La mano de la semana Special Edition – Partida de cash en la oficina

Mano Culpable
Esta mano tiene la culpa de todo.

Edición especial de nuestra mano de la semana. Una partida de cash en la oficina maltesa de PokerListings sirve para ver qué ocurre en una mesa de amateurs.

La mano de la semana de PokerListings está a menudo centrada en jugadas protagonizadas por los mejores jugadores de poker del mundo en los torneos más importantes o en las mesas de altas apuestas más prestigiosas, aunque en ocasiones también ofrecemos nuestro espacio a los jugadores amateurs para “humanizar” nuestros análisis.

Esta semana hemos querido ir todavía más lejos y hemos querido mostraros cómo juegan al poker nuestros compañeros del “cuartel” de PokerListings situado en Malta.

La calidad de esta mano está probablemente muy lejos de las enseñanzas de Ivey o de la clase de nuestros protagonistas habituales, pero a pesar de ello, las manos espectaculares tienen lugar en todos los niveles, tal como habrás podido ver en tus partidas caseras o en las mesas de bajos niveles en las que todos comenzamos.

Este tipo de manos también nos pueden ayudar a mejorar nuestra estrategia, por lo que sin más dilación os mostramos nuestra mano de la semana Edición Especial, la cual tuvo lugar en la oficina maltesa de PokerListings.

Del flop al river

Estamos en una mesa de cash de “anillo completo” (nueve jugadores) con ciegas en 0,25€/0,50€. Llevamos ya varias horas de juego, lo que conlleva que, además del cansancio acumulado, los jugadores tengan ante sí stacks muy superiores a las 100 ciegas.

En HJ (hijack) se encuentra un híper-agresivo LAG (loose-agresivo), jugador que ha subido el 70% de las manos y ha realizado apuesta de continuación (c-bet) en el 100% de los casos.

Hasta ahora su estrategia ha sido positiva, disfrutando de un stack superior al doble del inicial (el cual era de 100 ciegas grandes).

Sube a 4 ciegas grandes (2€).

En CO (cut-off) tenemos a un sólido jugador bastante tight. Nuestro “héroe” tiene aproximadamente 70€ ante sí (140 ciegas) y     ante él.

Es una mano especulativa, pero su movimiento se antoja aceptable tras no haber jugado una mano en muchísimo tiempo. Llega la mano a la ciega grande, donde otro jugador tight ve también la apuesta con una pila de fichas de 60€ (120 ciegas).

Hay 6,5€ (13 ciegas) en el bote cuando se muestra el flop:      

La ciega grande pasa, el jugador LAG apuesta 5€ que son vistos por sus compañeros de mesa. El bote asciende hasta 16,5€ (33 ciegas), teniendo un buen montón de leña preparada para arder en el turn.

El turn   es la chispa que prende la hoguera.

La ciega grande apuesta de cara 10€, con el agresor inicial subiendo a 30€, mientras que nuestro héroe piensa durante un tiempo.

Finalmente decide ver la apuesta, lo que completa un bote de 106,5€ (213 ciegas) y stacks efectivos de 30€ (ciega grande) y 40€ (héroe en CO).

El river muestra   La ciega grande pasa, mientras que el primer agresor (el jugador LAG) va all-in.

Nuestro héroe dice: “Bueno, ahora no puedo foldear”. Ve el all-in, al igual que hace finalmente también la ciega grande.

El bote final es de 216,5 euros (333 ciegas grandes), lo que es un tamaño más que considerable en partidas de bajas apuestas como esta.

Vamos al Showdown

El jugador LAG, agresor inicial muestra     para el full más alto de la mesa (JJ666).

La ciega grande descubre     para otro full, aunque en este caso menor (99666).

Nuestro héroe muestra el mencionado     para completar poker y llevarse el bote.

Análisis de la mano

Por una vez no vamos a analizar la mano de nuestros jugadores de forma simultánea, sino que nos vamos a ir centrando en cada uno de ellos por separado.

Comencemos por el jugador LAG (loose-agresivo) en hijack.

Agresor pre-flop (HJ)

Subir Error
Subir aquí es un error.

El agresor realiza la subida con una mano superior a la media. Teniendo en cuenta que ha apostado con el 70% de sus manos, este JTo (off-suited) está dentro del tercio superior de su rango.

Haber recibido el call pre-flop de dos jugadores no le molesta ya que conoce qué es jugar post-flop con una mano débil por experiencia, algo que le habrá ocurrido en muchas ocasiones.

Si consigue mejorar la mano y tener la mejor jugada, será más fácil que alguien pague que si fuese un jugador tight.

El flop es muy seco, por lo que no hay razones para pensar que no tiene la mejor mano.

La mejor pareja y el quinto kicker hacen de su jugada una mano muy fuerte para él, pudiendo recibir dinero de manos como 88 o 77, las cuales probablemente no harían fold.

Haber recibido dos calls en el flop tampoco significa mucho, pero en el turn las cosas cambian y se ponen mucho más interesantes. Se muestra otro seis, la ciega grande toma la iniciativa y el jugador LAG tiene que preguntarse por qué es esto.

En este caso, ver la apuesta habría sido el movimiento correcto. El LAG (agresor pre-flop en HJ) tiene valor para el showdown, pero no tiene un monstruo.

Subir en este caso es un error, principalmente porque además se queda “commited”. Cuando el jugador tight ve tras él, definitivamente debería haber entendido que está perdiendo la mano.

Alarma
Una alarma interior debería haber sonado.

La alarma de cualquier jugador habría sonado en este momento para abandonar la mano. Al menos uno de los rivales probablemente tenga un seis o incluso full.

El river es un “afortunado” seis que le da full con la pareja alta. Extrañamente la ciega grande en este momento pasa, pero sabemos que la pareja de doses (full doses seises) ya no serviría para nada y el kicker no tiene ya ninguna importancia.

Teniendo en cuenta todos estos factores, su all-in es correcto ya que habría tenido que ver cualquier apuesta all-in de los rivales debido a las pot odds acumuladas durante el desarrollo de la mano.

El héroe en CO

Nuestro héroe, jugador realmente tight habitualmente, se inmiscuye en la mano con un call pre-flop muy loose para él. Esto no es una muy buena idea ya que la mano es débil, podría encontrarse con un squeeze tras él y, para finalizar, incluso siendo capaz de mejorar la mano con las cartas comunitarias lo normal es que sea dominado.

Dicho esto, tras el call pre-flop, no hay opción de abandonar la mano en el flop tras conseguir la segunda mejor pareja de la mesa. Podría ser que tuviese en estos momentos la mejor mano y además tiene cinco outs para conseguir convertir su mano en muy fuerte.

Pero en el turn se encuentra en una situación bastante incómoda en la que necesita mantener la sangre fría. Ha salido su carta soñada en el turn (otro seis), pero sus rivales cargan con artillería pesada.

La ciega grande (jugador también tight) toma la iniciativa y el jugador LAG sube tan alto que ni él ni cualquier otro jugador tendrá la opción de abandonar el river.

Si estuviésemos en una partida tight con jugadores fuertes, un fold aquí (en el turn) habría sido la opción más recomendable ya que hay muchas manos que estarían muy por delante de la suya, además que podría haber en la mesa otro seis mejor que el suyo.

Pero en la situación en la que nos encontramos abandonar la mano no es una opción, especialmente tras la subida del jugador LAG ya que él realiza este movimiento con buenas cartas, pero también con malas.

La pregunta entonces es: ¿Debería ver el call o directamente ir all-in para maximizar las ganancias en caso de estar por delante en la mano?

Respuesta
No hay solo una respuesta correcta.

No hay una respuesta fácil a esta pregunta ya que depende mucho de los oponentes. Con jugadores fuertes, un all-in en este momento parecería un farol y hacer call daría a entender que tiene un monstruo.

En este caso concreto, ver la apuesta del rival parece tentador ya que le da a la ciega grande unas pot odds irresistibles. Dicho y hecho, la ciega grande también ve el turn y cuando consigue mejorar su mano en el river, todo lo que tiene que hacer es llevarse el dinero.

La ciega grande

Este jugador ha sido el que ha realizado la peor actuación en esta mano.

Pre-flop tiene la sexta mejor mano, por lo que tenía que haber re-subido para proteger su mano y quedarse aislado solo ante el LAG en un cara a cara bastante favorable.

Incluso estando fuera de posición, está bastante por delante del rango del jugador LAG, por lo que debería haber intentado “construir” un bote mayor.

En el flop no hay nada erróneo en su juego. Tiene que ver una apuesta demasiado grande con una pareja entre la mejor carta y la media, pero su call es correcto y los rangos todavía no están del todo claros.

Pero en el turn se equivoca. Tomando la iniciativa convierte su mano en un farol e incluso si se quiere ver su movimiento como una apuesta para obtener información, no hay razón alguna para mantenerse en la mano tras haber recibido una subida y un call a esta última.

Su pareja de nueves (dobles parejas con los seises) es una mano definitivamente muera, perdiendo ante un jack, un seis doses y cualquier pareja superior.

Su decisión en el river ya no importa, aunque tampoco podemos dejar de nombrar que se habría ahorrado 60 ciegas en caso de foldear.

Conclusión

Los tres jugadores van a la caza de llevarse un gran bote y todos ellos han cometido errores a lo largo de la mano, aunque no todos han pagado igual por ellos.

En el momento en que el héroe consigue realizar una gran jugada con su mano marginal, sus rivales han creado un bote enorme para él, por lo que ha podido conseguir un premio doble al que se podría haber llevado en un principio.

Los buenos jugadores a menudo ven la apuesta y eso es lo que ha hecho la diferencia en este caso.

¡Por favor, rellena las siguientes celdas correctamene!!

¡Error al guardar el comentario!!

Tienes que esperar 3 minutos para publicar otro comentario

Sin Comentarios

×

Sorry, this room is not available in your country.

Please try the best alternative which is available for your location:

Close and visit page