El danés Lars Bonding lucha por su primer brazalete WSOP

lars bonding

Aunque ya ha conseguido más de 1,4 millones de $ en torneos de póker, a Bonding se le sigue resistiendo el ansiado brazalete de la WSOP.

A sus 31 años, la carrera del danés Lars Bonding en el mundo del póker es bastante importante, y más si tenemos en cuenta su experiencia después de acumular más de 1,4 millones de $ en su cuenta bancaria.

Sin embargo, el reto de conseguir uno de los brazaletes de la WSOP sigue siendo aún un tema pendiente.

Bonding ya ha conseguido tres premios en la WSOP de este 2011, entre ellos la décima posición del 1.500$ No-Limit Hold’em Shootout, lo que le ha supuesto unos beneficios de más de 20.500 dólares.

“He tenido algunos problemas en el final de la partida pero la verdad es que el juego ha ido muy bien. Estoy contento y tengo muchas esperanzas puestas en los siguientes torneos”, ha dicho Bonding.

La verdad es que el caso de Bonding es bastante especial porque ha conseguido 13 “cashes” desde 2005 en la WSOP pero nunca ha sido capaz de llegar hasta el final. Su carrera profesional en el póker es, además, muy interesante.

“Tengo que reconocer que me frustra seguir sin conseguir un brazalete. Pero estoy convencido de que si lo sigo intentando y me esfuerzo al máximo es sólo cuestión de tiempo poder tener un brazalete”, ha asegurado.

De Dinamarca a Las Vegas

Bonding nació y creció en un pequeño pueblo danés, pero fue a estudiar a Aarhus en el año 2000.

Fue entonces cuando Bonding empezó a interesarse por juegos como el backgammon, interés que fue creciendo hasta el punto de que Bonding se convirtió en uno de los mejores de backgammon de Europa.

En el año 2003 y después de haber escuchado que el póker reporta muy buenos beneficios, decidió cambiar de registro y descubrir este juego de cartas.

Para ello lo que hizo fue comprar un portátil y abrir una cuenta de juego online.

“En mi primera partida gané 8.500 $ a pesar de que la noche anterior estuve de fiesta”, ha asegurado.

Esta suma de dinero en tan sólo un torneo era mucho más que las ganancias de Bonding en el backgammon, por lo que empezó a engancharse al póker.

Siguió jugando online hasta que en 2005 decidió que era el momento de presentarse a un torneo en vivo. Al principio este cambio fue algo difícil, porque la estructura de los torneos es muy diferente a la de la web, pero poco a poco Bonding se fue acostumbrando ya que comenzó a jugar torneos en todas las partes del mundo.

En 2005, Bonding conoció a su mujer en Los Ángeles y, después de la boda, se mudaron a Virginia.

Cuando nacieron sus hijos, la familia se trasladó a vivir a Las Vegas porque Bonding consideró que era la mejor opción para no tener que viajar tanto ni estar tanto tiempo lejos de sus hijos.

Pero llegó el “Black Friday”

Desafortunadamente para Bonding, las decisiones legislativas de EEUU para regular el juego online (conocido como Black Friday) ha tenido consecuencias muy negativas para los jugadores que usaban el póker online como forma de vida.

“Me voy a mudar. El Black Friday nos ha pillado por sorpresa y todavía no me puedo creer que el país de la libertad haya sido capaz de acabar con algo como el póker online”, ha aseverado.

Y es que el póker online es la forma de vida de muchas familias que no tienen como sobrevivir sin el póker.

Bonding ha remarcado que va a jugar tantos eventos como sea posible en la WSOP de este 2011 y está jugando casi 13 horas al día. “Creo que nunca había jugado tantas horas y estoy empezando a sentirme bastante cansado pero tengo confianza en que las cosas van a ir bien”.

Últimos blogs »