Poker770.es cierra sus mesas el 1 de marzo

Poker770

Poker770 España, sala más importante de la red iPoker, cierra definitivamente en España. El dinero de todos los jugadores de la sala está garantizado.

La principal sala de la red iPoker, Poker770, ha decidido finalmente cerrar sus mesas en España. Desde el 1 de marzo, los usuarios de Poker700.es no podrán acceder a la sala para jugar al poker ya que esta es la fecha oficial del cierre de la sala.

Para evitar sobresaltos y protestas por parte de los jugadores y páginas web afiliadas a la sala, Poker770.es ha informado a través de su equipo y con tiempo de sobra que el próximo 1 de marzo finalizarán los servicios ofrecidos por Poker770 en España, confirmando que todos los pagos y depósitos de jugadores y afiliados están totalmente asegurados.

Un cierre que nadie quería ver

La calidad de la sala, acompañada por el gran equipo humano que había detrás de esta, nos impedía pensar que el cierre estaba cerca. Los números de jugadores en las mesas de la red iPoker incluso ofrecían datos esperanzadores, por lo que la mayoría nos negábamos a que Poker770.es siguiese el camino de otras salas abandonando España.

Estas eran las esperanzas que se mantenían, pero el hecho de dejar de patrocinar el Circuito Nacional de Poker tras su sustitución para el tercer año por eFortuny, tras haber llevado el nombre de la sala las dos primeras temporadas (CNP770), dejaban ver que algo no estaba funcionando en Poker770.es y que podrían abandonar el barco.

A esto había que añadir que en la mayoría de las ocasiones los premios garantizados en los torneos más importantes no se cubrían con el registro de los jugadores, lo que implicaba que la diferencia de dinero entre lo recaudado y los premios asegurados la tuviese que poner la propia sala.

Poker770 España devolverá todos los depósitos y realizará sus pagos a todos, algo confirmado por su equipo de representación y uno de los puntos exigidos por el Gobierno español para otorgar la licencia a los operadores y salas de juego para ofrecer sus servicios en España.

De esta forma, a partir del uno de marzo nos abandona una de las salas emblema del poker en España, la cual permanecerá ofreciendo sus servicios en otros mercados: en su sala .com y en mercados regulados que ofrecen mejores condiciones que el español.

La red iPoker continuará ofreciendo sus servicios en España, añadiéndose Sportium para intentar mantener en la medida de lo posible el número de jugadores que accedían a las mesas de la red iPoker a través de Poker770.es.

­Poker 770.es: Uno más en la lista de abandonos

Poker770.es ha seguido los pasos de otras salas que abandonaron el mercado español, a pesar de haber obtenido la licencia, debido a las duras condiciones que el Gobierno español (a través de la DGOJ) exige en materia de impuestos a las salas y jugadores.

Paf fue la primera gran sala que se decidió a hacer las maletas y marcharse fuera de España, al informar la sala finlandesa hace un año que abandonaba nuestro país ante la falta de jugadores y grandes exigencias económicas por parte de los reguladores.

Además de Paf, los jugadores españoles hemos visto cómo otras salas se han despedido también de nuestro país. Las salas de la red Ongame también dijeron adiós a España ante la difícil situación en la que se encontraban.

El futuro del poker en España

Las esperanzas de alcanzar un acuerdo para compartir la liquidez con Italia y Francia (principalmente el primero ya que los responsables franceses no están por la labor en estos momentos) y la futura liquidez común europea (para la que habrá que esperar) en la que todos los jugadores del continente compartirían mesas permiten que pensemos que existe un futuro.

La difícil situación del poker en España continuará llevando al cierre a más salas si no se consigue un acuerdo pronto, además de que es necesario que la carga fiscal y los altos impuestos se vean reducidos para evitar más despedidas.

En este momento PokerStars tiene una posición prácticamente de monopolio al aglutinar a la gran mayoría de los jugadores españoles, mientras que el resto de salas tienen que luchar por cantidades menores de jugadores, lo que añadido a los enormes gastos hacen peligrar a más de un operador.

La mejor noticia para los jugadores españoles sería que el Gobierno se plantease un descenso de impuestos y una apertura de mercado (o al menos compartir la liquidez como hemos mencionado anteriormente).

Últimos blogs »