La mano de la semana: Colman echa el freno, foldea ases y ahorra 300k

Colman SHR
¿Qué pensará Colman?

"¿Cómo hago para poder salvar aquí 300.000$?"

¿Cuál es la diferencia entre los mejores jugadores de poker de un jugador medio? Acciones como la protagonizada por Dan Colman en la mesa de cash de Super High Roller del Casino Aria en Las Vegas en 2015, escenario en el que toma una decisión realmente difícil pero acertada, son una muestra de por qué son jugadores top y no simples aficionados.

El ganador de la segunda edición del The Big One for One Drop en 2014 consigue tomar la decisión correcta que le sirve para evitar una sangría de 300.000 dólares.

¿Qué era (probablemente) lo que estaba pensando? Vamos a diseccionar la mano para intentar averiguarlo.

Del flop al river

Una vez más visitamos las mesas Super High Roller del Casino Aria en nuestra mano de la semana. La semana pasada disfrutamos de la mano de Salomon y Decaloris en la “mesa recreacional” y ahora vamos un paso más lejos al sentarnos junto a varios de los mejores jugadores del mundo: Andrew Robl, Sam Trickett, Doug Polk, Dan Colman y Scott Seiver.

Los stacks en la mesa eran increíblemente altos. A excepción de Polk, ningún jugador tiene en su mano una pila de fichas (dinero en este caso al ser una mesa de cash) menor a 500.000$.

Ya en la mano, Polk foldea ante la subida de 2.400$ de Robl.

Colman se encuentra con     y re-sube a 8.500$.

Seiver, con un stack de 620.000$ y en el botón, realiza una 4bet a 24.000$.

Robl abandona la mano ante esta agresión, pero Colman decide volver a apostar, subiendo a 70.000$. Seiver piensa por un momento y decide hacer call. Nos encontramos con un bote que ha ascendido a 144.800$ antes de mostrarse el flop y con stacks efectivos de 513.000$.

El flop muestra       Colman apuesta 50.000$ y Seiver ve dicha apuesta. El bote asciende tras el flop a 244.800$ (stacks efectivos de 463.000$).

Tras el turn   Colman hace check y Seiver apuesta 120.000$. Colman tankea durante un tiempo y decide hacer call. El bote ya asciende a 484.000$ y los stacks efectivos son de 343.000$.

En el river se muestra   Colman vuelve a pasar y Seiver decide poner en riesgo todas sus fichas con un all-in de 343.000$. Colman analiza la situación durante un minuto y finalmente abandona la mano.

Seiver se lleva 628.000$ con     y un set ganador, aunque el fold de Colman le entregaba el bote sin importar sus cartas.

Aquí puedes ver la mano.

Análisis

El bote de la mano es realmente alto, pero a pesar de ello Dan Colman es capaz de tirar sus cartas en un movimiento que le permite ahorrarse más de 300.000$. Visualiza de nuevo la mano y observa cómo la evolución de la mano influye en el juego de Colman y en su decisión final.

Seiver SHR
Seiver toma una línea agresiva.

Los jugadores están bastante activos en el juego pre-flop, pero cada uno de los movimientos vistos tienen sentido.

Robl tenía pareja de ochos, una buena mano, pero no tanto si te encuentras atrapado en una guerra de subidas entre Scott Seiver y Dan Colman.

Seiver sigue una línea agresiva. Los rangos de sus rivales son bastante amplios por sus posiciones (hijack y cut-off) y no quiere jugar un solo set-mining (esperar al flop para ver si completa el set).

Un movimiento más pasivo habría sido el call ante el 3bet de Colman.

Robl habría visto dicha apuesta. Entonces Seiver se habría encontrado en el juego post-flop ante dos jugadores y con una decisión muy difícil de tomar en caso de no mostrarse un nueve.

Es suficiente

En lugar de solo ver la apuesta, Seiver decide realizar una 4bet. Colman tiene pareja de ases y obviamente quiere que el bote crezca todo lo posible, por lo que apuesta de nuevo.

Después de esta 5bet hay casi 100.000$ en el bote y Seiver tiene que preguntarse si merece la pena (incluso si es una decisión acertada) hacer call con pareja de nueves.

Lo primero que tiene que hacer es pensar en el posible rango de su oponente, el cual es casi con toda seguridad JJ, QQ, KK, AA o AK.

Seiver está por tanto (y casi con total seguridad) detrás en la mano, por lo que la siguiente pregunta a hacerse es: ¿Es rentable pagar la apuesta con la esperanza de completar un set?

El detalle a tener en cuenta en este momento para poder responder a la pregunta es saber cuánto dinero puede ganar Seiver si completa el set, lo que llamamos odds implicadas.

El precio a pagar (la apuesta de Colman) es de 46.000$, teniendo Colman 500.000$ en su mano, más de 10 veces la apuesta que Seiver tendría que pagar para ver la última apuesta pre-flop de su rival. Esto es suficiente ya que estadísticamente consigues completar un set una de cada ocho veces.

Seiver está en posición y todavía estaría delante en la mano en caso de que su rival tuviese AK.

Colman descifra la mano de su rival

Colman Seiver
Pensando qué hacer.

Inicialmente Colman tiene una mano realmente buena para jugar. El flop es seco (con pocas o ninguna opciones de completar proyectos de color o escalera), tiene la mejor mano en la gran mayoría de casos y en caso de que su oponente tenga AK podría sacar una buena cantidad de dinero.

Su apuesta de 50.000$, aproximadamente un tercio del bote, está tomada para mantener a Seiver en la mano. Finalmente decide cambiar al modo check-call en el turn.

La razón es que Seiver aparenta súbitamente tener una mano muy fuerte cuando ve la apuesta en el flop.

AK sería prácticamente la única mano pero que la de Colman con la que habría visto dicha apuesta en el flop. Colman quiere evitar cualquier situación de all-in, prefiriendo alcanzar el showdown.

No puede foldear ante la apuesta de Seiver en el turn porque entonces el resto de jugadores de la mesa se percatarían de dicho movimiento y le robarían bastantes botes en el futuro.

Cuando Seiver realiza el all-in en el river, Colman sabe que solo superaría un par de faroles ya que si Seiver hubiese tenido AK, probablemente hubiese preferido ir al showdown.

Reyes, algo más que probable

Colman comentó posteriormente que pensó que Seiver tenía reyes y, basándonos en la acción pre-flop, eso era lo más probable que tuviese.

Dan Colman PC
"¿Reyes? Solo sé que mis ases no son suficientes."

Tal como se desarrolló la mano, Seiver tenía la segunda mano más probable (nueves) que batía la mano de Colman tras el flop. Pero esto tiene poca importancia para el análisis.

Como dato a añadir, es poco probable que Seiver hubiese jugado de la misma forma otras parejas más pequeñas.

Colman simplemente pensó que Seiver no podía haberse vuelto loco y haber apostado de farol en esta situación. Seiver había realizado una apuesta 4bet pre-flop, viendo además una 5bet de Colman, después había “¿flotado?” el flop y había metido dos barriles en turn y river.

El único movimiento lógico de Colman era el fold. Dan entendió rápidamente esto y consiguió mantener 300.000$, algo que probablemente no hubiese conseguido hacer un jugador más débil.

Conclusión

Colman muestra aquí todo su talento. Lo primero que hace es dar un frenazo en el momento justo, pasando al modo check-call en el turn y tras una apuesta bastante baja en el flop. Después de esto decide tirar sus ases.

Seiver intenta todo lo posible para llevarse todas las fichas de su rival con un sert, pero al final del día tiene que reconocer las habilidades de Colman y finaliza con “solo” 500.000$.

En un escenario en el que jugadores algo más débiles habrían perdido todo su stack, se habrían encogido de hombros y habrían realizado un re-buy, los jugadores de clase mundial como Colman son capaces de encontrar una salida para minimizar las pérdidas ante una situación complicada.

¡Por favor, rellena las siguientes celdas correctamene!!

¡Error al guardar el comentario!!

Tienes que esperar 3 minutos para publicar otro comentario

Sin Comentarios

×

Sorry, this room is not available in your country.

Please try the best alternative which is available for your location:

Close and visit page