La mano de la semana: El set de Josephy no es suficiente

Cliff Josephy
Difícil, casi imposible, tirar un set flopeado.

La mano más espectacular del November Nine de las WSOP 2016 fue el desafortunado set que flopeó Josephy y que le costó gran parte de sus opciones a la victoria.

Estamos en el último día de la mesa final de las World Series of Poker 2016, con solo tres jugadores vivos y 8 millones de dólares reservados para el ganador.

En la mano protagonista de esta semana veremos cómo Cliff Josephy us consigue completar su set en el flop, pero pierde un gran número de fichas debido a que su rival había conseguido un set mayor, cayendo eliminado poco después de esta jugada.

La pregunta ante esta situación es si tan solo ha tenido muchísima mala suerte o si tenía alguna opción de tirar sus cartas y abandonar la mano.

Del flop al river

Tan solo quedan tres jugadores de los 6.737 que habían comenzado el torneo, todos ellos con stacks relativamente similares y tan solo Nguyen ligeramente destacado.

Estamos ante el inicio de la mano 171 de la mesa final, con las ciegas en 600.000/1,200.000 (200.000)

Los stacks son los siguientes:

Cliff Josephy us – 102,7 millones de fichas (85 ciegas grandes)

Gordon Vayo us – 92,9 millones (77 bb)

Qui Nguyen us – 141 millones (117,5 bb)

A pesar que Vayo es el jugador con la pila de fichas más pequeña de todos los jugadores, su stack es todavía lo suficientemente profundo como para jugar con tranquilidad.

Ya en la mano, Josephy encuentra en el botón (también UTG al ser solo tres jugadores)     y sube a 2,5 millones de fichas.

Vayo ve la apuesta y Nguyen re-sube a 7,7 millones.

Tanto Josephy como Vayo ven dicha subida, por lo que el bote asciende hasta los 23,7 millones de puntos.

El flop es       Tras este, Vayo hace check. Nguyen apuesta 9,9 millones de fichas, una subida que ambos jugadores ven, quedándose los stacks efectivos en 85 millones (a pesar que Josephy solo tiene 75,1, los otros jugadores podrían luchar por llevarse hasta 85 millones del rival) y subiendo el bote hasta los 53,4 millones.

Vayo y Nguyen pasan, con Josephy tomando la iniciativa con una apuesta de 21 millones. Vayo piensa por un momento antes de ir all-in con los 75,1 millones de fichas.

Nguyen, con     termina foldeando antes que Josephy decida pagar los 54,1 millones de puntos que igualan la apuesta de su rival (quedándose con un stack de solo 9,9 millones) y ver el set mayor de su rival Vayo    

Tras esta mano, Josephy era capaz de doblarse incluso, pero el golpe era realmente duro y no conseguía recuperarse de este, finalizando el torneo en tercera posición. Vayo conseguía, en esta mano, ascender al liderato, pero el juego agresivo de Nguyen hizo imposible su victoria.

Aquí tienes la espectacular mano mencionada en vídeo.

Análisis

Según Dan Harrington, si no eres capaz de terminar metiendo todas tus fichas al centro cuando has flopeado un set, has cometido un error.

Josephy soñó mucho tiempo con la victoria.
Cliff Josephy llegó a soñar con la victoria.

Los comentaristas Daniel Negreanu y Phil Hellmuth no están de acuerdo con esta afirmación y ambos insinuaban que Josephy tenía que haber encontrado la forma de hacer fold.

Vamos a echar un segundo vistazo a la mano para saber si podemos estar de acuerdo con ellos o no.

Josephy sube pre-flop desde el botón en un movimiento de libro. Tras él, Vayo ve la apuesta y Nguyen sube con su mano con as y posibilidad de escalera, un movimiento también habitual en esta situación (3handed).

Nguyen está fuera de posición, pero a menudo tendría la mejor mano.

Teniendo una pareja de bolsillo (en las manos iniciales), de forma matemática conseguirás completar un set una de cada ocho ocasiones que veas el flop. Debido a que no siempre vas a recibir un pago completo por este set, hay acuerdo en que debes tener al menos 10 veces el número de fichas de la apuesta que tienes que ver para justificar el call.

Josephy (y Vayo) tienen claramente suficientes fichas. Cliff solo tiene que pagar 5,2 millones de los cerca de 100 que tiene, por lo que las implied odds son grandes.

Un flop seco pero monstruoso

Josephy difícilmente podría haber encontrado un flop mejor que este. Consigue completar el set que estaba buscando, con un flop multicolor (cada carta de un palo distinto) y con un rey que podría haber completado una pareja de cualquiera de sus rivales ya que ambos tienen un rango con muchos reyes en él.

Vayo ante un flop perfecto para él.
Un flop perfecto para que haya batalla.

Vayo hace check en primera posición, con Nguyen realizando su apuesta de continuación para representar el rey. Josephy ve la apuesta.

Ciertamente, este es el movimiento correcto para Josephy. Claramente puede pensar que tiene la mejor mano y no quiere que abandone la jugada ninguna mano peor que la suya.

Además está en posición, por lo que se puede asegurar que siempre hay fichas en el medio en cada calle.

Tras Josephy, Vayo también ve la apuesta desde la ciega pequeña, lo que dice claramente que tiene una mano realmente fuerte. Para hacer call cuando ya hay otro jugador que ha visto la apuesta inicial, necesitas una jugada todavía más fuerte que para un call normal, de modo que Vayo tendría al menos un rey fuerte (KT, KJ o KQ).

El turn “obliga” a actuar

El turn es el 4. A primera vista no parece cambiar mucho, pero sí es algo inconveniente ya que un as o un tercer diamante en el river puede modificar completamente el panorama.

Vayo vuelve a hacer check, así como Nguyen, quien es capaz de pisar el freno a tiempo tras haber mostrado sus rivales gran fortaleza en la mano. Josephy decide apostar su set para llevarse las fichas de un rey, además de hacerlo ya que generalmente tendría la mejor mano en una situación así.

Vayo, tras dos minutos pensando qué hacer, decide ir all-in con sus 75,1 millones de fichas. Nguyen abandona la mano rápidamente, mientras que Josephy, a pesar de mostrar signos de inseguridad, realiza un call relativamente rápido.

Josephy tiene que preguntarse a sí mismo qué manos podría haber jugado Vayo de esta manera.

Podemos quitar AK y KK ya que con ambas habría jugado pre-flop de forma diferente. Vayo ve la subida de Josephy y posteriormente la de Nguyen, de modo que el 33 aparece de forma inmediata como la mano más factible que tenga.

En el flop, ve la apuesta de Nguyen tras el call anterior de Cliff, realizando en el turn un movimiento check/all-in. De nuevo parece 33 la mano más factible.

Un jugador tight, como ya había demostrado ser, nunca jugaría KQ o KJ de esta forma, tan solo hubiese hecho call. Teniendo en cuenta el rey que aparece en el board, un semi-farol con pareja top y proyecto de color no parece posible en su caso.

Josephy eliminado tras no ser capaz de tirar su set.
Muchos creen que debería haber tirado su set.

De modo que las opciones son 33 o un farol. Hay faroles en todos los rangos, incluso en el cerrado de Vayo. Y este, también es posible, podría haber utilizado su imagen tight en una situación como esta para lanzar un gran farol.

Pero para hacer esto, Vayo necesitaría una mano razonable y... No la hay. No puede haberla ya que cuando hace call (tras el de Cliff) en el flop, además de haber visto la apuesta de su rival pre-flop con Nguyen todavía teniendo que actuar (y posteriormente viendo su subida).

Es imposible que un jugador como él realice un farol tan grande ante dos jugadores según iba la mano.

Conclusión

Sí, pensamos que Cliff Josephy debería haber sido capaz de encontrar la forma de tirar sus cartas y salvar 54 millones de fichas, la mitad de su stack al inicio de la mano y cifra suficiente para poder continuar en el torneo con opciones.

Dicho esto, hay que tener en cuenta que el incidente ocurrido es realmente raro y si tienes un set es normal intentar terminar con todas las fichas en el centro.

Cliff no es capaz de tirar sus cartas, incluso viéndose en el vídeo que claramente veía como opción más que factible que su rival tuviese la mano que finalmente muestra.

Gordon Vayo consigue encontrar el spot ideal, teniendo la suerte necesaria para situarse en lo más alto en ese momento (y comenzando posteriormente el heads-up en ventaja), siendo muchos los que piensan que tras este golpe de suerte y un juego normal debería haber sido el campeón del mundo.