Grandes errores VS pequeños errores

Errores
La diferencia entre pequeños y grandes errores es muy grande

El tamaño y el número de errores en el poker afecta directamente a los beneficios y a las pérdidas del jugador.

En el poker, al igual que ocurre en otros deportes o juegos, cuantos menos errores se cometan es mejor, pero además hay que tener en cuenta que no todos los fallos son igual de importantes.

El poker, tal y como hemos comentado en varias ocasiones, es un juego dominado por la suerte… a corto plazo.

Si se mira en un espacio corto de tiempo o en un número bajo de manos, los resultados dependen en gran medida de la suerte, pero si se piensa a largo plazo todos los expertos coinciden en que los buenos jugadores ganan y aquellos que juegan mal o cometen demasiados errores pierden, sin influencia de la suerte.

Tras lo dicho es necesario volver a comentar que es un juego con dosis de azar, un hecho que es innegable.

Además hay que tener en cuenta que los jugadores pueden cometer errores (e incluso hacerlo a menudo) sin darse cuenta para nada de que han cometido estos fallos.

Uno de los principales puntos de discusión, sobre todo con jugadores principiantes viene debido a que se pueden cometer incluso varios errores en una sola mano y a pesar de ello llevarse la mano ya que como hemos dicho, a corto plazo, la influencia de la suerte en el resultado del juego es grande.

Pequeños errores: Todo depende de su frecuencia

La diferencia entre cometer un pequeño error o cometer una “gran cagada” es realmente grande y los resultados que pueden conllevar también.

Errores Igual
No todos los errores tienen el mismo valor

Dicho esto vamos a poner un ejemplo de un error pequeño, principalmente porque no tiene la frecuencia necesaria.

Un jugador tiene la costumbre de apostar de cara una gran cantidad siempre que consigue tener poker en la mano tras el flop y lo hace sin importar el tamaño del bote que hay en juego.

Sí, es un error ya que esta no es la mejor manera de actuar cuando se consigue tener poker en la mano. Al enseñar claramente la jugada, los rivales casi con toda seguridad tirarán sus cartas, por lo que los beneficios conseguidos son bastante menores al potencial que tienen dichas cartas.

 La pregunta es, ¿es un error pequeño o es grande? Obviamente este es un error bastante pequeño, principalmente porque no es nada frecuente que un jugador consiga tener poker en el flop.

Al jugar 5.000 manos, es posible conseguir poker en tan solo una o dos jugadas, por lo que no es un escenario que se vea con demasiada frecuencia.

Debido a este hecho, incluso siendo un error porque no se optimizan los beneficios, el jugador puede continuar siendo ganador.

Un gran error: Tirar el dinero en cada mano

Al contrario que los pequeños errores, los grandes errores son los que realmente separan a los jugadores ganadores de los perdedores. Según hemos comentado, la frecuencia de los errores tiene relación directa con el tamaño de estos, a mayor frecuencia, el mismo error será más grande.

Los errores que hacen ganar o perder a largo plazo son aquellos que pueden ocurrir incluso en cada vuelta que se da a la mesa y, por tanto, tendrán influencia incluso en los resultados de cada sesión.

Errores Suma
Todos los errores suman

Un ejemplo de grandísimo error, incluso cuando a simple vista puede parecer pequeño, es ver de forma regular subidas estando fuera de posición y con manos que pueden ser dominadas.

El hecho de cometer este error hace que el jugador que cae en él no pueda ser nunca un jugador ganador, sin importar su calidad y buen hacer en el resto de aspectos del poker debido a que jugar una mano mala fuera de posición de forma habitual es un obstáculo demasiado grande para ser superado y poder conseguir beneficios a largo plazo.

Esto se debe principalmente a que esta situación se dará en muchísimas ocasiones y estos errores se irán sumando uno a otro de modo que el jugador realmente está tirando poco a poco su dinero mientras está jugando.

Ver por costumbre las ciegas y el resto de apuestas realizadas es otro claro ejemplo de un gran error.

Los jugadores conocidos como “calling stations” (aquellos que casi siempre ven las ciegas y las pequeñas apuestas realizadas) son también un ejemplo de ello ya que juegan demasiadas manos, con el coste que esto conlleva, además de ir demasiado lejos con ellas de forma habitual.

Debido a que estos jugadores en la práctica totalidad de manos estarían tirando el dinero, a no ser que cambien su forma de actuar nunca podrán ser jugadores ganadores a largo plazo.

Los pequeños errores te alejan de ganar todo lo que puedes

Ningún jugador de poker está totalmente libre de cometer errores. La gran mayoría de jugadores tienen pequeños “descuidos” en su juego, así como podrían tomar mejores decisiones en muchas ocasiones.

Errores Afectan
Todos los errores influyen en tus resultados

Ejemplos de pequeños errores son, por ejemplo, no optimizar los beneficios de una mano en el river cuando se está en posición. También lo sería ver demasiadas subidas con parejas bajas.

En el caso de no conseguir el máximo con una apuesta en el river solo significa que nunca se podrá conseguir más por el hecho de que el rival vea tu última apuesta.

A largo plazo esto significa que en muchas ocasiones tus beneficios no serán todo lo grandes que podrían ser.

En la segunda situación, ver demasiadas apuestas con parejas bajas, incluso cuando en determinadas ocasiones tu stack aumentará ya que te llevarás la mano, a largo plazo tendrás un pequeño agujero por el que tu dinero se irá escapando.

Todos los errores afectan a tu ratio de ganancias

En otras palabras, estos pequeños errores no evitarán que seas un jugador ganador por sí solos, aunque nunca podrás ganar todo lo que serías capaz debido a ellos. Todos los errores, por pequeños que sean afectarán a tus ganancias.

Algunos errores son tan grandes que hacen que deje de importar lo bien que es el resto de tu juego ya que con ellos nunca podrás ganar a largo plazo, sino que probablemente te hagan ser un jugador perdedor.

Los pequeños errores son fallos que se cometen, aunque siempre se tiene la oportunidad de mejorar para conseguir evitarlos.

Pequeños errores pueden afectar solo un poco en las ganancias a largo plazo, aunque si estos se repiten en demasía o si se tienen varios, hacen que sea mucho más difícil para un jugador mantenerse con beneficios.

Últimos blogs »