La Mano de la Semana: Ruzicka acelera y choca ante el set

Vojtech Ruzicka Adios
Ruzicka arriesga en el peor momento.

Cinco jugadores vivos en el main event de las World Series of Poker 2016. El checo Ruzicka decide arriesgar en el justo momento en el que Vayo completa un set.

La mesa final de las World Series of Poker 2016 tenía a Vojtech Ruzicka como uno de sus jugadores más fuertes, sin duda alguna para los expertos.

Esto hizo todavía más llamativos sus tres barriles de farol ante Gordon Vayo el día 2 del November Nine, lo que generó multitud de debates y discusiones sobre su decisión.

En la mano de esta semana vamos a analizar lo ocurrido, poniéndonos en contexto e intentando mostrar cómo la situación del torneo más todo lo ocurrido anteriormente pudo influir en la decisión del jugador checo.

Del flop al river

Estamos en la mano 104 del November Nine 2016, la mesa final de las WSOP, con las ciegas en 500.000/1,000.000 (ante 150.000). Los cinco jugadores que continúan en el torneo tienen stacks bastante profundos.

Qui Nguyen us, quien a la postre se llevaría el torneo más importante del año, es el chip-líder en estos momentos con casi 97 millones de fichas (y, por tanto, casi 97 ciegas). Cliff Josephy us es el jugador que se encuentra más cerca con 82,6 millones de puntos.

Vojtech Ruzicka cz y Gordon Vayo us (los protagonistas de esta mano de la semana) tienen aproximadamente 54 ciegas, mientras que Michael Ruane us es el stack más corto de los participantes, aunque hay que remarcar que su pila de fichas es más que saludable con 49 millones (49 ciegas).

Todos los supervivientes hasta el momento tienen asegurados casi 2 millones de dólares, pero los saltos ya comienzan a ser considerables ya que el cuarto puesto se paga a 2,57 millones, mientras que el ganador se lleva cerca de 8 millones de dólares.

Regresando a la mano en sí, Vayo sube desde el botón a 2,3 millones de fichas. Vojtech Ruzicka, en la ciega pequeña con     re-sube a 8,15 millones de puntos. Vayo ve la apuesta, por lo que el bote acumula 18,05 millones de fichas, mientras que los stacks efectivos se quedan en 45,4 millones.

El flop muestra       y Ruzicka decide apostar de cara 6,15 millones (con una apuesta de continuación), viendo Vayo su apuesta. El bote asciende por tanto hasta los 30,35 millones de fichas y los stacks efectivos bajan hasta los 39,25 millones.

El turn   cambia poco en el desarrollo de la acción ya que Ruzicka vuelve a apostar, en esta ocasión 11,4 millones, cifra que ve Vayo. El bote ya alcanza los 53,15 millones de fichas, con stacks efectivos ya de solo 27,85 millones.

El river es   y Ruzicka decide ir all-in, movimiento que ve Vayo con    

Su set de ochos se lleva el bote y sirve a Gordon para ponerse como líder. Ruzicka cubría mínimamente a su rival, por lo que quedaba herido de muerte y poco después decía adiós a su andadura en las World Series of Poker 2016.

Vayo finalmente y gracias en gran parte a esta mano, alcanzaba el cara a cara final, aunque no conseguiría derrotar a Nguyen, quien se proclamaría ganador del evento.

A continuación puedes ver el vídeo de la mano a analizar.

Análisis

La mano de la semana fue un punto crucial para Vayo, pero la pregunta es si Ruzicka tomo demasiados riesgos sin necesidad o solo estaba siguiendo la mejor línea posible.

La acción pre-flop era bastante normal. Vayo, en el juego 5handed, subiría desde el botón prácticamente cada mano que recibiese, por lo que poco se puede decir de su rango.

Gordon Vayo alcanza el HU del main de las WSOP 2016.
Todavía no hay razones para foldear.

Ruzicka ve AK en la ciega pequeña, una mano que dominaría a muchas de las manos que Vayo pudiese tener. Debido a que el jugador checo está fuera de posición realiza una apuesta fuerte, más de 3 veces la apuesta anterior de su rival.

Vayo no tiene razones para foldear en este momento ya que a pesar de que su pareja probablemente tenga que jugar contra un flop (y resto de calles) con cartas superiores a la suya, está en posición y los 5,8 millones de fichas son un precio justo para intentar hacer set-mining.

Recuerda que estadísticamente solo se consigue el set una de cada ocho veces. El call de Vayo sirve a Ruzicka para recoger algo de información del rango de su rival en esta mano.

Vayo habría foldeado cualquier mano que solo sirviese para robar la ciega, pero todas las cartas altas y parejas medias (e incluso bajas) son todavía posibles.

¿Estoy dispuesto a jugar por todo mi stack?

En un flop bastante seco, el cual solo ofrece proyectos con sus dos tréboles, Ruzicka realiza una apuesta de continuación obvia, que no deja lugar a dudas.

No había mejorado su mano, pero probablemente Vayo tampoco lo habría hecho y un jugador tan tight como él foldearía en multitud de ocasiones. Ruzicka se podría llevar el bote sin arriesgar demasiado.

Vayo ve la apuesta, pudiendo hacerlo con manos como AQ, KQ, JJ, TT o 99, incluso con proyectos de color, sin mencionar los monstruos 88 (su mano) o 33. Por su parte, foldearía KJ (sin tréboles) o 77.

Ruzicka debe pensar si arriesgar todo su stack
¿Estoy preparado para poner en juego todo mi stack?

En el turn llega el momento de Ruzicka de decidir si está dispuesto a jugarse todas sus fichas en esta mano o no. Antes de la acción en el turn, Ruzicka “solo” ha invertido 14 millones de fichas (de los 54 que tenía al inicio), por lo que todavía es posible abandonar la mano sin demasiado daño.

Pero una apuesta en el turn lo dejaría prácticamente “pot commited”, por lo que antes de actuar en el turn debe analizar las ventajas e inconvenientes de una apuesta.

Las razones a favor son:

  • Vayo es un jugador tight.
  • El rango de Vayo incluye varias manos (JJ, TT, 99 o incluso QT) que Ruzicka podría forzar al fold.
  • El rango de Ruzicka es muy fuerte (teniendo en cuenta que ha re-subido en el juego pre-flop y ha apostado de nuevo en el flop), con AA, KK, QQ y AQ en este.

Las razones en contra de la nueva apuesta son:

  • Ruzicka no tiene el A que podría representar el color más alto en caso de salir otro trébol.
  • Si abandona la mano sin apostar en el turn, sus pérdidas son mínimas.
  • Cuando Vayo hace call de nuevo, su rango se reduce a muy pocas manos, las cuales son realmente monstruos o manos como reina con un kicker alto, al menos un diez, o proyectos de color.

Todo o nada en el river

La carta del river es un brick (una carta que no debería influir nada en la mano), tras la que Ruzicka no invierte demasiado tiempo antes de arriesgar todas sus fichas. Hasta ahora (tras el turn) ha metido en el bote casi la mitad de sus fichas y ha ido apostando con tamaños que le permitiesen tener fold equity con un all-in.

Vojtech Ruzicka Adios
El checo se la juega al todo o nada en el river.

Básicamente solo hay dos manos con las que Vayo puede ver esta apuesta: 88 y 33 (ambas para completar set con las comunitarias). Jugando tan tight como lo estaba haciendo, probablemente hubiese abandonado la mano teniendo una reina, hasta un AQ, incluso teniendo en cuenta que perdía la mitad de su stack.

Hay que añadir que Vayo podría tener manos como A 8 o 9 8, que habrían llegado al river y batirían el AK de Ruzicka (pero que abandonarían ante su all-in en el river), el farol del checo es probablemente el movimiento correcto.

La decisión había sido tomada en el turn y Ruzicka estaba jugando para ganar el torneo. En la mayoría de las ocasiones su juego en esta mano habría funcionado teniendo en cuenta el rango y la forma de jugar (tight) de su rival, pero en esta ocasión Vayo había conseguido el set.

Conclusión

Vojtech Ruzicka decide pisar el acelerador para alcanzar el liderato en fichas, pero se estampa ante un monstruo del rival.

Gordon Vayo, una vez más, consigue que el flop ayude a su mano en el momento clave, de modo que lo único que ha tenido que hacer es esperar que su rival vaya metiendo sus fichas al medio.

¡Por favor, rellena las siguientes celdas correctamene!!

¡Error al guardar el comentario!!

Tienes que esperar 3 minutos para publicar otro comentario

Sin Comentarios