La mano de la semana: Pestañea y estás fuera del main event

Final triste para un gran torneo de Vornicu.

La mano de la semana muestra el momento en el que Valentin Vornicu ve cómo su sueño de ser November Nine 2016 se desvanece al perder gran parte de su stack.

Para alcanzar la fase final de un torneo como el evento principal de las WSOP es necesario tener suerte que contrarreste los posibles errores debidos al cansancio tras varios días de juego continuo y estrés.

El profesor de Matemáticas Valentin Vornicu ro estaba realizando un torneo perfecto a lo largo de todo el main event de estas World Series of Poker 2016.

Tras más de seis días de juego sin fisuras, en solo unos instantes tomó dos decisiones equivocadas que le costaron su participación en el torneo más importante del mundo.

Del flop al river

Estamos en el día 7 del evento principal de las WSOP 2016. Quedan solo 25 jugadores con vida de los 6.737 que comenzaron el torneo, todos ellos con 269.430$ asegurados y el siguiente salto de premios en la 18ª posición, la cual aumentaría el premio casi 70.000$, sin olvidar la cercanía de la configuración de la mesa final y la gloria que esta otorga.

Las ciegas están en 100.000/200.000 (ante 30.000), de modo que el bote acumula 540.000 fichas antes de repartirse siquiera las cartas. En hijack tenemos a Kenny Hallaert be con 13,2 millones de fichas (66 ciegas grandes), quien sube a 475.000.

Valentin Vornicu, con 20,9 millone de puntos (104 ciegas) se encuentra con     en el botón. Vornicu, ganador de ocho anillos del WSOP Circuit, re-sube a 1,1 millones de fichas la apuesta de Hallaert.

Las ciegas tiran sus cartas, mientras que Hallaert decide ver la subida de su rival. Hay 2,74 millones de fichas en el bote, con stacks efectivos de 12,1 millones de puntos.

El flop muestra       Hallaert hace check-call a la apuesta de 1,225.000 fichas de su rival, por lo que el bote asciende a 5,19 millones de fichas y los stacks se quedan en 10,9 millones.

El turn es   Hallaert vuelve a pasar, con Vornicu lanzando un nuevo barril, en este caso de 2,2 millones de fichas de valor, apuesta que Hallaert ve. El bote ya acumula 9,59 millones de fichas, con stacks efectivos de 8,7 millones.

El river es   Hallaert vuelve a hacer check y Vornico apuesta de nuevo, en esta ocasión 2,65 millones de fichas. La diferencia es que en el river, Hallaert no hace call sino que decide ir all-in metiendo los 8,7 millones de fichas que le quedan en el centro.

El bote crece hasta los 21 millones de fichas, pero Vornicu no parece impresionado y se piensa poco su decisión, haciendo call y metiendo los 6 millones que faltaban para igualar el total de fichas de su rival.

Hallaert muestra     y se lleva un bote de 27 millones de fichas, mientras que Vornicu pierde casi dos terceras partes de su stacks, quedándose con solo 7,7 millones de fichas, pero manteniendo todavía 39 ciegas grandes.

Poco después queda eliminado en la 23ª posición, con Hallaert (su verdugo en esta mano) contando los días que le faltan para comenzar la mesa final del main event de las WSOP 2016.

Análisis

En primera instancia puedes pensar que simplemente Vornicu ha tenido mala suerte al ver cómo era derrotado su gran overpair (pareja superior a las cartas comunitarias) por una mano muy bien ocultada, pero la verdad es que fuerza demasiado la situación con su mano, apostando y arriesgado más de lo debido.

Vornicu Valentin
Vornicu no podía pensar en que podía perder la mano.

Veamos cómo pierde la mano y por qué esta tiene tan duras consecuencias. Hallaert sube y Vornicu se encuentra en una situación ideal. Está en el botón y tiene la tercera mejor mano inicial posible en Texas Hold’em.

Pero su rango es mucho más amplio de lo habitual debido a su posición en la mesa. Hay muchos jugadores que re-subirían desde el botón para aprovecharse de situaciones específicas en torneos con un gran abanico de manos.

Esta es la razón por la que Hallaert no puede tirar sus cartas ante esta re-subida, incluso teniendo en cuenta que su mano inicial AT es bastante mediocre si no estás en posición. Además hay que añadir que las pot odds resultantes son muy buenas, una razón más para el call de Hallaert.

El flop da un monstruo a Hallaert

Es prácticamente imposible encontrar un flop mejor para Hallaert que el mostrado. Su mano pasa a ser un monstruo. Con la mejor mano en su poder, decide hacer check, por lo que Vornicu no ve razón para disminuir su ritmo, para no hacer una apuesta.

Kenny Hallaert
Un monstruo para Hallaert en el flop.

Vornicu estaría por delante en la mayoría de casos y cualquier pareja media como 99, 88 o 66, e incluso manos como Ax verían con frecuencia su apuesta. Si el rival no hubiese visto la apuesta, habría protegido su mano y se habría llevado el bote.

El turn cambia poco. El seis haría crecer en valor manos como 89 y 66, pero estas serían las únicas manos que mejorarían.

Cuando Hallaert hace check, Vornicu realiza una apuesta sin pensar, lo que a pesar de no ser un gran error, tampoco es el mejor movimiento posible.

Sin dudas: Delante o detrás

Este es el típico caso en el que el jugador está claramente por delante o por detrás en la mano, sumando que si se está por detrás las outs son mínimas.

Más importante incluso es el hecho de que manos con parejas medias o Ax nunca pagarían tres calles, de modo que este tipo de manos foldearían en el turn, mientras que si hace check y el river es un blank (lo más probable), el rival podría pagar una nueva apuesta en el river.

Cuando Hallaert ve la segunda apuesta, las alarmas en la cabeza de Vornicu deberían haber sonado, alertándole de que ahí hay algo raro. En lugar de eso, parece que este no se percata de ello y las cosas van incluso a peor.

Desastre en el river

Hallaert vuelve a pasar en el river, por lo que no realiza una apuesta por valor más que razonable.

Los call del flop y el turn han reducido el tamaño del rango de Hallaert, aumentando el valor de este considerablemente.

Vornicu Error
Doble error de Vornicu en el river que le cuesta gran parte de su stack.

El rango de Hallaert, tras dichos call, es realmente fuerte, de modo que Vornicu debería haber pasado y simplemente esperar para ver si su mano es buena o está por detrás de la de su rival.

Seamos honestos, ¿qué mano peor que pareja de jacks sería capaz de ver una nueva apuesta en el river?

Parece que el profesor de matemáticas no es capaz de poner a su rival en otra mano que no sean nueves, ochos o Ax. No hay ninguna otra forma de explicar esta pequeña apuesta en el river.

Pero su call realizado sin pensar y de forma casi instantánea al all-in de su rival es todavía peor.

Tras un check-raise por 6 millones de fichas de valor, Vornicu no se percata que es necesario tomarse un respiro y pensar en qué es lo que está sucediendo y por qué su rival ha actuado así.

Vornicu comete dos movimientos erróneos en el river que prácticamente le cuestan su participación en un main event que se estaba desarrollando hasta entonces según sus deseos.

El desenlace ya lo hemos comentado anteriormente: Vornicu dice adiós al caer eliminado en 23ª posición y Hallaert se convierte en November Nine 2016.

Conclusión

Velentin Vornicu realiza un error determinante al no analizar el rango de su rival de forma adecuada, sumado al hecho de no haber sido capaz de evitar el riesgo tomado al apostar demasiado fuerte un simple overpair.

Su oponente Kenny Hallaert no tiene que hacer nada en la mano, a quien vemos claramente aliviado al ver la mano de Vornicu, quien solo teniendo en cuenta la forma en la que había jugado esta, podría tener full con seises o sietes.