La mano de la semana: Torelli no desaprovecha su oportunidad

Blake Bohn
Blake Bohn no se lo puede creer.

Alec Torelli saca de la mano a Blake Bohn tras un inteligente farol en esta comentada jugada de Poker Night in America, revivida en nuestra mano de la semana.

Poker Night in America promete traer de nuevo al público las legendarias sesiones de poker vistas en los recordados shows de televisión High Stakes Poker y Poker After Dark gracias al gran trabajo que está realizando todo su equipo.

La cuarta temporada tiene como jugadores destacados a Joe McKeehen us, Phil Hellmuth us, Phil Laak us y Cate Hall us.

Pero uno de los mejores momentos vistos ha tenido otros protagonistas. Probablemente la mano más llamativa es la disputada entre Alec Torelli us y Blake Bohn us tras la decepción del flop, algo que no suele servir de freno a los grandes genios.

Del flop al River

La partida de cash está con ciegas 25$/50$ y los stacks de los jugadores son realmente profundos. Ambos protagonistas principales tienen cerca de 30.000$ en su pila, lo que equivaldría aproximadamente a 600 ciegas.

Vamos a ver esta mano de la semana desde el punto de vista de Alec Torelli (el héroe de la semana), quien se encuentra con     como mano inicial en la ciega pequeña.

Antes de actuar hemos visto la subida de Asher Connif a 175$, la re-subida de Blake Bohn a 375$ y el call a dicha apuesta de Phil Laak en el botón.

Torelli decide subir aún más y realizar una 4bet a 1.500$. Conniff foldea de forma casi instantánea, pero Bohn decide apostar aún más fuerte y realiza una 5bet hasta los 3.375 dólares. Torelli hace call tras el fold de Laak.

El bote asciende hasta 7.750$, siendo los stacks efectivos de 25k tras el juego pre-flop.

El flop es       con Torelli haciendo check-call a la apuesta de 3.500$ de Bohn. El bote ya acumula 14.750$.

El turn es   carta tras la que ambos jugadores pasan, por lo que todo sigue igual que tras el flop.

El river 5 no cambia nada en la fortaleza de las manos, pero a pesar de ello Torelli toma la iniciativa y apuesta 10.500$. Bohn se toma su tiempo y decide tirar sus cartas. Este tenía     la mejor mano de la mesa, pero el bote de 25.000$ va a parar a las manos de Torelli.

Puedes ver la mano en el siguiente vídeo (tras el minuto 15).

Análisis

Esta es una mano apasionante en varios aspectos, por lo que necesitamos tener en cuenta varios puntos importantes en su desarrollo.

Alec Torelli realiza una 4bet pre-flop
Se dispara la acción con la 4bet de Torelli.

Es obligatorio comentar que Bohn estaba jugando de forma realmente loose esa noche, con multitud de 3bet realizadas que habían puesto a los rivales de este a prueba. Gran parte del análisis de la mano y de las decisiones de Torelli se deben a este importante detalle.

Si nos fijamos en la batalla pre-flop, vemos la agresividad de los jugadores antes incluso de mostrarse las primeras cartas comunitarias. Conniff abre con AQs, con Bohn re-subiendo de forma casi automática.

Bohn tiene 7 8, un buen conector suited, pero está en posición media, lo que no es bueno para hacer call. Podría directamente haber tirado sus cartas, pero teniendo en cuenta la profundidad de los stacks, esta re-subida es totalmente válida dadas las posibilidades de que la mano se convierta en un monstruo.

Laak realiza un call realmente loose con T2s (estando en posición), mientras que Torelli decide hacer una 4bet con AQo. En una mesa normal, casi con toda seguridad Torelli habría tirado sus cartas, pero al ser una partida realmente loose, nuestro héroe tiene incluso posibilidades de tener la mejor mano.

Una subida es el mejor movimiento aquí ya que un call podría haber invitado a Conniff a realizar un squeeze, pero tras la apuesta la situación para este movimiento de Conniff ya no es la ideal.

Locura en el flop

Tras la apuesta de Torelli, Conniff decide abandonar la mano. Bohn no solo no sigue sus pasos, sino que aumenta la acción con una 5bet de 3.375$.

Bohn no suelta el acelerador en el flop
El flop parece totalmente inocente.

Sin Laak (todavía en la mano) tras él, probablemente habría hecho solo call, pero Bohn necesitaba echar a este de la mano y asegurarse jugar post-flop en posición, teniendo incluso en mente la posibilidad de llevarse la mano pre-flop. Laak tira sus cartas, pero Torelli decide seguir en la mano.

Hace call con AQ estando fuera de posición, una mano que quedaría claramente dominada ante jugadas como AK, pero Torelli ve la apuesta teniendo claros dos puntos en su análisis de la situación.

1) Bohn (según estaba jugando) es capaz de re-subir con un rango mucho mayor que AA, KK, QQ o AK.

2) Él (Torelli) puede encontrar la forma de robar el bote estando fuera de posición.

Cuando Torelli decide ver la 5bet de su rival se muestra un flop (9-3-3) que no ayuda a ninguno de los protagonistas.

La apuesta de continuación de Bohn y el call de Torelli son movimientos estándar, principalmente el call de un Torelli con pot odds 3 a 1.

Paradoja en turn y river

Es en el turn donde la mano (como conjunto de cartas) se vuelve interesante. Bohn dobla su siete, consiguiendo una jugada que dominaría a otras como AK o AQ.

Alec Torelli en la mano de la semana
Torelli sabe lo que se hace.

Pero sabe que el rango de Torelli es muy fuerte y además de AK/AQ, tiene también parejas altas. Es difícil imaginar que tenga algo que no sea esto.

Probablemente la mejor idea para Bohn habría sido realizar una apuesta de 5.000$ en el turn para luego hacer check en el river y ver un showdown barato.

Bohn no realiza la apuesta y cuando el river muestra una carta sin ningún valor para la mano, Torelli decide lanzar un farol. Su rival había mostrado debilidad en el turn, lo que cierra el rango de este y lo recorta por la parte fuerte.

Pero Torelli debe decidir si quiere realizar un farol con las máximas probabilidades de éxito o intentar apostar lo suficientemente fuerte como para que AK o un 9 foldeen.

Una apuesta aquí es probablemente la mejor opción ya que Bohn, casi con toda seguridad, no tiene una mano fuerte, pero podría foldear incluso manos con valor.

¿Por qué no hace call?

El river muestra los problemas que la forma de jugar de Bohn puede acarrear. Terminas en el river con una mano con pareja media y cuando tu rival se muestra agresivo no sabes qué hacer.

Blake Bohn foldea su pareja
Bohn no se atreve a apretar el gatillo.

Pero teniendo en cuenta el rango de Torelli aquí, un call habría sido lo más acertado sin duda alguna.

La equity de Bohn contra AA-TT, AK, AQ es de 51,6%. En otras palabras, de las 62 opciones posibles en ese rango, Bohn se llevaría 32, una cifra lo suficientemente elevada como para que el call sea lo más correcto.

Conclusión

Blake Bohn es osado antes del flop, pero en el river (y antes en el turn) no se atreve a apretar el gatillo.

Alec Torelli, por su parte, lanza de forma inteligente un farol con la mano más débil de su rango, llevándose un bote realmente generoso.