La mano de la semana: Colman encuentra a su “coco” del main

Dan Colman Out
Colman se encontró con "la muerte" bajo el cuerpo de Pons.

El ganador del Big One for One Drop de 2014 fue durante mucho tiempo uno de los stacks más grandes del main event de las WSOP 2016, hasta que se enfrentó a Pons.

Las World Series of Poker 2016 tuvieron a lo largo del día 5 a Dan Colman en los puestos más altos de la clasificación, alcanzando el liderato de forma temporal en varias ocasiones.

Pero el día 6 todo cambió tras encontrarse con Fernando Pons, el jugador español que había conseguido su billete para el evento principal a través de un satélite, el cual se convirtió en su “coco” y borró su nombre de los puestos de honor e incluso de los supervivientes del torneo en solo unos minutos.

La mano de esta semana (las dos manos de esta semana) muestra lo rápido que uno puede caer en un torneo de poker, no importa lo grande que sea.

Del flop al river

Esta semana nos centrarnos en una sola mano, pero debido a la cercanía entre ambas y la coincidencia de los protagonistas, así como la trascendencia en la eliminación de Colman del torneo, hemos decidido comentar también la anterior para entender mejor la situación. Aquí os contamos lo ocurrido.

Tan solo unos minutos antes de la mano de esta semana, Dan Colman, con más de 26 millones de dólares en ganancias en su carrera, ya se había enfrentado (perdiendo la mano) al español Fernando Pons, con solo 11.000 dólares en ganancias hasta este main event.

Colman tenía pareja de nueves y Pons decidía lanzar un semi-farol con QT en un board 8-8-J-K. Colman se imaginaba que su rival tenía una mano peor, pero no podía ver la apuesta, aunque esto afectó a su pila de fichas, perdiendo un tercio de su stack, y a su estado de ánimo.

Puedes ver esta mano en el minuto 18.30 del vídeo que se encuentra varias líneas más abajo.

Tras perder el tercio de su stack y bajar a 27 ciegas grandes (4,2 millones de fichas), con estas en 80.000/160.000 (ante 20.000), Colman con     subía en UTG a 360.000, viendo su apuesta Pons desde HJ con 18 millones de puntos.

Tras el juego pre-flop, el bote ascendía a 1,12 millones de fichas, con stacks efectivos de 3,8 millones.

Tras el flop       ambos jugadores hacen check.

Se muestra el turn   con Colman haciendo check de nuevo. Pons decide apostar 350.000 fichas, respondiendo Colman con un all-in de 3,8 millones de fichas.

Fernando Pons muestra un     que domina claramente al experto en torneos high-stakes y uno de los mejores jugadores del mundo.

La   del river no cambia nada y Colman se despide del torneo en 31ª posición (216.211$), con Pons subiendo a los puestos más altos. Esta mano era una de las que ayudó al español a alcanzar (como short-stack) la mesa final del evento principal de las WSOP, para ser uno de los November Nine 2016.

La mano comienza en el minuto 23 del siguiente vídeo.

Análisis

Dan Colman juega esta mano de forma poco convencional, lo que nos deja un par de dudas (preguntas) que vamos a intentar aclarar (responder) a continuación.

Colman WSOP
La actuación de Colman genera un par de dudas.

Tal como hemos mencionado al inicio, Pons terminaba de llevarse una mano de 4,5 millones de fichas tras lanzar un semi-farol que echaba de la mano a Colman, dejando a este con un stack por debajo del límite de comodidad (30 ciegas).

A pesar de esto, pasar a tener un stack corto, no sirve para obligar a dejar de atacar a un jugador de talla mundial como es Colman. Esta es la razón principal por la que no podemos echarle en cara el subir pre-flop con una mano mediocre en posición inicial.

Representa un rango fuerte y sus habilidades son superiores a las del resto de sus rivales.

Cuando Pons ve la apuesta pre-flop de Colman desde Hijack, Colman entiende que el español no tiene una mano premium como ases, reyes o reinas, ya que con estas habría re-subido sin duda alguna.

Su rango tiene principalmente parejas medias y todo tipo de conectores.

Doble check en el flop

Vamos al flop y Colman (Pons también, este además con mejor kicker) completa top pair. Este flop es seco como un desierto, lo que significa que casi con toda seguridad, el jugador que esté en cabeza en el flop lo estará también tras el river.

Fernando Pons WSOP
¡Que viene el coco!

En estos momentos (flop), Colman decide no seguir el camino habitual. Haciendo check en lugar de realizar una apuesta de continuación, puede representar monstruos como JJ o 77, pero también muchas manos débiles que el top pair (su mano real) como 88 o AQ.

El check de Pons es un gran movimiento que muestra que a pesar de ser un jugador amateur en el papel, Fernando sabe en todo momento lo que está haciendo.

Una apuesta aquí del español habría servido de poco ya que Colman no habría visto la apuesta con una mano débil.

Acción en el turn

La carta mostrada en el turn es buena para Colman ya que el 3 es más baja que el jack y Colman continúa representando una mano más débil que la que realmente tiene.

Colman hace check de nuevo y Pons decide no esperar más, apostando 350.000 fichas en un bote de 1,1 millones.

El motivo que lleva al español a apostar puede ser que quiera mantener a Colman en el bote con un coste no demasiado alto o estar intentando echarlo sin arriesgar demasiadas fichas.

Tras el movimiento del español, Colman va all-in. La apuesta es de 2,5 veces el bote en ese momento, de modo que el all-in es una over-bet que pretende polarizar al máximo su mano.

Pons mantiene la calma

La línea seguida por Colman, lleva a Pons a una conclusión, su rival tiene un set o un semi-farol tipo A K con bastantes outs y mucha fold equity.

El rango de Colman, centrado en el semi-farol, serviría a Pons para poder ver la apuesta con manos como TT, 99, 88, 66 e incluso con un siete (pero esta mano está totalmente descartada por cómo ha ido la mano, no parece posible que Pons tenga el set).

Pons WSOP
"Colman, yo soy tu coco".

Vamos a centrarnos en la línea llevada por Colman en la mano. Está intentando aparentar una mano débil para maximizar sus beneficios con top pair, una mano que nunca abandonaría en esta situación.

Colman siente que tiene la mano ganadora en el momento de mostrar las cartas, quedándose en shock cuando ve la mano del rival. Es mala suerte que de todas las manos que pueda llevar su rival, este tenga la más fuerte posible (tras descartar pareja superior o un set).

Conociendo el juego de Colman, que incluye bastantes faroles, y teniendo en cuenta la mano entre ambos tan solo unos minutos antes, Fernando Pons no puede foldear top pair top kicker.

Pons no prolonga demasiado la toma de decisión y un visiblemente conmocionado Colman es eliminado.

Conclusión

Dan Colman realiza un complicado movimiento que puede ser interesante, e incluso entretenido, pero que lo lleva directamente a la destrucción.

En el otro lado de la balanza encontramos a Fernando Pons, la perfecta némesis, el coco, de Colman, quien termina su trabajo con él en su camino al November Nine.