Ocho influencias y prejuicios que te hacen peor en el poker

Biases en el Poker

Es difícil escapar de tus propios prejuicios o pensamientos. Trasladamos al poker los ocho aspectos infundados de Magic que según PVD da Rosa te hacen peor.

El jugador profesional de Magic: The Gathering Paulo Vitor Damo da Rosa publicó a principios de año en channelfireball un excelente artículo llamado 8 aspectos infundados que te hacen peor en Magic, aplaudido por la comunidad y en el que destaca que es muy difícil escapar de tus propios prejuicios.

La pieza sirvió para crear un bonito debate en la comunidad Magic: The Gathering con profesionales y amateurs analizando de forma honesta ciertas áreas de sus juegos, fijándose principalmente en sus prejuicios cognitivos.

La idea principal es que estos (los prejuicios cognitivos) te llevan a un juicio equivocado y a tomar decisiones erróneas.

M:TG (Magic: The Gathering) y poker no son para nada el mismo juego, pero a pesar de ello guardan algunas similitudes. Ambos son juegos de cartas y en ambos afecta tanto la estrategia como la suerte.

Desde PokerListings, vamos a intentar hacer lo posible para intentar adaptar los ocho conceptos del pro da Rosa al mundo del poker. Quién sabe, es probable que hasta aprendas bastante de ellos.

1. Regla de la primera impresión (sentimientos)

Según parece, la gente no percibe el total de la experiencia, la suma de todo lo vivido, sino la media de cómo fue en su cima (ej. placentero o sufrido) y cómo terminó todo.

Este punto tiene una correlación directa con el poker. Imagina que tienes mucha suerte en las últimas manos principales de una partida de cash, abandonas la mesa pensando que has jugado realmente bien.

Si has estado perdiendo durante la mayor parte de la partida de cash y al final tienes la suerte de derrotar a tu rival con AJ > QQ, esto no indica que tu juego sea sólido.

Interpretando esta regla desde el punto de vista de un torneo, podríamos tomar como ejemplo que haces un hero call que te ofrece un buen bote, pero poco a poco vas perdiendo todas tus fichas por ser incapaz de defender tus ciegas, además de cometer algún error fundamental.

Realizar grandes movimientos ganadores en poker es muy divertido y te hace sentirte bien, pero no puedes juzgar tu sesión basándote en una mano.

Sé honesto cuando analices tu sesión, incluso cuando ganas dinero debes ser capaz de ver los errores cometidos y las inconsistencias en tu juego de forma rápida.

2. La falacia del jugador

Tener tendencia a pensar que las probabilidades futuras están alteradas por eventos pasados, cuando en realidad estas no cambian, siguen siendo las mismas.

Ruleta n24

Este puede ser el punto más relevante para los jugadores de poker ya que está relacionado completamente con el aspecto del juego.

La mayoría de los jugadores están probablemente familiarizados con el concepto de la falacia del jugador, principalmente por el hecho de haber tenido una mala experiencia con alguna decisión o estilo de juego en el pasado, si esto ocurre, no significa que debas dejar de tomar la misma decisión o jugar de la misma forma.

Por ejemplo, podemos pensar en una pareja de dieces, esta es una buena mano, pero puede ser batida. Si en dos ocasiones consecutivas tus dieces son derrotados por JT, esto no significa que debas dejar de jugar estos.

Necesitas analizar y evaluar de forma crítica cada jugada sin importar el resultado final. Si la decisión es la correcta, debes continuar actuando igual a pesar de que no haya ido bien en un par de ocasiones.

3. Ilusión de control

Hay una tendencia ha sobrestimar la influencia de nuestras decisiones sobre otros factores externos.

Phil Ivey Est

Esto ocurre mucho en poker.

Tendemos a pensar que tenemos el control absoluto del desarrollo del juego cuando jugamos al poker, olvidándonos que (a corto plazo) la suerte es un elemento realmente importante.

En muchas ocasiones puedes perder sin que sea en absoluto culpa tuya.

Algunas veces, incluso intentamos justificar nuestras pérdidas en una sesión resaltando un juego abstracto difuso para poder dormir bien por la noche. La realidad es que hay veces que simplemente hemos tenido mala suerte. Es necesario seguir adelante y evitar preocuparnos por algo normal.

Los problemas pueden llegar al intentar corregir problemas que realmente no existen.

Incluso los mejores jugadores del mundo han tenido momentos en los que han perdido dinero, hasta los más grandes tienen periodos de pérdidas, incluyendo a Phil Ivey, Daniel Negreanu y el resto de jugadores top.

El azar también hace que ganemos en algunas ocasiones, no porque tengamos todo “bajo control” y porque todas nuestras decisiones hayan sido correctas, sino porque hemos tenido suerte.

Si quieres tener éxito en el poker, debes aceptar que no tienes el control de todos los resultados, que en un torneo o en una sesión la importancia de la suerte es muy grande.

4. Centrarse en el resultado

La tendencia a juzgar una decisión por su resultado en lugar de por la calidad del movimiento en el momento en que fue tomada.

Jamie Gold

Este punto está muy relacionado con el poker y es similar de alguna forma con el anterior: la ilusión de control.

En 2006, Jamie Gold se llevó la victoria en el evento principal de las WSOP (y los 12 millones de dólares) utilizando una estrategia poco habitual en la que con mucha frecuencia decía a sus rivales qué cartas tenía (aunque mintió en algunas ocasiones).

La mayoría de los jugadores profesionales no encuentran esta decisión como una estrategia acertada.

Desde entonces, Gold ha tenido muy poco éxito en el mundo del poker, a excepción de haber jugado algunos torneos gratis. Incluso él mismo ha admitido que no es uno de los mejores jugadores poker del mundo a pesar de haber conseguido una victoria de récord.

Tampoco se vio a los jugadores profesionales cambiando completamente su estilo de juego para intentar emular a Gold.

Esta es la razón por la que es importante evitar centrarnos en los resultados en el poker. En lo primero que te deberías fijar es en el proceso y los resultados (siempre a medio-largo plazo) vendrán solos.

Hay innumerables jugadores malos que han ganado grandes torneos a través de los años.

Incluso podrías ganar un torneo de poker yendo all-in en cada mano, pero esa no es para nada la mejor estrategia.

5. Insensibilidad al tamaño de los datos

Tener tendencia a subestimar la variación en pequeños periodos (a corto plazo).

Mano Final

Hay una gran importancia de la varianza en el poker, pero los buenos jugadores terminarán llegando a la cima.

Lo que mucha gente no consigue entender es cuál es el tamaño (número de manos/torneos) necesario para poder tener una buena base de datos a analizar sin que el azar tenga mucha importancia.

Hay un elevado número de jugadores que solo juegan un par de cientos de manos cada mes. Esta no es una cantidad lo suficientemente elevada para juzgar de forma acertada si tu nivel de juego es bueno o malo.

Ten en cuenta esto: Cuando los “backers” buscan nuevos jugadores, el historial de manos que piden va de las 20.000 a las 50.000 (manos) para tener una estimación aproximada, aunque 100.000 sería todavía mejor.

Para nosotros, los mortales, 10.000 manos sería un buen comienzo.

Vaya como vaya, no se te ocurra abandonar un trabajo asalariado basándote en un análisis de ganancias de solo un par de miles de manos. Todo el mundo es capaz de tener una buena racha.

6. Tener una percepción selectiva

La tendencia de que las expectativas afecten a la percepción.

Pareja de Reyes

Esto también puede ser llevado al poker, aunque de forma menos directa que en el resto de conceptos anteriores.

Básicamente, la idea tras la percepción selectiva es que puedes quedarte demasiado apegado a algunas manos o decisiones que te han funcionado en el pasado.

Por ejemplo, un par de reyes como mano inicial es una jugada realmente fuerte, pero esto no significa que tengas que apostar en cada una de las calles si hay un as en el flop (u opciones claras de color o escalera).

Este es un ejemplo muy obvio, pero es posible que tengas apego a una mano concreta (digamos pareja de nueves) porque te has llevado algún bote grande con ella.

Una vez que has ganado una mano importante con pareja de nueves, es posible que ignores las señales que muestran que sobreutilizas esta mano, que arriesgas demasiado con ella basándote en una sola actuación.

No puedes ignorar las evidencias que muestran que una mano o estrategia no está funcionándote, por mucho que algunas experiencias con ellas en el pasado te hayan dado grandes ganancias.

7. Basarte en la creencia popular

Un proceso de autorrefuerzo en el que la creencia popular de que algo es lo correcto, por el hecho de ser repetido continuamente en un discurso público, haga que se piense que es lo correcto (Este error se puede contrarrestar con la siguiente frase: “Repetir una mentira lo suficiente no hace que se convierta en realidad”).

Vanessa Selbst

Este punto es complicado relacionarlo directamente con el poker, pero hay ejemplos claros que lo explican.

La idea detrás de este concepto es que hay veces que una estrategia comienza a crear su “momentum” y se acepta cada vez más, incluso si esta no es la mejor estrategia.

Básicamente, estamos hablando de mentalidad grupal. La estrategia A es una estrategia correcta porque todo el mundo lo dice. Este hecho hace que haya una reacción positiva ante dicha estrategia.

Otra forma de acercarse a este punto es ver que hay jugadores como Vanessa Selbst, Tom Dwan o Viktor Blom que juegan de forma poco habitual que crea conflictos con la estrategia tradicional (y socialmente aceptada).

El problema de hacer caso a las creencias populares (además de tener en cuenta que no siempre tienen razón) es que si juegas al 100% siguiendo una estrategia o los libros, tu juego se vuelve demasiado predecible y, por tanto, vulnerable.

La respuesta a este punto sería evaluar toda la información de forma crítica y no seguir cualquier estrategia porque esté de moda o la gente diga que funciona.

8. Seguir las innovaciones

Hay una tendencia natural en la sociedad a tener un excesivo optimismo respecto a una invención o innovación, fallando a menudo en identificar sus limitaciones y debilidades.

Cascos Poker

Este puede ser el único concepto del artículo de da Rosa que no tiene una relación directa con el poker.

Magic: The Gathering es un juego en constante evolución en el que nuevas cartas son introducidas. Algunas veces, nuevos sets reciben elogios inmerecidos solo por el hecho de ser la novedad.

El poker es un juego mucho más estático, por lo que no hay demasiadas innovaciones ni se tiende a buscar novedades estrafalarias. Las estrategias ganadoras (y habituales en las mesas) han variado poco en los últimos diez años.

Quizá la única forma de relacionar este punto con el poker es cuando en la segunda parte de la primera década de este siglo y la llegada del boom del poker online, sirvió para que muchos jugadores siguiesen una estrategia de agresión continua, para jugar como Dario Minieri o Tom Dwan.

Este estilo de juego tuvo gran cantidad de seguidores al ver la gente que Dwan conseguía derrotar a los jugadores de la vieja escuela en las altas apuestas con manos marginales.

Nadie había visto una estrategia así antes y todo el mundo quería “durrrr” (el apodo de Dwan) a sus oponentes.

La acción se ha ralentizado considerablemente desde entonces ya que la mayoría de la gente se ha dado cuenta que ellos no son Tom Dwan y que, por mucho que en su momento tuviese muchos seguidores, esta no es la estrategia correcta para la gran mayoría de jugadores.

Si encuentras una analogía o comparación mejor de este punto en el mundo del poker nos lo puedes hacer saber en los comentarios.