Un Paso Más Hacia el Mercado Regulado Común

Mercado Comun

Cada vez está más cerca la posibilidad de que los jugadores españoles de poker puedan competir de nuevo con usuarios de otros países

La posibilidad de un mercado común europeo para el poker online está realmente complicada por el momento, sobre todo teniendo en cuenta las grandes diferencias existentes entre las legislaciones de cada país en la regulación del mercado del juego online, aunque puede que esté más cerca que nunca la unión de varios de ellos.

Parece inevitable la creación de una ley común que englobe a Francia, Italia y España (grupo al que se uniría con casi total seguridad Portugal) para potenciar el poker online entre los usuarios de ambos países tras los acusados descensos en el número de jugadores de los dos primeros en el último periodo.

La imposibilidad de jugar con jugadores de otros países y los altos impuestos que tienen tanto operadores como usuarios son un alto precio que lleva pagando Italia desde hace bastante tiempo y Francia estos últimos meses con el descenso acusado de jugadores, siendo un ejemplo más de esta situación la huida de 888Poker de Francia.

“Se van a sugerir cambios legales que permitan la unión de los mercados regulados y la revisión de los impuestos fiscales”. Estas palabras no provienen de una asociación de jugadores ni de las operadoras, grupos ambos que llevan solicitando esto desde antes incluso de la regulación del poker en Italia, Francia y España, sino que han sido pronunciadas por el presidente de ARJEL (regulador francés, igual que el DGOJ en España) Jean-François Vilotte.

Estas palabras, unidas a las pronunciadas por el DGOJ y por la AAMS (el órgano regulador en Italia) en los últimos meses, aumentan todavía más la sensación de que en un futuro cercano se alcanzará un principio de acuerdo entre los gobiernos y los consejos reguladores de ambos países, a quienes se uniría de forma más que probable Portugal, quien comenzó a dar los primeros pasos en la regulación a mediados de 2012 y donde 2013 se planteaba como la fecha en que el juego quedaría regulado.

Situación actual de la situación

Poker a 3 bandas

En la actualidad son muchos los puntos en común entre las leyes de ambos países y los órganos reguladores de Francia, Italia y España ya se han pronunciado sobre la necesidad de una ley conjunta que englobe a sus jugadores, habiéndoles dado la razón los números registrados en las últimas fechas por Italia y Francia.

Aparentemente los números del poker español son mejores ya que los resultados tras medio año desde la entrega de licencias han sido más que positivos, pero es más que probable que esto se deba a que no se podían conocer hasta ahora los datos reales, recordando que los primeros meses del poker online en Francia e Italia también fueron positivos y esperanzadores.

Además de una posible regulación conjunta del mercado, Francia y España se unieron el pasado septiembre al firmar un acuerdo de cooperación e intercambio de información para ayudarse y luchar unidos contra el juego ilegal. Se espera que en las próximas semanas Italia se una a este pacto, lo que confirmaría un nuevo paso para la regulación conjunta del juego online y, por ende, del poker.

Características del acuerdo

Un acuerdo en las leyes de ambos países permitiría acceder a las mismas mesas a los jugadores de los diferentes países, lo que permitiría una mayor afluencia de usuarios y la posibilidad de volver a ofrecer un mayor número de mesas y torneos diferentes, una de las mayores críticas recibidas tras la regulación ya que en muchas ocasiones los jugadores no tienen a su disposición la mesa que buscan y tienen que esperar un largo periodo de tiempo hasta que comienzan las partidas o incluso tienen que jugar en mesas que no se ajustan a sus exigencias.

Respecto al tema fiscal no habría mucho problema ya que tras las primeras reuniones, se cree que el rake de los torneos iría a parar al país del jugador registrado, de modo que el jugador español al registrarse en cualquier torneo estaría pagando a su país la cantidad estipulada.

A la hora de registrar las ganancias, tanto de cash como de los torneos, ocurriría lo mismo, que el jugador que recibiese el dinero tendría que realizar el pago oportuno al órgano regulador de su país.

Aquí exponemos un ejemplo rápido: En un torneo sit-and-go de 9 personas (tres españoles, tres franceses y tres italianos), los tres países recibirían el porcentaje de sus jugadores. El rake pagado por los españoles iría a las arcas del Estado español, mientras que el de italianos y franceses iría a las arcas de estos. Si hay tres puestos pagados y estos han sido ocupados todos por jugadores españoles, los pagos relacionados con los beneficios solo se realizarían en España.

¿Estamos ante el impulso definitivo para una regulación conjunta? Todo parece indicar que sí, de modo que la pregunta más importante parece ser: ¿cuánto tiempo se necesitará hasta que tenga lugar?

Últimos blogs »