Wyatt Earp, emprendedor y jugador de poker del Lejano Oeste

Wyatt Earp era un buen aficionado al poker
Costner, en el papel de Wyatt Earp.

Wyatt Earp fue todo un personaje del Lejano Oeste, Sheriff y Gerente de un “Saloon”, también era un gran aficionado al poker como lo vimos en las películas.

Os traemos una historia del poker en el cine del Lejano Oeste, ahí donde nuestros antepasados comenzaban con un juego que tiene cientos de años de historia, y de historias, a sus espaldas.

En el siguiente artículo os hablamos de Wyatt Earp us (1848-1929), que junto a su amigo Doc Holliday formaron parte del “Tiroteo en OK Corral” uno de los tiroteos más famosos de la historia del Oeste Americano. Earp y Holliday fueron dos jugadores de poker con total pasión. Pero es difícil ho en día encontrar historias que les hagan jugadores a tiempo completo.

Al igual que todos los hombres que han hecho historia en el Salvaje Oeste norteamericano, Earp teía un temperamento ecléctico, lo que le permitió durante su vida ser vaquero, cazador de búfalos, gerente de burdeles, minero y hasta árbitro de boxeo.

Earp pasó su juventud en Iowa, y en 1870 se casó con Urilla Sutherland, quien murió rápidamente en en un parto junto a su hijo.

Sheriff, proxeneta, y jugador de poker

Después de haber contraído problemas con la Ley, ya que fue encarcelado varias veces mientras ejercía la gerencia en un burdel, Earp evolucionó hasta conseguir convertirse en Sheriff.

Aquí, en 1818, comienza su historia con John “Doc” Holliday, a quien le salva la vida.

El 26 de Octubre de 1881, Earp y Holliday fueron protagonistas del tiroteo que se desarrolló en OK Corral, en Tombstone, Arizona, contra un grupo de forajidos conocidos como “Los Vaqueros” (The Cowboys).

Durante aquella época, Tombstone era un cruce de caminos usado para el mercado de ganado, debido a su ubicación estratégica con la frontera de México. Dicho tiroteo acabó con la muerte de tres de los vaqueros, que vieron como “Doc” Holliday y Wyatt Earp, junto a sus hermanos Morgan y Virgil, tomaban cartas en el asunto, y nunca mejor dicho.

De la realidad al cine

Muchas películas se han hecho sobre este episodio, aunque la más famosa sin duda ha sido “Duelo de Titanes” (Gunfight at the OK Corral), estrenada en 1957 y con las actuaciones de Burt Lancaster y Kirk Douglas.

Aunque la dinámica real de la acción no está contrastada ni del todo clara, la historia moderna ha puesto de relieve los aspectos más controvertidos de este grupo de sheriffs. Por otra parte, también se ha constatado que desde su posición conseguían beneficios para sus empresas.

En los años posteriores al duelo, Earp consiguió lanzar a su compañero en el negocio de las carreras de caballos, la minería y la gestión de varios salones de juegos, donde también practicó el Pharaoh (También conocido como Faro). Este fue conocido como un juego muy popular y que fue la antesala del poker que conocemos hoy en día en los Estados Unidos.

Entre los años 80 y 90, Earp consiguió cambiar el Salvaje Oeste por la calurosa California. Precisamente en San Diego fue donde compró cuatro salones de juego y ofreció hasta 21 tipos de juegos diferentes, incluyendo el poker o el blackjack.

Muerte y posteridad

Wyatt Earp murió a los 84 años víctima de una enfermedad crónica. Lo hizo en una pequeña cabaña en Los Ángeles.

Tras su muerte, el cine norteamericano ha querido recrear lo que fue su vida. La primera de ellas fue “Wild Bill Hicklok”, en 1923, cuando aún estaba vivo. Para ver la siguiente hubo que esperar a 1993, bajo el título de “Tombstone”. Un año más tarde, en 1994, apareció “Earp”, con Dennis Quaid, Gene Hackman y Kevin Costner en su reparto, y dirigida por Lawrence Kasdan.

Curiosamente, esta película recibió cinco nominaciones a los Golden Raspberry, conocidos como los Óscars de las peores películas. De hecho, consiguió dos galardones, al peor “remake” y al peor actor –a Kevin Costner-.