La mano de la semana: El Fold más doloroso de Shaun Deeb

Flop Masivo
Con cinco jugadores en el flop, el riesgo crece.

La clase de los mejores jugadores se ve cuando se ven forzados a tomar una decisión difícil. Deeb se enfrenta a Brady y Tilly en una mano realmente complicada.

El desarrollo y desenlace de las manos de poker, por desgracia, no siempre siguen nuestros deseos. En uno de los últimos episodios vistos de “Poker Night in America”, Shaun Deeb consigue un monstruo en el flop, pero tras un turn y river muy desfavorables y enfrentándose a dos jugadores, necesita reevaluar la situación antes de tomar su decisión.

¿Es posible que Shaun Deeb foldee un set? Lo puedes descubrir a continuación.

Del flop al river

Volvemos a centrarnos en el show televisivo de poker más exitoso: Poker Night in America. En este episodio, nos encontramos en la mesa a jugadores conocidos como Jennifer Tilly us, Alec Torelli us y Shaun Deeb us.

Las ciegas están en 25$/50$. Matt Brady ha utilizado el straddle (100$) y Jennifer Tilly decide subir a 300$. Jack Schanbacher, en CO tras Tilly, decide ver la apuesta.

La acción llega a Shaun Deeb, nuestro héroe en esta mano de la semana (en quien nos vamos a fijar y analizar sus movimientos), situado en el botón.

Deeb se encuentra     haciendo call a la subida de Tilly.

Daniel Wolf, en ciega pequeña, abandona la mano, mientras que Dave Eldridge (ciega grande) y Matt Brady (straddle) se mantienen en la mano al ver también la apuesta realizada por Jennifer.

Tras el juego pre-flop, seguimos teniendo en acción a cinco jugadores luchando por un bote que ha alcanzado 1.525$.

El flop es       Todos los jugadores hacen check (Eldridge, Brady, Tilly y Schanbacher) hasta el botón, donde Shaun Deeb decide apostar 800$. Eldridge y Schanbacher abandonan la mano, manteniéndose en ella Brady y Tilly, quien fue protagonista de la mano de la semana pasada.

Tras la ronda de apuestas del flop, el bote asciende hasta 3.925$.

El turn   sirve para que la acción siga aumentando, con Brady tomando la iniciativa y apostando 1.800$. Tilly ve la apuesta y Deeb hace un overcall (call cuando ya hay más de un jugador en la mano, cuando hay ya otro call a una subida), de modo que se mantienen los tres jugadores en la mano luchando por un bote que ya sube hasta 9.325$.

El river es   Brady vuelve a apostar, en esta ocasión 4.000$ y Jennifer Tilly ve la apuesta una vez más.

Shaun Deeb, quien tiene su set desde el flop, tiene que volver a analizar la situación y la fortaleza de su mano. ¿Debe hacer overcall con su set? Tras un par de minutos, Shaun Deeb decide abandonar su mano.

Brady muestra     mano superada claramente por la escalera de Tilly, quien enseña     para llevarse los 14.325$ del bote.

Puedes revivir la mano en el siguiente vídeo (a partir del minuto 4:00).

Análisis

A nadie le gusta tener que tirar una gran jugada en el river, pero tras analizar la situación de nuevo, Deeb toma la decisión correcta.

Vamos a analizar varios aspectos interesantes de la mano y a analizar las razones por las que nuestro protagonista realiza los movimientos mencionados.

En el juego pre-flop, Jennifer Tilly sube con J9o desde hijack, un movimiento loose-agresivo, pero relativamente habitual en una partida de cash con stacks profundos como es el caso. Hay que tener en cuenta que jugando así, estás obligado a tomar una buena decisión en las calles posteriores ya que si no, a la larga te costará bastante.

¿Qué podemos opinar de las decisiones en el juego pre-flop del resto de jugadores? Schanbacher tiene un as suited (con otra carta del mismo color) y ve la apuesta, así como Deeb en el botón con pareja de ochos.

Matt Brady
Brady será el más agresivo en la mano.

Al hacer call en el botón en lugar de resubir, Deeb decide hacer set-mining ya que puede esperar que al menos otro jugador más (de los que faltan por hablar) reciba buenas odds y decida entrar también en la mano (todavía tienen que hablar las ciegas y el straddle).

Además, Deeb sabe que con frecuencia habrá una o dos cartas superiores a las suyas en el board, por lo que solo puede conseguir valor por esa mano al completar un set.

Deeb podría haber subido la apuesta e intentar llevarse el bote en ese momento, pero el call es también un movimiento correcto. La decisión en este caso depende del jugador y del momento.

Un flop monstruoso

Tres de los cinco jugadores que ven el flop, tienen premio en este. Brady (en straddle) flopea top pair (pareja con la carta más alta de las comunitarias) con el mejor kicker, Tilly consigue un proyecto de escalera abierto (con dos puntas), mientras que Deeb recibe el set que esperaba.

El check de Brady es correcto ya que todavía tiene cuatro jugadores detrás de él por actuar. A pesar de que su mano es buena, no es necesario (ni beneficioso para él) construir un bote demasiado grande.

Tilly puede hacer un semifarol, pero finalmente decide también hacer check.

Deeb, por su parte, no puede hacer otra cosa que apostar ya que tiene una mano fuerte y el flop es húmedo, por lo que busca que los proyectos y manos fuertes paguen para así conseguir más dinero.

Shaun Deeb decide apostar y dos jugadores abandonan la mano, pero el turn muestra un tercer corazón, una carta que no le puede gustar en absoluto.

Brady toma la iniciativa

Matt Brady decide tomar la iniciativa en el turn. Su apuesta debe ser considerada un semifarol ya que él tiene el A, de modo que nadie puede tener las nuts en ese momento.

Turn Corazon
El corazón del turn es la carta temida por Deeb.

No podemos dudar que también intenta representar color, pero sus rivales en la mano no están por la labor de darle el bote.

El call de Tilly es demasiado loose ya que hay que tener en cuenta que podría estar drawing dead (en caso de que alguno de los rivales tuviese color) y que Deeb todavía tiene que actuar tras ella, lo que significa que podría haber una resubida que le obligaría a foldear.

Tener el J hace su mano un poco más fuerte, pero en caso de que salga otro corazón en el river, sus pérdidas se maximizarían.

Tilly realmente tendría que haber abandonado la mano, mientras que el call de Deeb es el movimiento correcto. Deeb está recibiendo pot odds de 4 a 1, teniendo además 10 outs para conseguir un monstruo mayor, sin olvidar que podría estar en estos momentos por delante en la mano (algo que nosotros sabemos que es lo que ocurre realmente).

Último ataque de Brady

La última apuesta de Matt Brady es en parte un farol, en parte una apuesta por valor. Su intención principal es que jugadas mejores que la suya (como dobles parejas o sets) abandonen la mano.

Para conseguir beneficios (pensando a largo plazo), su apuesta de 4.000$ en un bote de 9.325$ necesita tener éxito el 30% de las ocasiones. Hay muchas dudas de que esto pudiese ocurrir ya que Deeb ha mostrado mucha fortaleza al apostar en el flop y hacer overcall en el turn.

Para Tilly, sería totalmente absurdo foldear ahora ya que el call en el turn está hecho esperando exactamente la carta que sale en el river. El call es correcto ya que una subida solo podría ser vista por jugadas con color.

La mano llega a Deeb, quien se encuentra en una decisión realmente difícil. Si Tilly hubiese foldeado en el river, casi con toda seguridad habría visto la apuesta ya que Brady tiene muchos faroles en su rango, pero para hacer overcall (call tras el realizado por Tilly) necesita una mano más fuerte que la que tiene.

Shaun Deeb está recibiendo pot odds de 4,3 a 1, una muy buena cifra, pero es necesario ver a qué se enfrenta. Es posible que Brady vaya de farol, pero el rango de Tilly es realmente fuerte.

Jennifer Tilly Win
Y Tilly gana de nuevo

Las únicas manos peores que la suya y que podrían haberse mantenido en la mano son T8 y QT, pero no parece que Tilly tenga una de estas manos, todo hace pensar que tiene una mano más fuerte que la de Deeb (como así ocurre con su escalera).

A pesar de las altas pot odds que recibe, Deeb está prácticamente obligado a hacer fold. Tampoco podemos olvidar que Brady no siempre va de farol, algo que quizá parecía que habíamos olvidado.

Conclusión

En una mano con varios jugadores viendo el flop y manteniéndose en la mano, es difícil tener todo lo que ocurre bajo control y ser capaz de poder analizar todo lo que está pasando.

Shaun Deeb consigue en esta mano hacer esto, lo que confirma lo gran jugador que es cuando es capaz de tirar una mano fuerte en el momento justo.