Jugar con parejas medias o bajas en el destape (flop)

Cash Flow

Jugar con parejas medias o bajas en el destape (flop)

Introducción

Cuando se hace una pareja tras el flop utilizando una de las dos cartas iniciales, y no es una pareja alta, sino una pareja media o baja. Por ejemplo, tenemos un A 4 y en el flop sale Q 4 2 ó Q 7 4. Estas dos parejas se pueden jugar de dos formas distintas, y como tal, veremos aquí puede ser una misma. Normalmente es frecuente que los jugadores principiantes o intermedios, desestimen las parejas medias o bajas, pero realmente es fácil jugar correctamente ya que las decisiones generalmente se basan en simples matemáticas y en calcular las odds.

En cada situación que se describa a continuación, se asumirá que al menos uno de los oponentes lleva una pareja más alta o mejor y que el bote es de varios sentidos.

Pautas generales

El primer paso es comprender que en el mejor de los casos después del flop se tienen 5 posibilidades que mejorarían la mano. Esto se resume en 8 a 1 en contra de mejorar el turno, y sería lograr dobles parejas o trío para ir. Sin embargo, la mayoría de las veces se necesitarán posibilidades mejores para ir. Si se compara esto con una escalera interna de cuatro es una mano mucho más fuerte. En esencia, sería necesario un bote muy grande para jugar con parejas medias o bajas en botes de varios sentidos. Esto es el resultado de los siguientes factores:

  1. Si un contrario lleva un trío (con dos de mano) o dobles parejas podría ser un suicidio apostar, o casi.
  2. Los oponentes pueden llevar manos que contrarresten nuestras cartas, como una escalera o color.
  3. Incluso aunque logremos dobles parejas o tríos (con una de mano), podemos perder en el río contra dobles parejas mayores, tríos, escaleras, o color.

Cuando considerar si ir o apostar:

  1. Si nuestra carta es mayor que la carta más alta del flop, la jugada será favorable, y la merecerá la pena jugar la apuesta sobre el bote.
  2. Si el bote es muy grande, es decir que ofrece por lo menos 12 a 1 respecto a nuestra puesta, será favorable.
  3. Cuando nuestra apuesta es la que cierra, con una subida se cambiará la apuesta del bote de forma dramática. Esta es una razón por la que una posición retrasada puede ser ventajosa.
  4. Se justifica una apuesta cuando se piensa que nuestra mano es la mejor o cuando se cree que la probabilidad de desanimar a oponentes con manos mejores combinada con la probabilidad de que les intimemos es alta.

Cuando no apostar o subir:

  1. Si el flop muestra tres cartas del mismo palo. Esto implica que se descubran tres tréboles, corazones, picas o diamantes (salvo que se cuente con as o un rey del mismo palo para acompañar la pareja). En este tipo de flop, sería prácticamente un suicidio apostar si alguien ya tuviera color. Además, las posibilidades de perder el bote aunque se case algo en el flop, es mayor.
  2. Si el flop muestra 3 cartas consecutivas. Es decir algo como J-10-9, 9-8-7, 8-7-6, etc. Siempre se debería pasar por la misma razón que en la situación de las "tres del mismo palo " (ver Número Uno). Si el flop muestra cartas altas y no se tiene un extremo abierto para la escalera. Es decir el flop muestra algo así como K-Q-10, A-Q-J, etc. Si imaginamos que llevamos A-10, y el flop muestra Q-J-10. Realmente se tienen 4 posibilidades para casar un rey, y 2 para una victoria incierta si saliera otro 10. Y, la verdad es que, son únicamente 6 posibilidades, por lo que es una posibilidad débil.
  3. Si en el flop salen dos del mismo palo, nos enfrentamos a tres o más rivales, y el bote es pequeño.

Como hay que pensar

Los ejemplos siguientes muestran las líneas en las que estamos pensando al determinar cuantas posibilidades tienen en realidad nuestra pareja media o baja.

En todos los ejemplos siguientes hay tres o más oponentes en la mano y el flop muestra Q 8 2.

  1. Tenemos A 2. En el mejor de los casos tenemos, tendremos 5 posibilidades y una salida con color.
  2. Tenemos A 2. En el mejor caso, tendremos 4 posibilidades ya que el A está contrarrestado y no hay posibilidades de lograr color.
  3. Tenemos As-8. En el mejor de los casos, tendremos 3 posibilidades ya que el A y el 8 se contrarrestan y no habría posibilidad de lograr color.
  4. Tenemos As-8, un oponente lleva A Q y otro lleva color. En el mejor caso, tendremos 2 posibilidades ya que los ases quedan contrarrestados.
  5. Tenemos As-8, un rival lleva A Q, y otro color. En el mejor de los casos, tendremos 1 posibilidad ya que todos los ases y el 8 están contrarrestados.