N. Blumenfield: "El November Nine es a donde todos quieren llegar"

Neil Blumenfield N9

Neil Blumenfield es uno de los más veteranos entre los November Nine. El de San Francisco espera que la Mesa Final resuelva sus dudas sobre ser profesional.

Llegar hasta los November Nine en el Main Event de las World Series of Poker no es tarea fácil. Al menos habría que preguntárselo a Neil Blumenfield, uno de los dos veteranos, junto a Pierre Neuville en la Mesa Final de nueve jugadores para el próximo mes de Noviembre.

El jugador de San Francisco reconoció dicho esfuerzo a PokerListings.es durante una entrevista tras cerrarse el Día 7. "En primer lugar, cuando me fui a la cama la pasada noche había como una especie de flash donde pensaba que me levantaría la mañana siguiente y todo hubiera sido un sueño. Me habrían eliminado en el Día 2 con una apuesta de reyes sobre ases. Pero ahora es real, es una altura enorme. Este es el logro al que todos los que juegan quieren llegar, por lo que es muy especial. Lo estoy disfrutando. He estado disfrutando mucho desde el Día 4", señaló Blumenfield a PokerListings.es

"Cuando comencé a jugar este torneo, lo mejor que había hecho en el Main Event era llegar al Día 4, por lo que tenía un objetivo muy simple: Llegar al Día 5. Por lo que desde entonces ha sido gratuito", añade sobre sus últimas participaciones en las WSOP.

Al igual que otros muchos jugadores, Blumenfield comenzó a jugar desde niño, aunque no fue hasta hace algunos años cuando comenzó a jugar al poker de manera semiprofesional. "Jugué cuando era pequeño, regularmente en el instituto, y luego no empecé a jugar mucho hasta que comencé a jugar torneos hace aproximadamente ocho años. Empecé a jugar torneos locales, y luego vine a las WSOP por primera vez, solo para jugar el Evento Sénior. El objetivo, por aquel entonces, era jugar la mesa final de ese evento, que es lo que pensaba que podía hacer. Conseguí un poco de dinero, sobre todo en torneos. He estado trabajando bastante en mi juego y merece la pena", afirma.

La razón por la que Blumenfield comenzó tarde en esto del poker es debido a su oficio, ya que ha estado en el mundo de las empresas de software "treinta y pico de años, trabajando mayormente con star-ups, lo que ha ayudado a mi bankroll. Curiosamente, hace un mes que tomé la decisión de salir de ese mundo para dedicar tiempo para lo que quiero hacer con mi vida, incluyendo el poker. He estado peleándome con la idea de si realmente puedo ganarme de vida con este juego, o hacer lo suficientemente dinero para sobrevivir, y en dos semanas esa pregunta se ha contestado", prosigue.

Blumenfield Neil N9

El de San Francisco parte cuarto en el número de fichas de la mesa final, y con un millón de dólares para su bolsillo asegurados, ya sabe perfectamente en qué gastará parte de ese dinero. "Una de las cosas que me gusta hacer es viajar, y también puedo viajar y jugar al poker al mismo tiempo. Elaboraré cerveza, ya que no lo he estado haciendo recientemente. Hago fotos, lo que he estado haciendo bastante. Solo quiero hacer que las cosas sean divertidas para mí. Montar en bicicleta es algo que hago. Así que, este recorrido, independientemente de donde termine, me ha permitido hacer las cosas de la manera que quiero", comenta.

Blumenfield tiene el lujoso honor de compartir veteranía con Pierre Neuville, aunque el belga es bastante más mayor que el norteamericano, quien bromea con el asunto de la edad en la mesa de los November Nine.

"Creo que es algo grande que Pierre y yo estemos aquí. En realidad, estoy un poco irritado con Pierre, porque habría establecido el récord de ser el jugador más viejo de los November Nine a excepción de él. Por lo que tendré que volver dentro de 12 años y hacerlo de nuevo. Creo que Dan Harrington dijo que nadie mayor de cuarenta años iba a ganar, y hay una razón para ello. Todo es una rutina. Son setenta horas de Poker durante siete días. Espero que ellos no muestren dos manos en televisión, porque hay dos manos en el Día 5 donde estoy bastante mal y lo sé porque estaba muy cansado. Lo sé", declara.

Y es que el cansancio es uno de los problemas que deben evitar los jugadores en este torneo. "Jugué una mano muy mal con Negreanu y me costó un montón de fichas. Luego me tocó otra mala mano con Matt Jarvis y me costó más fichas, por lo que ese es el problema. Es una larga rutina el acumular fichas, ya que ellos se fueron en un suspiro. Si no estás centrado durante los quince minutos de la mano, ese es el torneo. Esa es la lucha que he intentado mantener, y no lo hice en el Día 5. Se trata de pararme cuando estoy cansado y pensar algo más, lo que realmente ayuda", explica, antes de confirmar sus sensaciones de esta experiencia.

"Estar aquí es un sueño hecho realidad. Ha sido de fantasía. He pensado de vez en cuando como sería ir a casa en San Francisco después de estar en el November Nine y hablar con mis amigos sobre ello, lo que sería genial. He tenido como cinco grupos de diferentes personas siguiéndome durante todo el torneo. Mis amigos de poker, mi familia, y eso ha sido un plus para pasar esta experiencia. Volver en Noviembre será mucho más especial. Tengo hermanas en Chicago y mi novia en San Francisco. Mi novia, para aquellos que estén interesados, tiene una gran tienda de ropa llamada Pascaline Paris, con moda para hombres y mujeres", finaliza.

No te olvides de ver su entrevista en vídeo: