La anécdota del EPT Malta 2015: George Danzer juega en la mesa errónea

George Danzer4
WSOP POY 2014, varios títulos importantes y... ¡NO sabe cuál es su mesa!

El WSOP POY 2014 George Danzer se sienta en la mesa equivocada en el EPT de Malta. Analizamos lo ocurrido y las consecuencias que podría haber tenido su acción.

El interés más importante entre los seguidores de un torneo (o festival) de poker es conocer el ganador o los ganadores, esos héroes que levantan el trofeo de ganador, aquellas personas que cumplen el sueño de la mayoría.

Esto ocurre tanto en los torneos más pequeños como en los torneos más importantes como el que se está disputando en estos momentos: el EPT Malta 2015, aunque esto no indica que no ocurran muchas más cosas en las mesas (y alrededor de ellas) que no sean realmente interesantes.

Por esta razón queremos traeros, así como analizar, una de las anécdotas de este EPT Malta 2015 que ha tenido como protagonista al Player of the Year de las pasadas World Series of Poker 2014: el alemán George Danzer.

Danzer se sienta en la mesa equivocada

Lo primero que debemos hacer es explicar lo ocurrido. El día 1B del EPT Malta comienza y el jugador alemán se registra tras haber comenzado la jornada.

Tal y como es habitual en estos casos, el torneo ya ha empezado y los jugadores registrados están sentados en sus mesas con sitios vacíos donde se van incorporando los jugadores que realizan el registro tardío o, posteriormente, jugadores provenientes de otras mesas (según estas se van rompiendo).

George Danzer recibe su tarjeta con la mesa y la posición en ella. George Danzer debe sentarse en la mesa 28 (según su tarjeta), pero se sienta por error en la mesa 26, justo a la derecha de Vanessa Selbst, algo que no le extrañó ya que según sus palabras: “he estado en la mesa de Vanessa en multitud de eventos, por lo que parecía normal tener que sentarme junto a ella”.

Tras un comienzo bastante bueno en el que fue acumulando fichas de sus “compañeros de mesa” durante 20 minutos, el ganador del WSOP POY 2014 notaba como alguien le daba unos toques en el hombro y le decía que estaba en su sitio.

Danzer consultaba su tarjeta y observaba estupefacto que esta persona tenía razón, por lo que estaba en la mesa equivocada, de modo que el dealer (a instancias de ambos jugadores) llamó al floorman, al responsable de lo que ocurría en el torneo, para explicar la situación.

ept11maltatournamentroom
Buscando a George Danzer.

Este decidió que Danzer “tenía que coger sus fichas y moverse a otra mesa”, explicando que “no habrá consecuencias ni acciones a posteriori”.

Ante la pregunta de que si podría haber continuado el alemán en “su mesa” y el nuevo jugador sentarse en la otra, Nicholas (el nombre del floorman) también comentaba que “el jugador no puede continuar en la mesa ya que otros jugadores podrían buscar -mesas fáciles- en situaciones similares”.

Continuaba diciendo que “no hay diferencia si el jugador ha ganado o ha perdido fichas, sin importar el tiempo que ha estado sentado allí”.

George Danzer cogía por tanto su stack (las fichas iniciales más las que había conseguido de la mesa en la que estaba jugando) y se dirigía a la mesa en la que debería haber comenzado el torneo para continuar su participación como si nada hubiese ocurrido.

¿Cómo se podría haber evitado este error?

Siempre que ocurre un caso extraño en un torneo surgen las dudas sobre cómo podría haberse este evitado, así como las posibles soluciones existentes tras el error y el análisis de si se ha realizado lo correcto.

Lo primero que vamos a ver son los puntos que se han dado para que ocurriese esta situación.

  • Primeramente hay que indicar que la fuente con la que se han creado los números hace que estos se parezcan bastante, de modo que viéndose con prisa es posible que el jugador se confunda.
  • Esto es todavía más factible si el jugador lleva un tiempo dando vueltas para encontrar su número y al ver “su mesa” se sienta.
  • En este aspecto de buscar la mesa, quizá sería conveniente que hubiese gente de la organización ayudando a encontrar la mesa a los jugadores que han realizado el registro tardío (así como cuando se rompe una mesa, a los jugadores que quedan a encontrar su nuevo lugar), aunque esto sabemos que es imposible por el número de personas que harían falta y que es habitual que esta ayuda no exista para todos los jugadores.
  • La tranquilidad con la que George Danzer se sienta en su mesa. Es habitual ver a jugadores preguntando si es esta su mesa. El jugador alemán se sentaba sin realizar pregunta alguna y sin dudar, como “si supiese lo que está haciendo”.
  • Esta forma de actuar hizo que el dealer no comprobase concienzudamente la mesa escrita en la tarjeta del jugador, algo que debe considerarse un error ya que es su obligación.
  • Ninguno de los jugadores sentados a su alrededor ha mirado la tarjeta del jugador. No es extraño ver a los jugadores analizando la tarjeta del jugador que se sienta a su vera para ver su nombre, pudiendo percatarse que estaba indicada la mesa errónea.
    Esto no se dio por varias razones: en el EPT muchos jugadores se conocen entre sí, además George Danzer y su cresta son más que conocidos y para finalizar Vanessa Selbst (ambos se conocen bastante bien y han coincidido mucho en torneos) era una de las personas a su alrededor.

Decisión final

croppedimage650320 vanessaselbsttime3
Tantas veces en la misma mesa que Vanessa que "me parecía normal".

Tal y como hemos comentado, la decisión fue que George Danzer se levantase de esta mesa con las fichas que tenía y se marchase a la mesa en la que se debería haber sentado en un principio, ocupando el lugar dejado por el jugador alemán el jugador al que correspondía el asiento, quien se sentaba con el stack inicial.

Esta decisión llevaba consigo que en la mesa 26 hubiese menos fichas de las que debería haber ya que Danzer había conseguido aumentar su stack antes de moverse de mesa. Por otro lado sus nuevos compañeros veían cómo se sentaba un jugador “nuevo” con un stack inicial mayor del que le correspondía.

Realmente la decisión del floorman parece la más acertada por varios aspectos:

- No se había eliminado a ningún jugador estando el alemán en la mesa. Si hubiese sido así quizá este podría haber protestado, propiciando un debate mayor y pidiendo de nuevo su lugar en el torneo.

- Danzer no parece que haya buscado una mesa débil ya que si no, pocos creen que hubiese escogido sentarse junto a Vanessa Selbst, la mejor jugadora del mundo para muchos de los amantes del poker. Queda claro que es un error y que no ha buscado su beneficio.

- El cambio realizado es como si se hubiese movido a Danzer de una mesa a otra tras romperse una de ellas, algo habitual en un torneo. En ese caso es normal que el jugador tenga un stack diferente al inicial.

- Los jugadores de la mesa no protestaron ante la decisión. Quizá preferían haber perdido (algunos) unas cuantas fichas pero alejando de su mesa a uno de los mejores jugadores del mundo.

- Hasta ahora no se ha tenido constancia de que se haya dado este caso anteriormente en este tipo de torneos importantes. Al ser la primera vez, parece estar claro que es un error, por lo que no es conveniente penalizar a Danzer, pero si se viesen en un futuro cercano casos similares, no sería de extrañar que se penalizase al jugador pensando que ha intentado sentarse en una “mesa fácil”.

Otras posibles decisiones o consecuencias

Tal y como hemos comentado anteriormente, pensamos que la decisión tomada por la organización del EPT Malta 2015 es la más correcta, pero no todo el mundo pensará igual, de modo que os ofrecemos otras posibles opciones de resolver el conflicto:

    Danzer HU
    Danzer ha dicho adiós al torneo tras ser eliminado.
  • Eliminación del torneo: La decisión más drástica que se podría haber dado es la eliminación del torneo de George Danzer junto con todas las fichas acumuladas hasta ahora. Dado que en esta situación queda claro que ha sido un error y no una actuación buscando beneficio, esta decisión sería demasiado exagerada, aunque si fuesen las WSOP probablemente no nos extrañaría que hubiesen hecho algo así, no sería la primera vez que toman decisiones drásticas.
  • Devolución de las fichas conseguidas a sus propietarios: Tanto si el jugador hubiese sido eliminado o trasladado a su mesa correcta (como así ha sido), se podría haber devuelto las fichas a los jugadores. Esta opción es inviable ya que no se tiene la base de datos con cada una de las manos disputadas y probablemente sin Danzer (o con otro jugador) la forma de jugar hubiese cambiado, por lo que aun teniendo esta base de datos no se podría devolver las fichas correctamente.
  • Retirada de las fichas conseguidas: Esto sería igual que el caso anterior, pero en lugar de devolver las fichas, tan solo se quitarían del stack de Danzer sin dárselas a nadie. En este caso (así como en el anterior) hay que preguntarse si se devolverían al jugador las fichas en caso de haber perdido y la respuesta es un rotundo no, de modo que no parece factible, incluso siendo una buena opción para penalizar levemente al jugador por su error.
  • Mantenerse en la mesa: Otra posible opción sería que Danzer se mantuviese en la mesa que estaba jugando y que el jugador al que correspondía este sitio se ubicase en el lugar del jugador alemán. Esto sería alterar el torneo ya que ambos estarían jugando en un lugar que no les corresponde. No es lo mismo estar unas manos (20 minutos) que un periodo más largo.
  • Penalización sin jugar: Quizá esta hubiese sido la decisión más factible. Al igual que ocurre con alguien que se comporta de manera inadecuada, se podría haber sancionado a Danzer con una órbita sin jugar (o quizá más), pero esto conllevaría que se “acepta” que ha actuado a propósito. Por otro lado habría que preguntarse en qué mesa debería cumplir la sanción, si en la nueva (por lo que se beneficiarían quienes no han sido perjudicados) o en la antigua (se quedaría sin jugar varias manos el propietario del lugar en el que estaba sentado), además las consecuencias de esto son mínimas al no haber antes.

Falta de reacciones ante la situación

Las reacciones en la mesa han sido mínimas y el asunto ha sido tratado como una simple anécdota sin más, siendo una clara muestra de ello que no ha habido protestas enérgicas por ninguna de las partes ante la decisión de la organización.

Además el propio protagonista dejaba claro que tan solo era una anécdota al comentar que ha jugado tantas veces en la mesa de Vanessa que no le parecía extraño, comentando posteriormente en su twitter lo siguiente:

“Asumí automáticamente que estaba en la mesa de Vanessa Selbst cuando la vi. Equivocado. He sido movido ahora. Perdón por el -hit and run-”.

Vanessa no ha realizado ningún comentario sobre lo ocurrido, lo que deja claro que para ella ha sido tan solo un malentendido que no hace falta ni mencionar. Probablemente incluso se haya alegrado al ver a Danzer alejarse de ella.

Hemos estado buscando reacciones de otros jugadores ante lo ocurrido y la posible polémica que este hecho pudiese generar, pero no hemos encontrado nada digno de mención.

Esto deja claro que todo el mundo asume que ha sido un simple error, además de mostrar que Danzer es un jugador bastante admirado y querido ya que probablemente hubiésemos visto alguna reacción agresiva si esta anécdota hubiese tenido algún otro protagonista más dado a la polémica.

Seguro que si se diese otra vez una situación parecida, sea cual sea el protagonista, se forme un debate interesante sobre la búsqueda de “mesas fáciles” en los torneos y las posibles sanciones que el jugador debería recibir.

Por último queremos comentar que los beneficios conseguidos por George Danzer en las manos disputadas en la mesa incorrecta al inicio del EPT Malta 2015 han sido inútiles ya que el jugador alemán era eliminado tan solo unas horas más tarde y antes de finalizar el día 1B.

Últimos blogs »