La mano de la semana: Cuando todo va mal y se vuelve en tu contra

Gaelle Baumann
Gaelle no esperaba tanta recompensa en esta mano. (Foto: ©Neil Stoddart)

Mark Rumi pierde la mayoría de sus fichas ante Gaelle Baumann tras un par de decisiones discutibles. Rumi es protagonista de una mano en la que todo le sale mal.

En nuestra serie de artículos con “la mano de la semana”, a menudo ves jugadas espectaculares, acciones brillantes y jugadores extraordinarios realizando movimientos inverosímiles que demuestran su clase.

Pero algunas veces, como esta semana, también puedes encontrar jugadores que toman decisiones más que cuestionables. En esta ocasión nos encontramos con Mark Rumi, quien no actúa de la forma más acertada y ve cómo Gaelle Baumann se aprovecha de ello.

Estamos en el día 1B del evento principal del EPT Barcelona 2013, lo que indica que todavía estamos en la fase inicial del torneo, con mucho camino por recorrer antes de la burbuja de premios.

Las ciegas están en 200/400 (ante 50).

Del flop al river

Oleksii Kovalchuk sube desde posición inicial a 800. En UTG+2, Gaelle Baumann (28.000 fichas) ve la apuesta.

Mark Rumi se encuentra en la ciega pequeña con    

El jugador español sube a 2.500 fichas. Kovalchuk foldea y Baumann ve la subida. En el bote hay 6.700 fichas con stacks efectivos de 25.800 puntos.

El flop muestra      

Rumi lanza una apuesta de continuación de 2.500 fichas a la que Baumann hace call. El bote asciende a 11.700 fichas y las pilas de fichas efectivas se quedan en 23.300.

El turn es   Rumi hace check y Baumann es la que decide apostar 5.200 puntos. Tras un momento de duda, Rumi decide ver la apuesta. El bote ya es de 22.100 puntos y los stacks efectivos descienden a 18.100 fichas.

El river es   Rumi vuelve a tomar la iniciativa y apuesta 5.700 fichas. Gaelle lo mira unos segundos y decide ir all-in con sus 18.100 fichas. El español se encuentra ante una decisión difícil, decidiendo hacer call y arriesgar la mayor parte de su stack (cubría por poco a Baumann).

Gaelle muestra     y se lleva un bote de 58.000 fichas. Mark se queda con solo 3.900 puntos, quedando eliminado del torneo poco después de esta mano.

Aquí tienes la mano protagonista de esta semana.

Análisis

En esta interesante mano, Mark Rumi es capaz de arruinar prácticamente todas sus aspiraciones en el torneo, hablando del evento principal de un EPT de 5.000€.

Antes de perder casi todas sus fichas, el jugador español comete varios errores, vamos a echar un vistazo a los más importantes.

Kovalchuk está sentado en UTG y realiza una subida de 2 ciegas grandes. Buamann simplemente ve esta apuesta con AKo y no se espera que su movimiento le dé un resultado tan bueno.

Rumi se encuentra con pareja de reinas y decide re-rubir. Esta es una buena idea ya que tiene la tercera mejor mano inicial posible en Texas Hold’em y quiere construir un bote además de quitarse alguno de los oponentes que todavía están en la mano.

Mesa Destacada EPT
Mortales errores en una mesa destacada.

Pero su subida es, probablemente, demasiado baja. Fuera de posición y con la ciega grande todavía por actuar (más los dos jugadores que en un principio han entrado en la mano), debería haber subido más fuerte para dar a sus rivales peores pot odds.

Kovalchuk se encuentra emparedado entre Baumann y Rumi, por lo que decide tirar sus cartas, pero Gaelle se mantiene en la mano. Ella está en posición y puede realizar este pequeño esfuerzo en fichas para ver el flop, además de que si hubiese decidido re-subir, solo hubiesen visto manos mejores que la suya su apuesta, acertada decisión de Gaelle Baumann.

Un flop de poco valor

Un flop A 8 4 realmente seco, a excepción de las dos picas, no es lo que esperaba el jugador español. Rumi prefería cartas bajas, seguro que ese As no lo quería ver.

A pesar de ello, decide realizar una apuesta de continuación, lo que es una decisión arriesgada, de doble filo.

En el otro lado de la mesa tenemos a Gaelle Baumann, quien no puede ver dicha c-bet con una mano peor que la suya. Pero si Mark hubiese hecho check, habría invitado a la jugadora francesa a meter un farol que probablemente obligase al español a tirar la mejor mano.

Imagina que Rumi pasa en el flop y Baumann decide apostar en cada calle con una mano como una pareja de cincos, solo porque piensa que el español no tiene un as.

Mark Rumi
Rumi no pensaba que todo fuese tan mal.

Rumi consigue evitar esto con su apuesta de continuación, pero el call de Baumann debería haber servido de aviso para pensar que es más que probable que la mano de la jugadora francesa sea mejor que la suya.

Check en el turn

Parece que las alarmas de Mark han sonado y decide tener precaución haciendo check en el turn.

Cuando ella apuesta, queda claro que Rumi solo puede ganar con su mano en caso de que la francesa haya echado un farol. ¿Qué opciones hay de que Gaelle haya visto la apuesta del flop si no es con un as, cuatros u ochos en la mano? Por supuesto, también hay faroles en el rango suyo de call en esa situación.

Dichos faroles pueden ser suficientes para justificar el call de Mark en el turn. Tirar sus cartas ante la primera apuesta del rival sería quizá un movimiento demasiado débil. Pero al ver la apuesta de Gaelle, es necesario tener un plan en el river.

Un river que poco cambia

El river es un seis que cambia poco (o nada), por lo que Rumi decide lanzar una apuesta mitad farol, mitad apuesta de bloqueo.

Este movimiento es difícil de explicar ya que virtualmente no existe ninguna mano que pueda ver su apuesta y perder ante su pareja de reinas.

Habría sido mucho más inteligente por parte de Rumi de hacer check para ver si Baumann tenía el coraje de ir de farol (si no hubiese tenido nada).

Al contrario que habíamos comentado antes, Rumi sí que podría ver con una mano peor que la de Baumann, como AQ o AJ. Incluso podría haber hecho call a una apuesta de Gaelle con manos peores en caso de pensar que ella apuesta de farol.

Baumann AllIn
Baumann decide, de forma acertada, ir all-in.

Baumann juega su mano de forma natural yy directa, pero Rumi debe dar un frenazo en el river.

Si Mark foldea en el river, todavía tiene 16.000 fichas, lo que equivale a 40 ciegas grandes en ese momento, lo que habría sido un stack bastante saludable.

Sus dos errores en el river le cuestan el torneo al dejarlo realmente corto de fichas.

Conclusión

En la fase inicial de este torneo, vemos a Gaelle Baumann jugar su mano de forma muy pasiva, por lo que representa una jugada peor que la que realmente tiene.

Queda bastante claro que Mark Rumi tiene dificultades para ponerla en un rango de manos para actuar conforme a dicho rango.

La falta de un plan y de una estrategia adecuada hacen que Rumi pierda el 90% de sus fichas en una mano que nunca debería haberle costado tan cara.

¡Por favor, rellena las siguientes celdas correctamene!!

¡Error al guardar el comentario!!

Tienes que esperar 3 minutos para publicar otro comentario

Sin Comentarios

×

Sorry, this room is not available in your country.

Please try the best alternative which is available for your location:

Close and visit page