Pot Limit Omaha: Manos iniciales

Omaha2

Además de la importancia de tu estilo de juego, el éxito en Pot Limit Omaha depende en gran medida de las manos iniciales que decides escoger para comenzar a jugar.

Debido a que en Omaha tendrás que tratar con el doble de cartas que en Hold’em, necesitas jugar las manos con la mayor atención posible.

Tus oponentes tendrán pareja o grandes proyectos dobles, por lo que si no tienes lo mismo, comenzarías la mano con desventaja y necesitarías tener mayor suerte que el resto para poder mejorar tu mano y ganar.

A continuación tienes las mejores manos iniciales en Pot Limit Omaha (teniendo en cuenta que siempre que hablamos de Omaha nos referimos a Omaha Hi):


1. A-A-K-K 11. K-Q-J-T 21. Q-Q-A-K
2. A-A-J-T 12. K-K-T-T 22. Q-Q-A-J
3. A-A-Q-Q 13. K-K-A-Q 23. Q-Q-A-T
4. A-A-J-J 14. K-K-A-J 24. Q-Q-K-J
5. A-A-T-T 15. K-K-A-T 25. Q-Q-K-T
6. A-A-9-9 16. K-K-Q-J 26. Q-Q-J-T
7. A-A-x-x 17. K-K-Q-T 27. Q-Q-J-9
8. J-T-9-8 18. K-K-J-T 28. Q-Q-9-9
9. K-K-Q-Q 19. Q-Q-J-J 29. J-J-T-T
10. K-K-J-J 20. Q-Q-T-T 30. J-J-T-9

*Todas las manos mencionadas en esta lista deberían estar también unidas doblemente en color (double suited, dos cartas de cada color).

Tal y como puedes ver, al igual que ocurre en Hold’em, las parejas altas todavía ofrecen al portador mucho valor, la única diferente es que en Omaha se necesita que estas también tengan posibilidades de completar otros proyectos.

Es por esto por lo que hemos situado A-A-J-T con doble proyecto de color como la segunda mano, por encima de AA-QQ (también con doble proyecto de color). Acompañando a los dos ases con J-T en lugar de Q-Q ayuda a tener muchísimas más posibilidades de completar una escalera.

Es muy importante entender la poca diferencia entre las manos iniciales en su lucha en Omaha. En Hold’em la mejor mano inicial A-A tendría el 83% de opciones de ganar frente a K-K, la segunda mejor mano.

Por el contrario, en Omaha la mejor mano AA-KK (con doble proyecto de color) tiene solo el 33% de opciones de ganar (el 41% de empatar) contra la segunda mejor mano A-A-T-J (siempre hablando con doble proyecto de color). Tal y como puedes ver solo habría una diferencia de ganar entre el 6% y el 7% dichas manos, muy por debajo de la diferencia en Hold’em.

La peor mano inicial en Omaha tiene, en comparación con la mejor, la mismas posibilidades de ganar que KK contra AA en Texas Hold’em.

Si comparas AA-KK con KK-JJ, la primera tiene un 69% de posibilidades de ganar (siempre hablando con doble proyecto de color ambas).

Incluso si este 39% de diferencia entre las opciones de victoria de una y otra (el 1% restante solo es cuando las cartas comunitarias ofrecen a ambos la posibilidad de escalera A-K-Q-T-J) es realmente alto en comparación con el mencionado 6%, si comparas con la primera mano de Hold’em A-A contra la 10ª A-T (del mismo color), A-A mantiene unas opciones del 73%.

Cómo afecta esta igualdad al jugador

La igualdad entre las diferentes manos iniciales en Omaha hace que los jugadores raramente tengan gran ventaja contra sus oponentes. Es muy raro tener más del 60% de opciones de ganar contra otro jugador, reduciéndose ampliamente si todavía hubiese otro jugador en la mano.

Probabilidades Omaha
Escoge bien con qué manos iniciales quieres jugar

Esto no significa que no sea posible aprovecharse de las posibilidades de ganar y de las matemáticas en las manos iniciales en Omaha, pudiendo ser un jugador ganador gracias a ello, lo que no significa que un jugador ganador pueda tener grandes reveses a pesar de tener más opciones de ganar.

Es fácil de entender la cantidad de varianza que se podría esperar en Omaha imaginando un juego de Hold’em donde se juega all-in en cada mano, teniendo siempre la misma mano A-K y el rival siempre tiene Q-T.

En este caso, incluso teniendo una mejor mano, las opciones de ganar a largo plazo para Q-T serían del 34%, lo que significa que una de cada tres veces se llevaría el bote, lo que hace que una simple sesión dependería mucho de la suerte (varianza en el caso de los jugadores ya que a largo plazo la suerte no existe y por tanto no es conveniente hablar de ella).

Es muy difícil conseguir un flop en Omaha que ofrezca al jugador más del 60% de opciones de ganar ya que hay multitud de proyectos posibles para completar si las cartas comunitarias son favorables.

Por esta razón, para tener éxito en Omaha es necesario que el jugador siga las siguientes reglas estratégicas:

1. Selecciona la mano inicial de forma cuidadosa: Simplemente no es conveniente comenzar a jugar con manos iniciales que ya comienzan con desventaja contra tus oponentes. A pesar de que hemos explicado que la diferencia es menor que en Hold’em, es difícil que los resultados sean favorables si las probabilidades no son beneficiosas.

2. Realiza apuestas de valor: Debido a que es difícil tener una gran seguridad de ganar en Omaha, cuando lo hagas, necesitas sacar el máximo de fichas y dinero a tu rival (o rivales).

3. Minimiza las pérdidas: Es un imperativo, una obligación, perder el mínimo siempre que no se pueda ganar la mano.

Es simplemente imposible jugar a Omaha sin varianza (sin la dependencia de la suerte a corto-medio plazo), por lo que en lugar de enfadarte si esta está en tu contra, simplemente debes esperar a que esta trabaje para ti en un futuro.

Debes hacer que los inevitables momentos de pérdidas en Omaha sean lo más pequeños que sea posible y mantener los momentos de subida lo más posible y que estos sean también lo más grandes posible.

Cada vez que pierdes la opción de aumentar el valor de tu mano cuando esta es victoriosa, tus momentos de pérdidas tendrán mayor impacto en tus resultados a largo plazo.

Subida preflop

Algunos jugadores se preguntan sobre el valor de realizar una subida preflop en PL Omaha ya que piensan que si se tienen pocas opciones de tener la mejor mano (ya que hemos dicho que la diferencia es menor que en Hold’em), dicha subida no hace otra cosa que ampliar la varianza. Esta forma de pensar es técnicamente correcta, pero  irá en detrimento de tu juego.

Fichas de poker2
Aumenta tus ganancias subiendo preflop

La subida preflop incrementará la varianza en tu juego debido a que jugarás botes más grandes, pero debes tener en cuenta que si tienes más opciones de ganar, incluso si estas son muy pequeñas, a largo plazo aumentarás las ganancias ya que el bote cada vez que ganas será más grande.

Cuanto más dinero haces que paguen tus oponentes cuando tienes una pequeña ventaja hará que tus beneficios aumenten. Simplemente no puedes permitirte perder ninguna oportunidad de aumentar el valor de tus cartas con mayores botes cada vez que las matemáticas te ofrezcan una mínima ventaja ya que si no a largo plazo estarás perdiendo beneficios.

Un último consejo para principiantes

Si solo estás aprendiendo el juego o si simplemente quieres reconstruir y modificar tu estilo de juego en Omaha, debes tener en cuenta que solo debes jugar manos iniciales realmente altas en Omaha. Cualquiera de las 30 manos propuestas es lo suficientemente fuerte incluso si no tienen doble proyecto de color.

Además de las cartas y manos expuestas, solo recomendaríamos a los jugadores iniciales jugar con cartas conectadas entre ellas totalmente como 8-9-T-J ya que estas cartas, tras el flop ofrecerán al jugador una mano realmente fuerte o muy débil, por lo que sería muy complicado cometer grandes errores al jugar con ellas.

Tan pronto como juegues con manos débiles en Omaha (como por ejemplo A-K-T-4 y solo con las dos últimas unidas por color) comenzarás a perder dinero de forma clara. Solo si conoces bien el juego y tienes una muy buena lectura de tus oponentes puedes conseguir beneficios en Omaha con manos débiles.

Abandona las manos débiles y poco fuertes de tu juego, conseguir esto será haber dado el primer gran paso para conseguir beneficios a largo plazo en Omaha.

Últimos blogs »