La mano de la semana: Fuego cruzado entre Colman y Vogelsang

Dan Colman PSC
Dan Colman en el PSC Bahamas 2017 (Foto: Neil Stoddart)

Dan Colman y Vogelsang, dos de los mejores jugadores del mundo, se enfrentan en una mano que llega al clímax en un river que les da mejor y segunda mejor mano.

La mejor receta para una mano espectacular en el poker es reunir a dos jugadores de clase mundial en la misma mesa, tal como puedes comprobar de forma periódica en nuestra mano de la semana.

Si además de dos jugadores top, a la mano le añades un par de giros y cambios sorprendentes, encuentras todos los requisitos para un gran espectáculo.

La batalla entre Dan Colman y Christoph Vogelsang reúne todos estos ingredientes, convirtiéndose en la mano más vistosa de lo que llevamos de año.

La lucha entre ambos que relatamos a continuación está llena de intriga hasta el último instante, ¿quién saldrá victorioso?

Del flop al river

Estamos cerca de la burbuja de premios el PokerStars Championship Bahamas 2017, con 175 jugadores todavía con vida.

El PSC Bahamas había tenido 738 entradas y solo 143 supervivientes conseguirán entrar en premios.

Las ciegas están en 1.000/2.000 (ante 300). Christoph Vogelsang de tiene 145.000 fichas, un stack más que saludable.

Las cosas pintan todavía mejor para él cuando recibe     en segunda posición.

Sube a 4.500 puntos y dos jugadores ven su apuesta. Aaron Paul (Jesse Pinkman) ve esta desde Hijack con solo 45.000 fichas en su poder y Dan Colman us lo hace desde la ciega grande con un stack de 128.000 fichas.

El bote acumula 16.600 puntos antes de repartirse las cartas comunitarias.

El flop es       con todos los jugadores haciendo check tras este.

Se muestra el turn   y tras el check de Colman, Vogelsang apuesta 7.000 fichas. Paul abandona la mano, pero Dan sube esta hasta los 27.000 puntos. Vogelsang, tras pensar su movimiento, decide ver la apuesta del estadounidense. El bote ha subido hasta las 70.600 fichas y los stacks efectivos descienden hasta los 101.000 puntos.

El river es   Tras él vemos a Colman apostando 80.000 fichas y a Vogelsang respondiendo con un all-in. El desenlace no se hace esperar ya que Dan ve la apuesta de forma instantánea.

Colman muestra     poker de doses para llevarse la mano ante el full A A A 2 2 de su rival.

Christoph Vogelsang se queda con solo 12.400 fichas, diciendo adiós al torneo antes de romperse la burbuja y, por tanto, fuera de premios.

Aquí tienes el vídeo completo, sin cartas vistas, donde puedes ver el análisis de los comentaristas (en inglés) y la sorpresa ante la mano del estadounidense.

Análisis

Llega el momento de mostrar las cartas y Christoph Vogelsang lo hace con total confianza en su full. Imagina la cara con la que se queda cuando ve que el único out que Colman tenía en el river era la carta mostrada.

Vamos a ver esta mano paso a paso para intentar ver qué es lo que hay en la mente de cada uno de estos dos grandes jugadores en cada momento.

En el juego pre-flop, Vogelsang realiza una subida estándar de 2,25 ciegas con la mejor mano inicial existente en Hold’em. Paul y Colman, quien tiene un rango realmente grande en su posición (ciega grande), ven la apuesta.

Aaron Paul en el PSC
Paul decide abandonar la mano al comenzar la guerra.

Vogelsang mejora su mano con el as del flop, de modo que solo tiene que pensar en cómo llevarse el máximo de fichas posible.

Cuando Colman hace check, el alemán decide no apostar y jugar slowplay. La mayoría de amateurs habrían apostado debido a la opción de proyecto de color que ofrece el flop.

Exceptuando las dos picas del flop, el board es muy seco, sin proyectos de escalera, de modo que el movimiento de Vogelsang es perfectamente viable.

Proyecto de color de picas y una mano 43 son solo una mínima parte del rango de sus rivales, un porcentaje que no es lo suficientemente relevante. Esto conlleva que en la gran mayoría de las ocasiones, sus rivales habrían tirado sus cartas de forma casi instantánea.

Colman pisa el acelerador

La mano se vuelve todavía más interesante en el turn. El 5 es una de las pocas cartas que quitaría la mejor mano posible a Vogelsang.

Dicho esto, las opciones de que alguno de sus rivales tenga 43 son realmente remotas. Vogelsang decide apostar tras el check de Colman, tirando Paul sus cartas.

La sorpresa llega cuando Colman decide subir la apuesta (check/raise en el turn), lo que sirve además para reducir su rango.

Hasta ahora, el rango de Colman era extremadamente amplio, pero este movimiento lo reduce a solo dos grupos.

Dan Colman en Bahamas
Colman cierra su rango con el check/raise del turn.

1) Manos realmente fuertes cono 43 (las nuts en este momento), set (de nueves, cincos o doses) o, esto mucho menos probable, dobles parejas (A9, A5 o A2).

2) Semi-faroles como 7 6 (proyecto de color y escalera) u otras dos picas.

A pesar de estar hablando de Dan Colman, en esta situación y según se ha desarrollado la mano, es prácticamente imposible que este tenga un farol.

¿All-in o call?

La pregunta crucial en este momento para Vogelsang es si debe tan solo ver la apuesta de su rival o realiza un all-in. Pero debido a que Colman foldearía cualquier mano a excepción de un set, la mejor opción es hacer call estando en posición y esperar al river.

El river es un dos, lo que da a Vogelsang el full más alto posible. Colman toma la iniciativa, teniendo varias manos en su rango con las que podría hacer esto: 99, 55, 22 (su mano) e incluso con A2, 43, 22 o un farol total.

Espectacular desenlace

Vogelsang tan solo tiene una opción: all-in.

Full vs Poker en el PSC Bahamas
Un desenlace increíble: Full (Vogelsang) vs Poker (Colman).

Quiere llevarse todas las fichas de Colman. Este ya no podría tirar sus cartas y Vogelsang tiene en su poder la segunda mejor mano posible.

El full del alemán solo perdería ante el poker de doses, pero es muy poco probable esperar que Dan Colman tenga esta.

La virtud de Colman es haber jugado la mano de forma realmente fuerte. Su overbet en el river hace que pueda pensarse en un farol, consiguiendo un call con una mano mucho más débil que la que Vogelsang tenía, por lo que el alemán no podía pensar en ningún momento en el poker de Dan.

Conclusión

Vogelsang comienza esta mano con la mejor jugada posible, teniendo las nuts en el flop y las segundas nuts en turn y river. Pero el desenlace final se convierte en la peor pesadilla posible para él.

Tal como suele ocurrir cuando dos jugadores de talla mundial se enfrentan con manos lo suficientemente buenas, todas las fichas de ambos terminan de alguna forma en el medio.

Al menos, el perdedor de la mano no pierde su sentido del humor. Vogelsang sonríe al final de la mano que marcaba su futuro en el torneo dejándolo con un stack bajo mínimos.

¡Por favor, rellena las siguientes celdas correctamene!!

¡Error al guardar el comentario!!

Tienes que esperar 3 minutos para publicar otro comentario

Sin Comentarios

×

Sorry, this room is not available in your country.

Please try the best alternative which is available for your location:

Close and visit page