La mano de la semana: Foldear un poker en el main event de las WSOP

Kyle Bowker
En un main event de las WSOP se "inventa" poco.

El dueño de un brazalete WSOP Kyle Bowker decide foldear un poker. Nuestra mano de la semana nos lleva al día 2C del main event de las World Series of Poker.

Las World Series of Poker han mantenido a todo el mundo del poker con los ojos puestos en el Casino Rio de Las Vegas en las últimas semanas. 69 eventos disputados desde el 1 de junio han dado lugar a multitud de manos increíbles y espectaculares, pero hay una que incluso supera a todas las demás.

Kyle Bowker, ganador de un brazalete de las WSOP en el evento 64 – PLO Hi-Lo Split 8 or better, conseguido este el mismo día que comenzaba el evento principal, protagonizó el día 2C del main event un movimiento para muchos inexplicable: Bowker foldeó un poker (quads).

¿Foldeó un poker? Sí, llevándonos esto a preguntarnos si este movimiento puede llegar a ser alguna vez una decisión correcta.

Del flop al river

El día 2 del evento principal de las World Series of Poker 2016, Kyle Bowker había acumulado 160.000 fichas y estaba realizando un buen inicio de torneo.

Las ciegas están situadas en 400/800 (ante 100).

Bowker, estando situado en posición inicial recibe     apostando 1.800 fichas y recibiendo call por otros tres jugadores, dos en posición media y el situado en la ciega grande.

El bote, con estos movimientos alcanza los 8.500 puntos.

El flop muestra       La ciega grande pasa y Bowker apuesta 5.000 fichas, lo que obliga a foldear al primer caller (primer jugador que había visto su apuesta pre-flop).

Sí ve la apuesta el segundo caller, mientras que la ciega grande también tira sus cartas.

El bote acumula 18.500 fichas, con solo dos jugadores luchando por él.

El turn   completa el poker de Bowker, quien apuesta de cara 11.000 fichas. Su rival ve dicha apuesta y el bote asciende a 40.5000 puntos, quedándose los stacks efectivos en 100.000 puntos.

El river es   Kyle apuesta 40.000 fichas y su rival decide ir all-in con sus 100.000 puntos. Hay, tras dichas apuestas, 180.000 fichas en el bote y Bowker debe meter 58.000 fichas más para poder llevarse la mano.

Para sorpresa de todos, decide tankear durante siete minutos antes de tomar una decisión y... ¡Foldear!

Tras esta mano, el dueño de un brazalete se queda con 100.000 fichas. Tristemente esto no es suficiente para lograr un puesto en premios.

Análisis

El inesperado movimiento de Bowker nos recuerda al de Mikhail Smirnov en el Big One de 2012, en el cual también foldeó un poker, en su caso de ochos.

Mikhail Smirnov2
Smirnov también foldeó poker en su momento.

Pero vamos a ver qué hace creer a Bowker que su rival tiene la única mano que podía batirle: escalera de color.

En el juego pre-flop, Bowker sube desde posición inicial. Es una apuesta estándar con una mano que probablemente es la mejor en ese momento.

Además, en la fase de deep-stack en la que se encuentran, es muy tentador hacer un movimiento buscando el set-mining ya que las odds implícitas son enormes.

Tres jugadores ven la apuesta de Bowker, por lo que este debe determinar cuáles son los rangos de sus rivales. En el caso de la ciega grande hay poco que pensar, ya que las condiciones en las que le llega la mano solo descartarían manos realmente fuertes.

Los rangos de los otros dos jugadores son más fáciles de determinar, centrándonos solo en el jugador que llega al river y que finalmente obliga a Bowker a abandonar la mano.

En su rango debería estar cualquier pareja baja o media (desde 22 hasta 99), así como cartas altas sin emparejar y con posibilidad de escalera como AJ, QJ, JT, a menudo del mismo color (suited).

Se pueden excluir del rango manos como AA, KK, QQ y JJ ya que prácticamente en el 100% de los casos, el rival de Bowker habría re-subido pre-flop.

Centrando el rango

Ya en el flop, es el momento de centrar y reducir el rango de nuestro rival.

Bowker consigue el set y decide tomar la decisión más razonable. No es normal realizar un slowroll en esta situación, por lo que la apuesta es la acción habitual en este caso.

El flop K 9 7 es realmente húmedo (lleno de proyectos, tanto de color como de escalera), por lo que una apuesta por valor es el movimiento correcto tanto para penalizar a los proyectos y manos débiles, como para proteger nuestra mano (recordamos que todavía hay tres jugadores, por lo que es más que conveniente eliminar al menos a alguno de ellos).

Dos jugadores foldean, pero uno de ellos se mantiene en la mano. En estos momentos podemos eliminar las parejas  pequeñas de su rango, así como los proyectos de escalera, de color y la mano 99.

El turn no cambia mucho el posible rango del rival (aunque sí da a nuestro rival poker). Todas las manos mencionadas siguen siendo realistas ya que el oponente vuelve a ver la apuesta.

Información del river

Bowker ME
No se juega el evento principal de las WSOP todos los días.

Desde el punto de vista de Bowker, el river es prácticamente irrelevante. Vale, ya no tiene la mejor mano posible, pero solo hay una mano que le puede batir: Q T.

Bowker realiza una apuesta elevada, por el tamaño del bote, ya que cualquier proyecto de color completado como A J o A Q probablemente pagarían esta gran apuesta.

La pareja en las cartas comunitarias es un elemento importante aquí ya que el mejor proyecto de color no es en esta situación la mejor mano posible, por lo que hay que tener en cuenta que el rival decida ir all-in de forma realmente rápida y casi sin pensar.

Ahora Bowker se encuentra ante una nueva situación. Su rival parece ser un jugador sólido y, solo con el mejor color (sin la escalera de color), solo habría hecho call y no habría ido all-in.

Solo dos manos posibles

En este momento podemos reducir el rango de nuestro rival a solo cuatro manos: KK, JJ, 99 y Q T.

Dicho esto, podemos eliminar las parejas de reyes y jacks (KK y JJ) ya que con ellas el rival habría re-subido pre-flop, por lo que solo hay dos 9c #manos posibles: 99 y # Qs T.

El factor más relevante a tener en cuenta en estos momentos son las pot odds y los combos que estas manos  pueden construir. Las pot odds son realmente buenas: 3,1 a 1, por lo que Bowker solo necesita tomar la decisión correcta una de cada cuatro veces para hacer que el call sea rentable.

Dicho esto, hay que tener en cuenta no solo que estamos en un torneo, sino que es el más importante del año y que el main event de las WSOP no se juegan todos los días, por lo que esta situación es realmente especial.

Apoyando la decisión de hacer call está el número de combos que puede formar el rival. Hay solo una mano Q Ts que daría la mano al rival, con tres manos posibles 99 que no se la darían: 9 9, 9 9 y 9 9.

Bowker Brazalete
Él ya tiene un brazalete.

Matemáticamente hablando, que el rival tenga 99 en su mano es tres veces más probable a que tenga Q T.

Si además añadimos las pot odds y el hecho de que Bowker todavía tendría 40.000 fichas (50 ciegas grandes) incluso perdiendo la mano, el call habría sido la decisión correcta.

Bowker explicó que había realizado una lectura completa de su rival y estaba convencido que se enfrentaba ante una escalera de color.

Conclusión

La acción tenida lugar en el river fuerza a Bowker a tirar sus quads (poker), habiendo analizado que tenía alguna razón para hacerlo.

Hablando solo de forma matemática, un call habría sido la decisión correcta, pero los números se enfrentan en este caso a la lectura del rival en la mesa de juego.

¡Por favor, rellena las siguientes celdas correctamene!!

¡Error al guardar el comentario!!

Tienes que esperar 3 minutos para publicar otro comentario

Sin Comentarios

×

Sorry, this room is not available in your country.

Please try the best alternative which is available for your location:

Close and visit page