Lindgren, un Campeón en Rehabilitación

Erick Lindgren

Erick Lindgren, poseedor de un brazalete de las WSOP y vencedor en dos paradas del WPT, ha ofrecido algunas palabras tras su tratamiento por ludopatía.

La vida de Erick Lindgren era maravillosa y tenía todo lo que se podía tener, había alcanzado éxitos con los que la mayoría de la gente solo soñaría y parecía que nunca despertaría de ese sueño cuando tras su excelente año 2008 en las mesas de poker fue proclamado jugador del año, pero el camino que le esperaba al gran campeón de poker no era de vino y rosas si no de espinas.

El jugador americano continuaba triunfando en las mesas de poker, donde actuaba con una firmeza magistral y un juego superlativo, pero su vida se estaba desmoronando como un castillo de naipes en medio de un vendaval debido a un juego impulsivo fuera de estas.

Lindgren necesitaba la adrenalina de las apuestas y poner en riesgo su dinero aun sabiendo que probablemente lo perdería, no tenía control sobre sí mismo y era común que realizase apuestas continuas, lo que le originó innumerables pérdidas a pesas de la gran cantidad de dinero que ingresaba gracias al poker (donde a fecha de hoy tiene 28 puestos en premios en las World Series of Poker y más de 8 millones de dólares en premios, hablando solo de torneos en vivo).

El Black Friday Terminó de Arruinarlo

Lindgren Ganador

El gran jugador tenía más y más pérdidas cada día, siendo capaz de subsistir y sobrevivir económicamente gracias a su juego en las mesas y ya ni tan siquiera eso le permitía poder evitar en deudas millonarias. A pesar de que no hay datos oficiales se cree que recibía de Full Tilt, sala de la que era el poseedor del 3%, más de 250.000$ al mes que servían para evitar la bancarrota del jugador, pero a pesar de su buen hacer en las mesas y estos ingresos, prácticamente no podía compensar el dinero perdido en apuestas y otros juegos.

Full Tilt intentó ayudarle entregándole créditos de millones de dólares sin la esperanza de llegar a recuperarlos (siendo la principal causa, que no la única, del desplome que tuvo la sala el movimiento de dinero continuo hacia las manos de los dueños y jugadores), incluso días antes del fatídico 15 de abril de 2011, conocido en el mundo del poker como Black Friday por el cierre de algunas de las salas de poker más importantes del mundo y que llevó a la quiebra absoluta a Full Tilt Poker, recibió 2 millones de dólares como préstamo para poder cubrir sus deudas.

Tras el Black Friday y la desaparición de internet de Full Tilt Poker (quien el pasado mes de noviembre de 2012 volvió a operar bajo el control de PokerStars) le llegó a acumular deudas que llegaron a superar los 10 millones de dólares, lo que llevó a Erick Lindgren a rehuir de sus amigos, conocidos e incluso de familiares, a evitar coger el teléfono debido a que probablemente se trataría de alguien que reclamaría su pago e incluso a intentar desaparecer del mundo.

Ingreso en una Clínica de Rehabilitación

Finalmente y cuando el propio Lindgren no veía salida alguna al enorme agujero en el que se había quedado atrapado, un amigo del jugador instado por la mujer del mismo (también conocida jugadora de poker) Erica Schoenberg, consiguió convencerlo de que tenía un gran problema con el juego y de que ingresase en una clínica de rehabilitación corriendo el amigo mencionado con los gastos que esto llevase.

Antes de su ingreso la situación era insostenible y los problemas de Lindgren eran comentados en todo tipo de círculos relacionados con el poker y en foros, donde las críticas eran continuas, llegándose incluso a los insultos para definir al jugador, todo ello sin olvidar las continuas amenazas recibidas para saldar las deudas contraídas.

El Poker como Tabla de Salvación

Lindgren Rehabilitacion

Lindgren confía en el poker para poder conseguir los recursos suficientes para salvar su deuda, tal y como él mismo comenta “tengo un plan que saben las personas a las que debo dinero”, reconociendo además que “no era diferente de otras personas con adicción al alcohol, drogas u otras cosas”, siendo este el primer paso para poder salir del agujero en el que se encontraba.

La pregunta es si será capaz de evitar una nueva caída y volverá a jugar de forma impulsiva ya que a pesar de que en las mesas de poker pueda ser responsable, esto puede llevarle a volver a caer en unas redes de las que sería complicado salir por segunda vez.

Este caso nos recuerda al gran campeón de las WSOP 2012 Greg Merson, quien tras superar su adicción a las drogas solo probaba el alcohol de vez en cuando hasta que volvió a caer en la drogadicción y tuvo que abandonar por completo el alcohol también para evitar una nueva recaída, conoce la historia de Greg Merson, el campeón rehabilitado.

La gran aceptación que ha tenido el poker (sobre todo online) entre la sociedad ha hecho que aparezcan casos de jugadores con problemas con el juego, de gente que juega de manera impulsiva, por lo que recomendamos que al mínimo síntoma que se tenga de que el juego controla los impulsos del jugador (sea poker, apuestas o juegos de casino), este se ponga en contacto con las diferentes asociaciones que tratan el juego impulsivo y se trate como una posible enfermedad antes que sea demasiado tarde.

 

Últimos blogs »