Guía completa para crear e identificar rangos en NL Hold’em

Jonathan Little
Jonathan Little es experto de rangos en NLHE.

Un análisis de manos competente y completo es uno de los aspectos más importantes del poker. Es la base del éxito, el pilar para tomar las decisiones correctas.

Los rangos propios y de los rivales son parte realmente importante en el poker y en su análisis para mejorar los resultados en las mesas, por lo que hoy vamos a ayudarte a poner a tu rival en un rango y a cómo construir el tuyo propio, ayudándonos incluso de vídeos explicativos de Jonathan Little y Jaime Staples.

Para dominar el análisis de manos, lo primero que tienes que hacer es pensar sobre rangos y en este artículo vamos a explicarte cómo hacerlo, incluyendo ejemplos de Little y Staples provenientes de su experiencia.

Parte 1: Identificar rangos

Al contrario de lo que ocurre en el ajedrez o el backgammon, el poker es un juego en el que la información que se tiene está incompleta ya que conoces tus propias cartas y las comunitarias, pero en ningún momento puedes ver las del rival (tan solo cuando la mano ya ha finalizado).

En la siguiente cita de David Sklansky, extraída de su libro “Ganar al Poker”, podemos ver su Teorema Fundamental del Poker.

Cada vez que juegas una mano de forma diferente a como lo hubieses hecho si pudieses ver las manos de tus rivales, estos ganan. Y cada vez que la juegas como lo hubieses hecho si conocieses todas sus cartas, ellos pierden.

De igual modo, cada vez que tus rivales juegan la mano de forma diferente a como lo harían si pudiesen ver tus cartas, tú ganas. Y cuando juegan como si pudiesen verlas, tú pierdes.

Lo que básicamente quiere decir Sklansky con estas frases es que el jugador que mejor concreta el rango de los rivales es el que toma las mejores decisiones y, por lo tanto, el que más gana.

¿Qué es un rango?

Un rango es un conjunto de manos que puede tener un jugador en una situación dada y teniendo en cuenta cómo se está desarrollando el juego.

Mientras los jugadores principiantes (o amateurs) intentan “poner al rival en una mano”, los jugadores profesionales reducen y concentran las posibilidades del rival en un grupo de manos (no en una sola) dependiendo de la situación específica dada y de ahí intentan eliminar manos sueltas de su grupo dependiendo cómo se desarrolla la mano.

Aquí tenemos un ejemplo teórico y muy simple. Un jugador muy tight sube estando en posición inicial. Su rango es AA, KK, QQ, AK y, quizá, JJ.

Si no apuesta en un flop con as alto, podríamos eliminar ases y AK, así con cualquier ejemplo.

A continuación vamos a centrarnos en tres elementos que te ayudarán a acertar en la estimación del rango:

1. Cómo evaluar a tus oponentes para ponerlos en un grupo de manos y reducir este a lo largo del desarrollo de la mano.
2. Cómo generar y representar tu propio rango.
3. Cómo añadir la forma en que tu rival observa tu rango a tu toma de decisiones.

David Sklansky inventó el concepto de rangos.
Hablar de rangos es hablar de Sklansky.

Analizar el rango del rival

1. Pre-flop

Cuando la mano comienza, nuestro rival puede tener, obviamente, cualquier mano inicial, por lo que su rango incluye todas.

Si este realiza una subida desde posición inicial, esto nos da algunas pistas. Casi con toda seguridad, las opciones de que tenga 73o o J2o son mucho menores a que tenga ases o AK.

Cuanto más sabes sobre tu rival, mejor puedes determinar su rango. Un rango de un jugador tight que abre en primera posición podría ser así:

AA – 99; AKs – ATs; AKo – ATo

Si el jugador es algo más looser (que abre y juega con un mayor número de manos), probablemente el rango sería más amplio.

AA – 55; AKs – ATs; AKo – ATo; T9s; 98s; 87s

Pensado esto, miramos nuestra mano y tenemos que hacernos dos preguntas.

  • ¿Cómo se encuentra mi mano contra este rango?
  • ¿Cómo debería jugar esta teniendo en cuenta el rango del rival?

Vamos a ver cómo jugaría 22 contra el rango más tight de los dos mencionados arriba. Tendríamos una mano que tendría prácticamente el 40% de equity y estando fuera de las ciegas merecería la pena jugarla.

Nuestra mano tendría menos valor que el rango del rival, pero un call es matemáticamente correcto. Si estamos en las ciegas, podríamos justificar el call con las pot odds, en el botón o CO lo justificaríamos con las implied odds.

Vamos a mirar los números de forma más detallada para clarificar esto. Si estamos en la ciega grande, el rival sube a 3 ciegas grandes (3bb) y nadie más entra en la mano hasta nosotros. Hay 4,5 ciegas en el bote y para entrar en juego solo tenemos que pagar 2bb.

Tenemos pot odds de 2,25 a 1 (4,5 a 2), lo que significa que tendríamos que ganar la mano una de cada 3,25 ocasiones, lo que significa el 30% de equity. Si la subida es de menos de 3bb, nuestras pot odds son todavía mayores.

Si estás en el botón, esta situación es un poco diferente. Ahora tendríamos que poner 3bb en un bote de 4,5bb, asimilando que no habrá raise o call de las ciegas (que pre-flop actúan después).

Esto nos da pot odds de 1,5 a 1, lo que es suficiente (aunque al límite) ya que necesitamos exactamente el 40% de pot equity para justificar un call. Pero en este caso hay que tener en cuenta las odds implícitas (implied odds), que se centran en el dinero potencial que se puede ganar, las cuales hacen que este call sea rentable.

Dicho esto, tenemos que asignar un rango pre-flop a nuestro rival y cómo nuestro propio juego afecta a este.

Si, por ejemplo, re-subimos con 22, tan solo conseguiríamos que foldeasen las peores manos del rango del oponente, pero además estaríamos construyendo un bote con una mano marginal que pocas veces mejora.

Te recomendamos ver a Jaime Staples hablando del rango pre-flop de su rival en el siguiente vídeo.

2. Post-flop

Comenzamos la mano con una evaluación básica de las posibles manos que puede tener el rival. Ahora es el momento de concretarlo lo máximo posible y actuar en consecuencia.

A) Si él toma la iniciativa

Para este ejemplo, vamos a asumir que tenemos Q J contra el rango más loose mencionado arriba. Hemos visto su subida pre-flop estando en el botón.

Tal y como ocurría con la pareja de doses mencionada anteriormente, nuestra mano tiene cerca del 40% de equity, de modo que la situación es similar.

El flop es J 8 2 y nuestro oponente realiza una c-bet (apuesta de continuación). Veamos las opciones que tenemos de ganar frente al rango de nuestro rival.

 

PokerStove Tabla de porcentajes.
Tablas como está te ayudarán a encontrar tu rango.

Si ponemos el rango del rival y nuestra mano en una calculadora de rangos como PokerStove, veremos que ahora nuestro QJ tiene un 64% de opciones frente al rango pre-flop del rival (el más loose).

Esta información es importante, pero no lo suficiente ya que ahora tenemos que preguntarnos si el rango del rival ha cambiado.

Si sabemos que siempre realiza apuesta de continuación tras el flop, entonces su rango no cambiaría y haríamos call debido a nuestra equity.

Si jugamos contra un jugador que es algo más tight en el flop y solo apuesta con una parte de su rango, tenemos que recalcular ya que asumiríamos que tiene pareja alta (en este caso hasta la segunda carta) o proyectos. El rango sería AA – 99, AJs, AJo, T9s, 98s y 87s.

Nuestra pareja alta con la reina de kicker tiene un 48% de equidad ante este rango, estando el call todavía justificado.

Pero la mano todavía no ha terminado y el turn es un 2. Si pensamos que nuestro rival ahora tan solo apostaría con AA – 99 y AJ, deberíamos tirar nuestras cartas ante una nueva apuesta ya que el rango de nuestro oponente se habría vuelto demasiado fuerte.

Si pensamos que apostaría con el mismo rango que en el flop, vemos su apuesta de nuevo.

Así es como funciona el ajuste y reducción de rangos, teniendo en cuenta que cuanto más sabemos del rival es más fácil poder concretar su rango.

B) Si nosotros tomamos la iniciativa

Aunque seamos nosotros los que hayamos tomado la iniciativa en la mano, todavía vamos a intentar descubrir el grupo de manos que nuestro rival podría tener.

Ejemplo

Subimos con A5s desde posición media y un jugador tight en el botón ve nuestra apuesta. Estimamos que podría haber realizado este movimiento con:

AQo – ATo, AQs – A2s, 99 – 22, KQs, KJs, KTs, QJ, JT, J9s, T9s, T8s, 98s, 87s, 76s

 

Manos de Poker Chino
Deja de poner solo en una mano a tu rival.

No tenemos una mano fuerte, quizá nuestra subida había sido demasiado loose, de modo que nuestra equidad no es demasiado buena contra este rango, teniendo el 46%.

Pero con el flop A 8 2, las cosas se vuelven interesantes. Ahora tenemos un 70% de equity contra el rango de nuestro rival, de modo que apostamos de nuevo.

Si este ve la apuesta, su rango cambia drásticamente. Podemos asumir que solo vería con AQo – ATo; AQs – A2s, 99, 88, 22, T8s, 98s y 87s, mientras que habría tirado el resto de manos ya que tiene razones para hacerlo.

Contra este rango, nuestra mano tiene solo un 39% de equidad.

Este call, por supuesto, tiene un efecto en como actuamos en la siguiente calle. Digamos que aparece un 2 en el turn. No deberíamos apostar contra un jugador tight ya que este no vería un call con una mano peor que la nuestra ya que no hay proyectos en el board.

Si ambos jugadores hacéis check en el turn, también sería correcto hacer check en el river ya que el rango del rival no ha cambiado.

Si hay una apuesta, estaríamos ante una situación realmente complicada.

Conclusión

Así es como piensan los jugadores profesionales sobre las manos propias y de los rivales, basándose en entrenamiento, práctica y experiencia.

Si juegas de forma recreacional, intenta dejar de poner a tus rivales en una sola mano y prueba a pensar más como un profesional.

El análisis de manos es un proceso de deducción y cada rango debe ser reevaluado en cada calle.

Parte 2: Construye tu propio rango

Cuando vas a jugar una mano de poker, no solo consiste en analizar qué tiene tu rival, sino que además tienes que pensar en unos rangos razonables que tú debes tener en cada situación.

Este es un reto bastante importante ya que además de tener en cuenta que hay nueve (o al menos seis) asientos diferentes en la mesa, hay otros factores que debes considerar y a los que tienes que prestar atención.

Tom Dwan y los conceptos básicos.
Tom Dwan también tuvo que comenzar por lo básico.

Lo básico

Antes de hablar sobre cómo podría verse nuestro rango, tenemos que tener en cuenta que podemos poner un rango para las siguientes categorías diferentes.

  • El rango de subida
  • El rango de call
  • El rango de re-subida

Esta es una clasificación muy básica ya que no tiene en cuenta nuestra posición, la del oponente, el número de oponentes, ni siquiera el estilo de juego de estos, pero está bien para empezar.

Un rango equilibrado

¿Qué es un rango equilibrado? Vamos a poner un ejemplo. Una vez a la semana juegas una partida casera muy agresiva, donde los jugadores a menudo suben y re-suben.

En este tipo de juego puedes jugar prácticamente cualquier mano razonable, pero digamos que tienes ases en primera posición y limpeas (ves la ciega). Hay varias subidas tras nosotros y terminamos all-in contra un jugador con AK. Nos llevamos el bote.

Todo está correcto, ¿no? No exactamente. Nuestro pequeño truco ha funcionado, pero la próxima vez que limpeemos, nuestros rivales van a tener en cuenta lo ocurrido y van a actuar en consecuencia.

Nuestro problema es que ahora nuestro rango está poco equilibrado. Para nuestro rival, este solo consiste en una mano: AA.

Recuerda a David Sklansky: “Cada vez que tus rivales jueguen sus manos como si supiesen qué tienes, pierdes”.

Cuando un rival es capaz de reducir tu rango a una sola mano, esto es exactamente lo que ocurre.

Este ha sido un ejemplo demasiado extremo, pero nos hace ver lo importante que es para nosotros construir un rango.

Nuestro rango debe tener siempre diferentes tipos de manos, para que al menos haya alguna que haya podido mejorar con el flop.

Desarrollar un rango

Vamos a intentar desarrollar un rango de subida (apuesta) desde posición inicial contra un jugador tight medio. Para ello debemos tener en cuenta lo siguiente:

 

Equilibrio de rango
Es complicado encontrar el equilibrio en el rango.

1. Nuestra mano tiene que ser fuerte ya que el resto de jugadores tienen que actuar tras nosotros y pueden entrar en el bote con manos buenas.

2. No deberíamos escoger solo manos pensando en su fortaleza absoluta.

3. Tenemos que equilibrar nuestro rango para conseguir que para los rivales sea difícil jugar de forma perfecta contra este.

Digamos que queremos jugar el 10% de nuestras manos desde esta posición, subiendo este porcentaje según nos vayamos acercando al botón.

Si solo pensamos en pot equity, aquí tienes el 10% de manos más fuertes: AA – 77, AKs – ATs, AKo – AJo, KQs, KQo, KJs, KTs, QJs, QTs.

Bueno, ¡ya está! Ya tenemos nuestro rango, ¿no? No, ya que este rango tiene varios inconvenientes.

1. Varias de estas manos pueden ser dominadas.
2. El rango es fácil de descubrir y determinar.
3. El rango consiste demasiado en manos similares. Cartas altas unidas de alguna forma entre sí.

Hora de equilibrar

Podemos resolver los problemas 1 y 3 eliminando de nuestro rango KQo, KJs, KTs, QJs y AJo. Estas manos, con frecuencia, estarán dominadas cuando algún rival vea o re-suba nuestra apuesta.

 

Fedor Holz, uno de los nombres más importantes del poker.
Holz sabe utilizar en su beneficio todo el espectro de manos.

Además, estas manos nos hacen tener un rango demasiado centrado en manos “broadway”, lo que también afecta al punto 2.

Hemos eliminado 16 manos suited (KJs, KTs, QJs, QTs) y 24 de diferentes palos (KQo, AJo) de nuestro rango, de modo que tenemos que encontrar otras 40 combinaciones para completar nuestro rango (de subida en posición inicial).

Algunos cambios podrían ser conectores del mismo color como T9s, 98s, 97s, 87s y 76s (20 manos en total), así como 66, 55, 44 (18 combinaciones), sumando 38 opciones (de las 40 que buscábamos), por lo que podemos dejarlo así.

Ahora nuestro rango se ve así:

  • AA – 44 (66 combinaciones)
  • AKs – ATs, AKo – AQo (16 suited y 24 off-suited, cartas altas)
  • T9s, 98s, 97s, 87s, 76s (20 manos especulativas)

Tenemos 126 manos posibles en nuestro rango: 11 parejas, 4 manos broadway (altas) suited, 2 broadway off-suit y 5 conectores de color.

A excepción de algunos ajustes, como quitar algún conector para sustituirlo por una mano más con cartas altas de las eliminadas, que realizaríamos dependiendo del juego del rival, hemos conseguido crear un rango más que interesante con el que jugar desde posición inicial.

Tiene todas las manos fuertes, pero además tiene otras manos especulativas como parejas bajas y conectores de color, lo que puede ser una sorpresa para los oponentes.

Ten en cuenta que no es un problema que este rango sea un poco más débil que el inicial del 10% de manos más fuertes, ya que nuestro nuevo rango tiene un potencial mucho mayor de que se vea mejorado en cualquier tipo de board.

Las principales características de este rango es que incluye manos fuertes y no tiene demasiadas manos, estando además muy equilibrado.

Así es cómo creas un rango en posición inicial ante jugadores tight.

Cuanto más cerca estés del botón, más manos puedes añadir a tu rango ya que el número de jugadores que tienen que actuar detrás de ti es menor, de modo que no debes jugar solo manos realmente fuertes.

Al acercarnos al botón añadiremos manos de todo tipo, siendo más y más looser.

Ajustes

No te equivoques, esta no es la solución a todas las preguntas, simplemente hemos intentado explicar de forma rápida y superficial el proceso de crear rangos.

Gus Hansen con bigote
El equilibrio de rangos es más importante que la imagen.

Obviamente, el estilo de juego de nuestros rivales es también un factor importante. Hablando de forma general, siempre deberíamos de ir contra la tendencia que siga la mesa.

En una mesa tight, abriremos nuestro rango, mientras que si esta está llena de maniacos nos volveremos más tight.

También tendremos que ajustar nuestro rango teniendo en cuenta otros factores como si la ciega grande intenta normalmente defenderla o no.

Juego post-flop

Ahora debes saber que tener un rango de subida no es suficiente, también necesitamos un plan a seguir tras el flop.

Hemos tratado más arriba cómo analizar el rango del rival y ajustarnos a este. Por deducción y teniendo en cuenta esto, tendremos que crear un plan.

Apostar o no en el flop dependerá principalmente de dos cuestiones:

1. Qué manos peores que la nuestra pueden ver nuestra apuesta.

2. Qué manos mejores que la nuestra podemos hacer foldear.

Rango de call y de re-subida

El juego pre-flop consiste principalmente en el call, subida y re-subida (el limp juega un papel menor).

Phil Hellmuth, el jugador con más brazaletes WSOP.
Algunos jugadores no se creen que rara vez debes limpear.

Los rangos para call y re-subida siguen las mismas reglas que el de subida: Tienen que estar equilibrados e incluir manos con perspectiva.

Si siempre hacemos call (y no subimos o re-subimos) con manos como QJ, 44 o 87, vamos a hacer demasiado fácil a nuestros rivales descubrir nuestro rango. Por ejemplo, si hay una subida antes de actuar y encontramos ases en el botón, podría tener sentido hacer solo call de forma ocasional (normalmente debes subir ya que siempre hay que intentar sacar el máximo con las mejores manos).

Esto podría propiciar una re-subida de un jugador agresivo en la ciega grande o hacer que el agresor inicial sobreestime su mano.

Si llegamos al showdown, protegeremos nuestro rango de call para el futuro, además de hacer que sea más difícil para el rival ir de farol contra nosotros.

Otro ejemplo: AQ es una mano muy buena para hacer call desde las ciegas. Contra una subida en posición inicial no es una buena opción ya que este apostará de nuevo, pero contra una subida del botón sí ya que seríamos favoritos en la mayoría de ocasiones y además ocultaríamos la fortaleza de la mano muy bien.

Observa cómo Jonathan Little explica los diferentes elementos y factores a tener en cuenta en la lectura de rangos.

Re-subidas – Manos fuertes y especulativas

El acercamiento (la forma de ver) a las re-subidas es similar. No podemos solo re-subir cuando tenemos las manos más fuertes, sino que tenemos que hacerlo también con manos más especulativas.

Ejemplo: Estamos en el botón contra un jugador loose que abre la mano en posición inicial. Deberíamos re-subir parejas de 10 o mayores, AK y AQ, pero no solo estás, también deberíamos re-subir T9s, 98s y 87s.

Por otro lado, no deberíamos re-subir manos como A9 ya que son demasiado débiles y nos meterían en problemas incluso si estas mejoran en el flop.

Conectores medios de color, pueden convertirse en un monstruo y difícilmente serían dominadas.

De nuevo, lo importante es conseguir el equilibrio adecuado entre manos premium y especulativas.

Conclusión

El principal objetivo a la hora de construir nuestro propio rango es el equilibro. Sin este, los rivales conseguirán descubrirlo y no seremos capaces de jugar nuestras manos de la forma más rentable posible.

----------------------------------------------------------------------------------

Descubre más sobre rangos en el poker con PokerListings:

¡Por favor, rellena las siguientes celdas correctamene!!

¡Error al guardar el comentario!!

Tienes que esperar 3 minutos para publicar otro comentario

mainumby01 2016-11-27 19:45:21

El video lo veo en la pagina pokerlistings."es" sería mucho pedir que los administradores pudieran subtitular al menos un video de diez minutos?