La Mano de la Semana: Doyle Brunson se deja engañar por “El Mago”

Esfandiari y Brunson duelo de titanes en High Roller
Esfandiari y Brunson duelo de titanes en High Roller

Para terminar el año, os dejamos una mano a mano de clase mundial. Los protagonistas en esta ocasión son dos grandes figuras del poker, Brunson y Esfandiari.

En nuestra última mano de la semana de la sección de estrategia nos vamos a una mano que tuvo lugar a pocos kilómetros de las World Series of Poker, aunque ya quisieran algunos haberla visto sobre el tapete del Casino Rio.

El Casino Aria de Las Vegas es el escenario donde Doyle “Texas Dolly” Brunson, El Padrino del Texas Hold’em, y Antonio “El Mago” Esfandiari, el campeón del último Big One for One Drop de las WSOP y segundo jugador que más ha ganado en la historia, se midieron en una mano que ahora analizamos aquí.

La mano se disputa, como decimos, en el Casino Aria de Las Vegas, en el High Roller Cash Game, con ambos jugadores mostrando sus habilidades que les han hecho famosos en todo el mundo. ¿Quién se llevará la mano?

Del Flop al River

La mano en cuestión se jugó durante una partida de dinero real en el Casino Aria el pasado verano, mientras las WSOP se disputaban a algunos kilómetros de distancia.

Las ciegas estaban en $400/$800, con algún que otro stack monstruoso sobre la mesa. El stack más efectivo era el de 637.000 dólares, que equivalían a unas 800 ciegas grandes.

Phil Ivey, también en la partida, subió a $3.000 en el pre-Flop con 4 2. Mark Kirk se tiró, mientras que Esfandiari vio la subida desde la ciega pequeña con A A. Brunson también vería la subida desde la ciega grande con J 9. $10.600 en el bote antes de que el Flop se descubriera:

FLOP:      

Esfandiari pasó, Brunson apostó $10.000 y Ivey abandonó la mano. Esfandiari vio la apuesta de Brunson y la subió hasta los 28.000 dólares. Una apuesta que fue vista por Brunson, que volvió a subir hasta los 88.000 dólares. Esfandiari las vio y el bote ascendió entonces a 186.600 dólares.

TURN:  

Ambos jugadores pasaron y se mostró el River.

RIVER:  

Esfandiari pasó de nuevo y Brunson se lanzó con una apuesta de 110.000 dólares. Una maniobra respondida por Esfandiari, que resubió hasta los 250.000 dólares. Una apuesta con la que Brunson abandonó.

Podéis ver la mano aquí:

Análisis

Esfandiari y Brunson nos dejaron un duelo emocionante, poco convencional, pero al final de la mano, “El Mago” Esfandiari consiguió una distancia insuperable para “Texas Dolly”.

Veamos más de cerca los detalles más importantes de la mano.

Doyle Brunson analiza la apuesta que va a realizar
Doyle Brunson analiza la apuesta que va a realizar

Después de que Ivey subiera desde la última posición, Esfandiari hizo un movimiento inusual y pasó con Ases.

Cuando el stack es muy grande, puede ser buena idea mantener un bote pequeño si no tienes todavía tu posición en la mano. Sin embargo, la intención de Esfandiari con esta maniobra es esconder la varianza de su mano.

Brunson vio la apuesta tras él con una buena mano, con potencial de hacer color y escalera.

El tres de picas en el Flop reveló la debilidad del movimiento de Esfandiari. Ahora tiene un problema, ya que tiene que jugar contra la mitad de la mesa.

Pasó en primera posición para ver cómo sus oponentes respondían. No tuvo que esperar mucho para ver como Brunson apostaba casi la cantidad que había en el bote.

Nada más y nada menos que un Semi-Farol

Es interesante la opción que tomó después Esfandiari al resubir la apuesta. Haciendo esto se asegura que la mano no se convierta nuevamente en un farol.

Estado de la mesa donde jugaban Esfandiari y Brunson
Estado de la mesa donde jugaban Esfandiari y Brunson

También podría esperar que fuera igualado con manos peores que la suya, tipo 9-9, o A-8, o superado por 10-9 o 6-5.

Sin embargo, no muchos jugadores harían este movimiento con ases fuera de posición y vulnerables cuando se juega contra rangos poco claros.

Brunson intensifica la jugada

Brunson interpreta la maniobra de Esfandiari como un signo de debilidad, y trata de llevarse el bote con un aumento considerable de 88.000 dólares. Su mano no tiene nada, solo un semi-farol con cuatro outs y un 24% de varianza. Esta mano está muy bien adaptada a un movimiento como este, ya que hará que muchas manos marginales y faroles abandonen.

Pero Esfandiari tiene una mano muy fuerte. No compra lo que Brunson quiere vender. Ve la subida y caza al vuelo todas las posibilidades de farol, porque otra subida no habría sido vista con una mano peor que la suya.

Mucho más que pedirlo…

El Turn fue como un sueño para Esfandiari. Tenía ahora todo controlado y esperaba el movimiento de su oponente para ver qué hacer con el As.

Brunson muestra su cara de preocupación tras el Turn
Brunson muestra su cara de preocupación tras el Turn

Pasó, invitándole a apostar. Más bien, le pidió que apostara.  Brunson pasó también, sin tomar ningún riesgo. Si tuviera un trío, podría haber apostado de nuevo, para quitarnos las dudas finalmente de que hubiera manos fuertes en la mesa.

Todavía, desde el punto de vista de Esfandiari, es muy posible que Brunson tuviera el último As.

Que Brunson pasara significa que Esfandiari tiene que dejar su mano o que tiene una mano muy buena para el momento de enseñarlas, la cual antes era un farol.

Con el River, Esfandiari encaró el dilema de “apostar o no apostar”. Decidió hacer check nuevamente, particularmente porque la acción de Doyle en el Turn bajó mucho su rango. La jugada de Brunson no parecía como si tuviera una mano fuerte, sino más bien una mano mala o un farol. Por lo que, evidentemente, el movimiento de Esfandiari se produjo pronto.

Esfandiari quiso más

Esfandiari, sin miedo ante las apuestas de Brunson
Esfandiari, sin miedo ante las apuestas de Brunson

Brunson ve a Esfandiari pasar una segunda vez, y también sigue viendo la oportunidad de ganar el bote con una J alta. Apuesta fuerte, dos tercios del bote, tratando de representar la fortaleza de la mano, como si fuera una pareja, un trío o una escalera.

Pero Esfandiari, como es obvio, no tiene miedo ante un posible 6-5 o incluso un 5-2. Por lo que, tras el Turn, decide apostar en el River. No se asusta fácilmente, quiere más.

Conclusión

Brunson usó un semi-farol para comenzar su batalla contra Esfandiari, lo que se convirtió en una aventura un tanto cara.

“El Mago” no quiso desaparecer de primeras, espero para usar su caja de trucos y hacer que Brunson quedara ensimismado con la misma, ya que como buen jugador, estaba también luchando por un bote grande. 

¡Por favor, rellena las siguientes celdas correctamene!!

¡Error al guardar el comentario!!

Tienes que esperar 3 minutos para publicar otro comentario

Sin Comentarios

×

Sorry, this room is not available in your country.

Please try the best alternative which is available for your location:

Close and visit page