La mano de la semana: Oppenheim fuerza el fold de Mizrachi

Mano Semana Players Champ
Obra maestra de Oppenheim en el The Players.

David Oppenheim consigue echar de la mano a todos los jugadores con un farol, incluyendo en el river a Mizrachi y su trío. Gran lección de poker de Oppenheim.

Una de las mayores satisfacciones para un jugador de poker es conseguir que una mano mejor que la tuya foldee. Si eres capaz de conseguir esto con mayor frecuencia que tus rivales, conseguirás tener éxito a largo plazo.

En nuestra revisión de la mano de esta semana te ofrecemos un ejemplo claro de cómo conseguir que esto ocurra. David Oppenheim consigue que Michael Mizrachi abandone la mano con una jugada realmente fuerte, aprovechándose del all-in realizado con anterioridad por otro jugador.

Del flop al river

La acción de la mano de hoy tiene lugar en el torneo que muchos denominan como el “verdadero campeonato del mundo”: El Players Championship de 50.000$, concretamente en el del año 2010.

Este torneo pone a prueba todas las habilidades de los participantes y es el evento que los mejores jugadores de poker del mundo quieren ganar.

En 2010 participaron 116 jugadores, quedando con vida solo ocho en el momento en el que tuvo lugar la mano a analizar. Los jugadores juegan por un premio para el ganador de más de 1,5 millones de dólares, pero sobre todo por el brazalete en el torneo más prestigioso que existe.

Estamos en una situación poco habitual, con Mikael Thuritz en la ciega grande y con solo 5.000 fichas en su poder, lo que significa que tiene que ir all-in de forma automática. Thuritz ha perdido hace poco un gran bote que ha disminuido su stack hasta la mínima expresión.

Las ciegas están en 20.000/40.000 (ante 10.000). Los dos primeros jugadores abandonan la mano pre-flop y Daniel Alaei limpea desde posición media. Michael Mizrachi us, con una de las pilas más grandes (1,75 millones de puntos), también limpea.

David Oppenheim us, con 2 millones de fichas en CO decide realizar el mismo movimiento (limp) con    

La entrada en la mano de estos tres jugadores hace que las matemáticas sean favorables para entrar en la mano, por lo que Robert Mizrachi decide hacer call en el botón, así como David Baker, la ciega pequeña, quien completa la apuesta para ver el flop.

Tras el juego pre-flop, tenemos a seis jugadores en acción y un bote que alcanza las 275.000 fichas.

El flop es       Baker hace check en primera posición y Thuritz no puede actuar ya que está all-in, por su parte Alaei también pasa.

Michael Mizrachi apuesta 50.000 fichas, subida que ve Oppenheim.

Robert Mizrachi tira sus cartas, así como Baker y Alaei, por lo que se quedan en la mano Michael Mizrachi y David Oppenheim, sin olvidar a Thuritz, luchando por un bote de 375.000 fichas.

Tras el turn   (Michael) Mizrachi apuesta de nuevo, en esta ocasión 125.000 puntos, y Oppenheim responde con una subida hasta las 425.000 fichas que ve Mizrachi. El bote ya suma 1,225.000 fichas.

El river es   Mizrachi hace check y Oppenheim apuesta 550.000 fichas, lo que pone en un aprieto a Mizrachi, quien tras analizar la situación decide abandonar la mano.

Oppenheim se ve obligado a mostrar su farol en el showdown ante el mencionado Thuritz, quien con     se lleva el bote principal de 100.000 fichas, mientras que el resto del bote, el cual supera el millón de fichas, va a parar a manos de Oppenheim.

Mizrachi, por su parte, observa cómo su trío formado por su     y las cartas comunitarias no le ha servido para nada.

Análisis

Estamos ante una mano realmente destacada gracias a un gran movimiento de David Oppenheim. A simple vista, puede parecer un simple farol más, pero la forma en la que es jugada la mano demuestra un completo entendimiento del juego.

Vamos a ver cómo se desarrolla la mano a través de los ojos de Oppenheim.

David Oppenheim
Oppenheim demuestra sus conocimientos.

El jugador en la ciega grande está all-in de forma automática, una situación muy poco habitual en un torneo. Cinco jugadores limpean, principalmente para que la ciega caiga totalmente eliminada.

En 2010, este tipo de juego fue realizado para cooperar, haciendo check tras mostrarse las cartas comunitarias con el objetivo de asegurarse que Mikael Thuritz caía eliminado y así asegurarse 400.000$ de premio.

El flop 997 daba a Mizrachi trío, por lo que este decide realizar una apuesta pequeña sabiendo que sus rivales probablemente no tendrían una buena mano y pudiendo ver como mucho un call de un rival con un siete.

Oppenheim está en posición y hace call por una razón. Realmente solo tiene una posibilidad remota de completar escalera y tiene una overcard, pero hay cuatro jugadores tras él que podrían tener una mano fuerte.

Metiendo las 50.000 fichas para ver la apuesta del rival, prepara el terreno para realizar un movimiento en las calles posteriores, representando con esta acción un proyecto o una mano realmente fuerte. Es un movimiento especulativo con una inversión pequeña.

Un turn más que interesante

A excepción de Thuritz, quien no puede realizar ningún movimiento más al estar all-in, el resto de jugadores tira sus cartas y se muestra el turn 10, una carta realmente interesante.

Thuritz
Thuritz solo puede esperar los acontecimientos.

Mizrachi vuelve a tomar la iniciativa, representando una mano fuerte, sobre todo teniendo en cuenta que había apostado en el flop con cinco jugadores todavía dentro de la mano.

Pero Oppenheim tiene ahora un proyecto de escalera más factible de completarse y decide realizar un semifarol. Tal como hemos mencionado anteriormente, su call en el flop representa un proyecto o una mano fuerte y el 10 mostrado en el turn completaría proyectos con 86 o T9.

Además de lo mencionado, tampoco podemos olvidar que tenemos a un testigo en silencio: Mikael Thuritz. Los faroles suelen ser poco efectivos en un caso así ya que no puedes echar nunca más del bote a quien ya va all-in.

En este caso específico, el stack de Thuritz era tan pequeño que el bote paralelo es realmente interesante disputarlo. Pero a pesar que matemáticamente hablando la presencia en la mano de Thuritz puede no ser un factor importante, psicológicamente sí afecta al resto de jugadores.

Un jugador como Mizrachi no suele ceder fácilmente, por lo que un call es su mejor opción. Realizando una resubida tan solo podría hacer que viese el call manos (peores que la suya) como 77 o T9, pero además no podría echar del bote a manos mejores que su trío.

Un blank en el river

Con 1,225 millones de fichas en el bote se llega al river. La carta no modifica nada en el juego, cambiando solo que en esta ocasión Mizrachi hace check, mientras que es Oppenheim el que abre la acción con una apuesta de casi la mitad del tamaño del bote.

Oppenheim está siguiendo fielmente el plan trazado al principio. Está ofreciendo a Mizrachi unas atractivas pot odds, pero al mismo tiempo hace que este piense ya que si ve la apuesta y pierde se queda en solo 700.000 puntos.

Michael Mizrachi
¿Tú no te hubieses creído la "historia" de Oppenheim?

Ahora llega la pregunta, ¿qué tipo de mano puede pensar Mizrachi que tiene Oppenheim? Su rival ha visto su apuesta en el flop con cuatro jugadores todavía por actuar tras él, ha subido su apuesta en el turn y además realiza una apuesta en el river que aparenta ser realizada para aumentar el tamaño del bote, que parece una apuesta por valor.

Además, ha realizado todo esto con el jugador en la ciega grande en all-in, por lo que pase lo que pase tiene que mostrar su mano, ¿crees que hay alguna opción de que Mizrachi no piense que está ante una gran mano?

Esta apariencia de fortaleza hace, de hecho, que Mizrachi tire su trío, lo que irónicamente sirve para que Thuritz continúe en el torneo.

El sueco, con el tres del river y el abandono de Mizrachi, consigue multiplicar por seis su stack, pero eso le sirve de poco ya que no es capaz de continuar remontando el vuelo y termina cayendo eliminado en octava posición.

Oppenheim, por su parte, consigue ponerse en cabeza tras esta mano, aunque finalmente es eliminado en tercera posición, llevándose Michael Mizrachi el título de campeón en el Poker Players Championship.

Conclusión

Esta mano es una obra maestra de David Oppenheim. En una mano en la que entran seis jugadores, uno de ellos directamente all-in, consigue echar de la mano al resto con un farol, incluyendo al trío de Michael Mizrachi.

Este tipo de board es ideal para conseguir echar a manos fuertes, al menos si tienes en tu rango todos los posibles monstruos que se pueden formar.