La mano de la semana: Farol del “borracho y escocés” McCormick a Lewis

McCormick
Braveheart: El luchador escocés.

Espectacular farol de Martin McCormick ante Toby Lewis en la fase final de la PokerStars Caribbean Adventure. Una mano vistosa del amateur jugador escocés.

Pocos jugadores han llamado la atención de los espectadores del EPT Live Stream tanto como el jugador amateur escocés Martin McCormick.

McCormick consiguió clasificarse para el evento principal de la PCA a través de un satélite de 27$ y se encontró sin saber cómo en la mesa destacada, con algunos de los mejores del mundo, los días 4 y 5.

Con su escandaloso “table talk” (lenguaje en la mesa) consiguió buen número de fans, pero también a varios enemigos. Pero lo más llamativo no fueron sus palabras, sino su bravura durante las manos.

Esta semana vamos a echar un vistazo a un salvaje farol que le hizo famoso en el mundo del poker de forma súbita.

Del flop al river

Estamos en la fase más crucial del evento principal de la PokerStars Caribbean Adventure 2016. Hay 23 jugadores todavía con vida (de 928 participantes) y todo el mundo se ha asegurado un premio mínimo de 27.860$, aunque todos miran los 728.325$ reservados para el ganador.

Las ciegas están en 12.000$/24.000$ (ante 2.000$) y McCormick se encuentra con un buen stack al haber acumulado 639.000 fichas (26 ciegas grandes).

Subió a 52.000$, llegando la mano solo con su apuesta al experimentado pro Toby Lewis (quien tiene 718.000 fichas, 30 ciegas), quien situado en el botón ve su apuesta. Las ciegas también foldean y se acumulan 158.000 fichas en el bote. Los stacks efectivos ahora son 587.000 puntos.

El flop es       McCormick apuesta otras 60.000 fichas y Lewis ve. Ya hay en el bote 258.000 puntos, siendo los stacks efectivos de 527.000.

El turn es   Tras mostrarse, McCormick y Lewis intercambian un par de palabras, tras las cuales McCormick explica: “Estoy borracho y soy escocés”. También dice que Lewis no puede tener set de reyes (un par de reyes en la mano) porque “eso es lo que yo tengo”.

McCormick apuesta 75.000 fichas y Lewis vuelve a ver la apuesta. El bote asciende a 408.000 puntos mientras que los stacks efectivos se reducen a 452.000 fichas.

El river es   con McCormick pensando por unos segundos antes de ir all-in con las 452.000 fichas que le quedan, lo que hace que Lewis piense y razone durante un buen rato. Lewis necesitó cuatro minutos para tomar su decisión. Durante todo este tiempo, McCormick le dice que él no miente y sea cual sea su decisión va a enseñar sus cartas.

La decisión de Lewis es el fold y lo hace muckeando (sin mostrar) sus cartas. McCormick muestra, tal y como había prometido, las suyas, aunque no son la pareja de reyes que había dicho.

McCormick muestra     lo que llamaría la mayoría de la gente “aire”. A continuación puedes disfrutar de la mano de nuevo.

Análisis

McCormick arriesgó su vida en el torneo en esta mano pero, ¿fue un triple barril brillante o simplemente una locura?

En el juego pre-flop McCormick muestra una apuesta bastante loose en primera posición. A3s (suited, del mismo color) es una mano que frecuentemente es dominada si encuentra resistencia.

McCormick Locura
¿Jugada brillante o locura?

En el otro lado de la balanza, aparenta una mano más fuerte de lo que realmente es al estar sentado en primera posición, un detalle que el jugador escocés podrá aprovechar en el resto de rondas de apuestas en la mano.

El call en el flop de Lewis muestra que tiene una mano buena, aunque quizá no superior. KJ, QT e incluso T9 son manos razonables con las que Lewis podría haber actuado así.

El jugador profesional también podría haber pensado que podría jugar la mano y aprovecharse del juego de un amateur a lo largo de esta, incluso sin completar una gran jugada tras mostrarse las primeras cartas comunitarias.

McCormick tiene que apostar

El flop K Q 4 muestra cartas que mejoran los rangos posibles de ambos jugadores. McCormick tiene que hacer una apuesta de continuación, obviamente. Él ha representado con su apuesta pre-flop un rango fuerte que incluye AK, AQ o incluso KK o QQ, por lo que tiene que apostar en el 100% de los casos.

Cuando Lewis ve, queda claro que tiene algo. Posibles manos pre-flop suyas como 77 serían un fold claro ya que hubiese quedado (con este flop) detrás del rango de McCormick.

Toby Lewis
¿Qué hago yo ahora?

Esto hace el movimiento del turn de McCormick todavía más interesante. El  T es más o menos una carta “blank” (que no ayuda a ningún jugador). No cambiaría nada a excepción de manos AJ, las cuales habrían mejorado a escalera.

Lewis sigue dando a entender que tiene una buena mano, pero no demasiado fuerte. Hay muchas manos en su rango que podrían haber visto el call en el flop pero que no llegarían al showdown.

Entre todos estos ejemplos tendríamos un débil rey, una pica alta junto a una pareja, una escalera y todas las manos “flotantes”.

Antes de que McCormick lance el siguiente barril (la siguiente apuesta) se toma su tiempo. Básicamente trata de saber si va a ir con todo en caso de llegar al final, al river.

Al final del día todo lo que tiene es un proyecto de algo que no se acerca a la mejor mano.

No es posible un doble-float

Cuando Lewis vuelve a ver, McCormick sabe que no será fácil terminar de echar de la mano al jugador inglés. No es posible que haya flotado en dos ocasiones, no tendría sentido.

El Q en el river es una buena carta ya que puede estar casi seguro que Lewis habría re-subido con pareja de reyes o reinas en el juego pre-flop. El escocés, al contrario, tiene ambas posibilidades en su rango.

Actúa de forma rápida y va all-in, descubriendo el plan que había preparado durante el turn. Si el river hubiese sido otra pica, quizá McCormick habría echado el freno.

Sin la información que necesitaba

Desde el punto de vista de Lewis, su rival puede tener multitud de manos realmente fuertes, incluyendo color y full. Lo único que podemos hacer es especular con la mano de Lewis, la cual hizo que necesitase cuatro minutos para tomar su decisión.

Quizá la razón principal para el fold fuese que no podía esperar que un jugador amateur pudiese realizar un farol tan grande en ese momento del torneo.

Lewis Toby
Lewis perdió la batalla pero ganó la guerra.

El escenario más probable es que Lewis tuviese un rey en su mano. Intento de forma satisfactoria interactuar con McCormick durante la mano, pero no pudo conseguir la información que necesitaba.

Al final, lo más probable es que con el torneo tan avanzado no quisiese tomar una decisión que le hiciese perder casi todo su stack ya que solo cubría a su rival por cuatro ciegas.

Conclusión

Martin McCormick arriesgó su vida en el torneo, consiguiendo una recompensa de un tercio de su pila de fichas.

A pesar de que la mano llamó la atención de forma instantánea y de que McCormick ganó la batalla, Lewis ganó la guerra.

McCormick finalizó en la undécima posición, llevándose un premio de 50.000$, mientras que Leiws alcanzó la cuarta posición para llevarse un premio de 267.340$.

¡Por favor, rellena las siguientes celdas correctamene!!

¡Error al guardar el comentario!!

Tienes que esperar 3 minutos para publicar otro comentario

Sin Comentarios

×

Sorry, this room is not available in your country.

Please try the best alternative which is available for your location:

Close and visit page