitario o de carrera?

Sí, quería seguir los pasos de mi madre. Ella trabaja en el departamento de comunicación de Volvo Cars Bélgica.

Sí, sin duda.

Al principio quería estudiar drama y hacer mi vida como actriz, pero mis padres no estaban muy contentos con ello e insistieron en que debía hacer una carrera.

Para un actor, la comunicación está muy relacionado con actuar, sobre todo porque me dieron la oportunidad de trabajar en la radio y aprendí mucho sobre presentar un programa.

Conseguí mi título, de forma bastante brillante e incluso conseguí hacer lo que quería y trabajar en televisión. Al final no me arrepiento de ello ya que la carrera de comunicación me ha ayudado mucho, incluso sigue haciéndolo.

Por ejemplo escribo artículos para PokerStars y dicha habilidad la aprendí en la carrera. Hagas lo que hagas, siempre aprendes algo.

¿Cuáles son tus metas?

Antes de nada me gustaría alcanzar la mesa final de un gran torneo. Cada vez es más habitual estar en puestos de premios, por lo que estoy mejorando.

Es necesario tener metas realistas, no puedo decir que mi objetivo es ser November Nine y además serlo el próximo año.

Es interesante ya que al preguntarte sobre tus metas has hablado directamente de poker y no de TV, del trabajo como modelo o del cine.

En estos momentos tengo dos sueños muy grandes. Uno de ellos es alcanzar Hollywood como actriz, pero eso es tan solo la niña que hay en mí. Mi otro sueño es haber ganado cuatro EPTs en 10 años. (Risas).

¿Si tengo que escoger? Quiero ser jugadora profesional de poker.

¿Escogerías un brazalete de las WSOP antes que un Oscar?

Pero no puedes conseguir nada si no lo sueñas. Si no crees que lo vas a conseguir, nunca lo podrás hacer. Antes he hablado de Daniel Negreanu en Las Vegas y él me comentó que cada vez que conseguía alcanzar una mesa final, él sabía antes de comenzar dicho torneo que iba a hacerlo bien.

Algo así ocurrió también con llegar a ser el mejor. Necesitó 15 años, pero lo ha conseguido.

La psicología es realmente importante. Cuando estás completamente convencido que este es tú torneo, haces todo lo posible por ganar y cometes menos errores. Si empiezas pensando –veremos cómo va-, probablemente cometas más errores y no juegues bien.

Al comenzar cada torneo que juego estoy realmente concentrada. Quiero que si soy eliminada, sea por un bad beat. Siempre debo jugar mi mejor poker, no hay otra cosa que pueda hacer. Y... esto funcionará, tiene que hacerlo.

Antes de conseguir mi primer gran resultado online, tres años después de que comencé a jugar al poker, hubo un momento en el que dejé de confiar. Todos hemos pasado por esto, un momento en el que quieres abandonar, incluso en mi caso teniendo un sponsor.

Mi jefe me cogió, sacó su iPad y abrió esta app de dados. Me dijo <<Lánzalos. Cada vez que consigas un 5 significa que haces caja>>.

Me enseñó lo que era la suerte y la varianza, me mostró lo difícil que es conseguir entrar en premios en vivo. Tuve que lanzar 30 veces el dado hasta conseguir un cinco. ¿Sabes lo que quiero decir? Así es el poker.

Quizá vas a jugar durante años antes de conseguir tu primer gran resultado. No solo porque no hayas alcanzado todavía ninguna mesa final quiere decir que no eres un buen jugador. Esta es la peor parte del poker. Conozco muchos jugadores que han pasado o están pasando por esto.

Gaelle Out

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre estos jugadores y gente como Davidi Kitai o Daniel Negreanu, quienes consiguen de forma regular buenos resultados?

Estos jugadores son los mejores y además juegan torneos con menor participación como los high rollers, los cuales pueden tener 30 jugadores y un 30% o un 40% de hombres de negocios que juegan para disfrutar.

Además de eso, no sé si es suerte o es que realmente hay algo realmente especial que ellos han conseguido aprender.

Todo sin olvidar que son excelentes jugadores y que cuantos mejores resultados consiguen, la gente los respeta más y les tiene más miedo.

Daniel por ejemplo, es espectacular analizando a la gente. Es como un don. En cada mano que juega conoce todos los escenarios posibles desde el inicio de esta. Está por delante de nosotros.

A pesar de ello, se puede decir que no es el mejor del mundo. Dan Colman, por ejemplo, también es impresionante y todos los jugadores online que son realmente unos monstruos que parecen ingenieros o estadísticos. Es triste, pero eso funciona, algunos de ellos incluso no tienen que mirar sus propias cartas.

¿Cuál crees que es tu mayor punto fuerte en el poker y en la vida en general?

Paradójicamente mi mejor cualidad en el poker es que soy muy paciente. Tengo una paciencia realmente extraordinaria, justo lo contrario que en el resto de mi vida.

¿Es el poker una forma de escape?

Absolutamente. El poker me ayuda a concentrarme y a encauzar mi energía ya que no puedes estar hiperactiva en una mesa. Invierto muchas horas jugando al poker e incluso cuando me eliminan me siento relajada, me siento bien. Quizá es debido al cansancio mental.

Lo bueno es que no entro en tilt nunca más. Me ocurría mucho, pero después del Estrellas de Marbela, en el que conseguí mi primer buen torneo (nota: finalizó en la 40ª posición de 270 jugadores), estaba realmente feliz de conseguir algo positivo.

¿Hay alguna pregunta que nunca te han hecho pero a la que te gustaría contestar?

Me gustaría que me preguntasen dónde me veo en 10 años, pero no profesionalmente sino personalmente. Esto es algo que nunca me preguntan. Tendré 37 años.

Realmente no quiero tener hijos en dicho periodo, pero espero estar casada, con una casa en otro país y tener un antiguo Porsche Targa S blando, especialmente el Porsche. (Risas).

Muchas gracias por tu atención y por tu paciencia.

Últimos blogs »