La mano de la semana: McKeehen y Kenney en “totalmente polarizado”

McKeehen Kenney
McKeehen-Kenney: Un cara a cara con calidad y grandes manos.

Increíble análisis de Joe McKeehen en el SHR 100.000$ de la PCA 2016 que le sirve para llevarse nuestra mano de la semana ante Bryn Kenney, pero no el torneo.

La PCA 2016 y todos los torneos incluidos en su programa nos ha dejado torneos espectaculares con manos increíbles, incluyendo al actual “campeón del mundo” (el ganador del evento principal de las WSOP 2015) mostrando su buena forma.

Con dos torneos siendo runner-up y 1,28 millones de dólares en ganancias, Joe McKeehen ha mostrado a todos que su victoria en el evento más importante del mundo no fue solo un golpe de suerte.

Incluso finalizando en segunda posición, McKeehen hizo todo lo posible para evitar la victoria de Bryn Kenney en el Super High Roller 100.000$, con un más que interesante heads-up final.

En la mano de esta semana vamos a analizar una jugada de dicho cara a cara final, un excelente análisis realizado por McKeehen que le permite descubrir un enorme farol de Kenney y gracias al cual consiguió llevarse el gran bote formado.

A pesar de llevarse esta mano, McKeehen no pudo evitar el triunfo de Bryn Kenney, teniendo que conformarse con la segunda plaza en el SHR $100K de la PCA 2016.

Del flop al river

Estamos en el evento Super High Roller 100.000$ de la PCA 2016 con solo dos jugadores supervivientes: Bryn Kenney y McKeehen. Ambos jugadores se han asegurado un premio de 1,22 millones de dólares, sumando el ganador cerca de medio millón más a esta cifra.

Los stacks de ambos están prácticamente igualados. Kenney tiene 7,7 millones de fichas, mientras que la pila de McKeehen es de 6,7 millones de puntos. Las ciegas han alcanzado los 100K/200K/30K.

McKeehen recibe     en el botón, apostando 400.000.

Kenney ve la apuesta, aumentando el bote tras el juego pre-flop hasta los 860.000 puntos y siendo el stack efectivo (el del jugador con menos fichas) de 6,3 millones.

El flop muestra      

Kenney hace check-call ante la apuesta de 340.000 fichas de Kenney, aumentando el tamaño del bote hasta los 1,54 millones de puntos y siendo el stack efectivo de 5,96 millones.

Ambos jugadores pasan tras el   del turn.

Llega el momento de mostrar el river   ante el cual Kenney pasa por tercera vez.

McKeehen apuesta un millón de fichas, viendo cómo Kenney decide contrarrestar (haciendo check-raise) con una re-subida que lleva la apuesta hasta los 3,37 millones, por lo que el bote alcanza los 5,91 millones de fichas.

McKeehen se toma algo más de un minuto para pensar en su decisión. Mira fijamente a su rival y finalmente decide ver la apuesta con solo pareja de seises.

Kenney se ve obligado a mostrar su farol     tal como se ve en el siguiente vídeo.

Análisis

El actual campeón mundial no tenía una mano fuerte, pero sí lo suficiente como para llevarse un gran bote. Vamos a ver lo ocurrido más de cerca para entender su call en el river con solo dicha pareja.

McKeehen apuesta pre-flop con K 6, algo razonable. La mano, estando en heads-up, está por encima de la media, a lo que hay que añadir que Joe está en posición.

Kenney
Kenney quiere un bote pequeño.

Con las ciegas en un nivel tan alto y con ambos jugadores con pilas inferiores a las 40 ciegas grandes, una subida de 2 veces la ciega grande es un movimiento estándar.

Kenney no está en posición, pero tiene un As, lo que le permitiría la mayoría de las veces tener la mejor mano.

Aun así, Kenney decide no re-subir ya que su mano no es lo suficientemente buena para ver un all-in y además no suele mejorar lo suficiente en muchos boards (con las cartas comunitarias). Kenney tan solo ve la apuesta del rival, lo que indica que prefiere jugar un bote pequeño.

Segunda pareja en el flop

McKeehen consigue tener la segunda mejor pareja en el flop. Cuando Kenney pasa, no ve razones para no apostar. La mayoría de las veces que se consigue una mano así en un cara a cara, el jugador tiene la mejor mano, habiendo además un par de manos peores que la suya con las que el rival podría ver su apuesta.

A Joe McKeehen no le habría importado un fold de su rival ya que la mayoría de las cartas que puedan salir en el turn serán malas para él. Kenney podría haber abandonado la mano, pero piensa que probablemente McKeehen no haya conseguido mejorar su mano en el flop con una reina y dos cartas bajas, por lo que decide continuar.

El 3 del turn es una carta bastante buena para McKeehen ya que le permite estar por delante en la mano, a no ser que Kenney tenga en su poder una reina o una pareja media, algo poco probable ya que con dichas cartas probablemente habría apostado, ya fuese en el flop o en el turn. Manos con proyecto de escalera como 7-5 o 5-2 también son improbables.

Pasar para que se muestre el river, el movimiento de McKeehen, es una decisión correcta ya que tiene valor para el showdown y además su oponente difícilmente podría ver una apuesta con una mano peor que la suya.

Una gran sorpresa

El river es también una carta muy buena para el campeón. Otro tres, lo que significa que McKeehen todavía tiene la segunda mejor pareja, una jugada que le permitiría estar con frecuencia por delante.

Cuando Kenney pasa, McKeehen toma su tiempo para realizar una apuesta por valor. Apuesta un millón de fichas con la esperanza de que su rival vea esta con manos tipo As-carta alta o incluso K-J.

Joe McKeehen Dia 8
El river es una buena carta para él.

Kenney decide apostar todavía más fuerte (realizando un check-raise), subiendo hasta los 3,3 millones de fichas, lo que es una gran sorpresa. Muchos jugadores amateurs habrían tirado sus cartas y abandonado la mano, pero McKeehen se toma su tiempo para pensar en todo lo ocurrido en la mano de nuevo.

Estos son los números: McKeehen tiene buenas pot odds (2,61-1), aunque si se equivoca y la mano de su rival es mejor que la suya se quedaría solo con 13 ciegas grandes.

Totalmente polarizado

Lo más importante es que el rango de Kenney en estos momentos está totalmente polarizado. Después de haber pasado tres veces, Kenney decide de repente realizar un check-raise. Esto nos lleva a una pregunta: “¿Qué mano jugaría de esta forma?”.

Las únicas manos posibles son monstruos como pareja de cuatros (el cual formaría un set desde el flop), un sorprendente tres como en A-3, un 7-5 o manos muy poco probables como 6-6 (solo quedan dos sin salir) o Q-Q.

Con manos como K-Q probablemente habría apostado en el river con la esperanza de recibir un call en lugar de hacer el check-reaise. Hemos visto que el rango de manos fuertes para Kenney es muy pequeño, mientras que el de manos débiles es realmente alto.

Joe Mckeehen
Una segunda plaza tampoco está mal.

La mayoría de las manos con las que Kenney habría visto la apuesta pre-flop estarían por detrás de la mano de su rival y esta es exactamente la razón por la que McKeehen es capaz de ver la apuesta de forma relativamente rápida.

McKeehen descubre que el movimiento de Kenney es un farol, el cual es poco creíble e incluso un poco impetuoso.

Conclusión

Bryn Kenney intenta dar la sorpresa con un movimiento de check-raise en el river, pero no muestra la credibilidad necesaria para conseguir su objetivo (que el rival tire sus cartas).

Joe McKeehen no se ve impresionado por este golpe de efecto y ve de forma rápida la apuesta ante un oponente con un rango de manos totalmente polarizado pero prácticamente vacío.

A pesar de esta gran jugada, McKeehen finalmente perdió el cara a cara final ante Kenney, finalizando el SHR de la PCA 2016 en segunda posición.

¡Por favor, rellena las siguientes celdas correctamene!!

¡Error al guardar el comentario!!

Tienes que esperar 3 minutos para publicar otro comentario

Sin Comentarios

Los mejores casinos
Ranking Bonos
1 Unique Casino € 200 Reseña
×

Sorry, this room is not available in your country.

Please try the best alternative which is available for your location:

Close and visit page