Nuevo capítulo de Thomas Fuller en la WSOP

Thomas Fuller

A pesar de que tiene casi un millón de dólares en premios a sus espaldas, Thomas Fuller ha conseguido pasar desapercibido la mayor parte de su carrera.

Nacido y crecido en Boulder, Colorado, la carrera profesional de este jugador de póker de 28 años es la que hemos escuchado tantas y tantas veces.

“Es una historia bastante típica”, ha señalado Fuller. “Comencé a jugar en el sótano de uno de mis amigos, después seguí jugando en el instituto y, al llegar a la universidad, empecé a participar en juegos de póker online”.

Cuando Fuller comenzó a jugar tuvo la suerte de que a su alrededor tenía los ejemplos de jugadores con gran experiencia que le ayudaron a desarrollar su estrategia y a comprender todos los aspectos de póker como un profesional. Además, lo mismo que hicieron con él, Fuller lo hizo con el subcampeón de la WSOP de 2006, Paul Wasicka. Y es que Fuller fue el culpable de que Wasicka se introdujera en el mundo del juego.

“La verdad es que nos hemos hecho muy buenos amigos y hemos crecido y evolucionado juntos. Seguimos haciéndonos fuertes y desarrollando nuestros propios estilos”, ha explicado Fuller.

Tanto Fuller como Wasicka consiguieron una gran suma de dinero jugando online en PartyPoker en los primeros momentos de su carrera, hasta que poco a poco comenzaron a participar en torneos de mayor importancia.

Después comenzaron los viajes alrededor del mundo para participar en los torneos más prestigiosos. Pero hasta 2007 Fuller no dio el gran salto, cuando consiguió  a una mesa final de la WSOP, concretamente a la del 1.500$ Shootout. Fuller acabó cuarto en el torneo y se llevó 86.000 $. Pero esto fue sólo el principio.

Más tarde, ese mismo año, se quedó a las puertas de conseguir el triunfo en el EPT de Baden donde, de nuevo, acabó cuarto con un premio de nada menos que 227.000 euros. Esta cifra es la mejor que ha conseguido Fuller en su carrera, al menos por el momento.

A pesar de acabar cuarto, Fuller se fue contento a casa con el resultado del torneo porque el que acabó en primer lugar fue Julien Thew, con el que entabló una buena amistad durante el torneo. “Sabía que el premio era para él o para mi, así que no me dio tanta rabia perder contra un amigo y que el resultado fuera el que fue”, ha asegurado Fuller.

Fuller siguió viajando y sumando premios en diferentes torneos. Pero esto no era suficiente, así que decidió comenzar a escribir su propio blog de póker.

Un blog, que a pesar de que ya lleva casi cinco años abierto, sigue sumando cada día más adeptos frente a la tónica general de muchos blogs que desaparecen tan rápido como aparecen. La dirección web del blog es: http://gnightmoon2006.blogspot.com

“Todos los blogs mueren, pero el mío sigue vivo y estoy muy orgullo de ello”, ha señalado Fuller.

Al principio, el blog era sólo la forma en la que Fuller recogía sus experiencias en las mesas en las que participaba, pero poco a poco ha ido evolucionando y ahora, para Fuller “es casi como una forma de convertirme en escritor, me gusta escribir y me gusta tener mi blog”.

Y es que Fuller ha desvelado que le gusta tanto la lectura que incluso ha comenzado a escribir un libro sobre sus experiencias en los circuitos de póker en los que participó en el año 2010. El primer borrador del libro ya está finalizado y uno de los títulos que Fuller baraja es “Live on the Bubble” o, en español, vivir en una burbuja.

Gracias a la escritura y a otros intereses, Fuller no se ha visto afectado por el “Black Friday”, o viernes negro (que es el día en el que los EEUU cerraron muchos casinos online), como sí que se han visto afectados muchos de los jugadores profesionales de póker.

Es más, Fuller ha asegurado que incluso ha pensado en dejar de dedicarse al póker a tiempo completo después de conocer la decisión de las leyes estadounidenses.

“El póker es un juego apasionante pero no se cuánta gente, cuando imaginan su vida, se han visto a sí mismos jugando durante toda su vida”.

Sin embargo, también se ha mostrado claro al decir que nunca ha pensado dejar la WSOP de lado y ha remarcado que siempre jugará en los torneos más venerables, hasta el punto de que sus planes son los de jugar en más de 15 torneos en este año.

Cada vez está más cerca para Fuller el ansiado brazalete de la WSOP y él mismo se encuentra seguro porque “tengo confianza en que cosas positivas pasen dentro de poco”.

Últimos blogs »