Nueva cabeza visible en la regulación del juego francesa

Charles Coppolani

ARJEL, el regulador francés del juego online, ha dado la bienvenida a su nuevo presidente Charles Coppolani.

El juego online en Francia tiene nueva cabeza visible tras el nombramiento de Charles Coppolani como presidente de l’Autorité de Régulation des Jeux en Ligne (ARJEL: Autoridad reguladora de los juegos online).

Tras la dimisión hace poco más de dos meses del anterior presidente de ARJEL Jean François Vilotte el organismo se ha mantenido acéfalo, lo que unido al gran conservadurismo en materia del juego de los dirigentes del país ha ayudado poco a la mejora de la situación del poker en Francia.

Vilotte, tras su dimisión realizó unas declaraciones en las que aseguraba que el poker en Francia tenía los problemas localizados, asegurando que nadie le había permitido solucionar las trabas fiscales y de liquidez que conllevaban un descenso brusco en el número de jugadores.

El adiós de Jean François Vilotte tras la negación del parlamento francés a una bajada de impuestos, así como a la liquidez compartida con otros países y las declaraciones posteriores llenaron de nerviosismo a jugadores y operadores ya que la situación del poker en el país tan solo podía ir a peor.

Charles Coppolani: Nuevo presidente de ARJEL

Charles Coppolani llega al puesto de presidente de ARJEL desde la presidencia del Observatorio del Juego, además de haber sido uno de los hombres importantes del control económico y financiero del Ministerio de Hacienda en Francia.

Coppolani conoce por tanto de primera mano la situación exacta del poker y el juego online en el país, por lo que puede trabajar en el bien de estos desde el primer momento.

Sus primeras declaraciones han dejado dudas entre los más escépticos al asegurar que “conoce todo lo que necesitan los franceses para proteger del riesgo de adicción al juego a los jugadores franceses”, aunque también ha encendido una llama de esperanza al asegurar que “jugadores y operadores necesitan unas condiciones óptimas”.

¿Cambios en Francia respecto a su ley?

A pesar de las palabras de Coppolani y de sus declaraciones confirmando que sus principales objetivos son la reducción de las cargas fiscales y la liquidez compartida con otros países, no se cree que la situación en nuestro país vecino vaya a sufrir cambios en un futuro cercano.

El principal problema de Francia no estaba en ARJEL, organismo desde el que Jean François Vilotte ya había intentado realizar cambios por el bien del poker, los jugadores y los operadores del país, sino que este está en la mentalidad asustadiza del Parlamento y los dirigentes de Francia respecto al juego online.

El nombramiento, por otro lado, sí genera optimismo entre los jugadores y operadores ya que Charles Coppolani ha mostrado las mismas ideas que su antecesor y ha asegurado que luchará por conseguir “una oferta legal atractiva” para todos, algo que conlleva indiscutiblemente la liquidez compartida con España e Italia.

Aparentemente el poker francés todavía tiene un camino difícil para mejorar su situación, aunque al menos se conoce a su guía y este tiene claros cuáles son sus objetivos.

Por esta razón, vuelve a parecer real la posibilidad de unión entre Francia, Italia y España (a quienes se podría unir Portugal tras su próxima e inminente regulación), aunque esta no está tan cerca en el tiempo como la mayoría de los franceses esperan.

Se cree que en un futuro próximo Italia y España se unan para mostrar que la liquidez compartida puede ayudar a reflotar el poker online en ambos países tras una situación complicada, añadiéndose posteriormente Francia.

La liquidez compartida europea en un futuro próximo es una utopía, aunque es el objetivo principal a medio plazo.

Delaware y Nevada son el ejemplo a seguir

La unión entre Delaware y Nevada para ofrecer liquidez compartida es el ejemplo que deberían seguir los responsables del juego de España e Italia (así como de Francia, aunque si no hay cambios radicales el acuerdo con dicho país llegará más tarde) para ofrecer lo mejor a sus jugadores.

Delaware y Nevada han mostrado que es posible unirse con el objetivo de alcanzar un bien común, siendo la liquidez compartida la herramienta de mayor fuerza para conseguir el bien del poker y de los jugadores en España, Italia, Francia y en toda Europa.

Últimos blogs »