10 Consejos básicos de poker: Ajústate a tu presupuesto

Presupuesto Poker

Tener un presupuesto para el poker y ajustarse a él es uno de los puntos más importantes para no llegar a la bancarrota.

El sexto artículo de nuestra lista de 10 consejos básicos de poker habla del presupuesto y de las mesas en las que se debe jugar. Son muchos los buenos jugadores que terminan en bancarrota por no saber ajustarse al presupuesto que tienen, algo que queremos ayudarte a evitar con este artículo.

Lo primero que cualquier jugador de poker debe saber es que es más que conveniente, necesario, tener un presupuesto específico para el poker, una cantidad de dinero destinada exclusivamente para jugar al poker.

El dinero que se encuentra dentro de este presupuesto es dinero para jugar al poker y solo para eso, al igual que el resto del dinero que posea el jugador no debe ni puede ser utilizado para sentarse en las mesas de juego.

Cómo tratar con el dinero en el poker

La mayoría de las personas están demasiado apegadas al dinero, piensan demasiado en este. Esta es una de las consecuencias de vivir en un mundo capitalista, lo que puede conllevar situaciones de gran estrés, incluso hasta el punto de derivar en enfermedad en los casos más extremos.

Desafortunadamente en el mundo del poker es imposible eliminar o disminuir la importancia del dinero ya que sin una administración responsable es imposible sobrevivir en el poker No Limit.

El presupuesto destinado al poker además tiene que estar totalmente separado del dinero destinado a otros quehaceres, tanto física como mentalmente.

Cuando tengas una mala racha (todo jugador las tiene) y pierdas cientos o miles de dólares no puedes estresarte y castigarte pensando qué podrías haber hecho con el dinero perdido.

El dinero, ganado o perdido, debe ser simplemente “dinero de poker”, destinado a tal fin. Además debes esperar tener pérdidas en el poker de vez en cuando para que estas no te afecten psicológicamente ni tengan repercusión en tu situación financiera general ni en tu vida diaria.

Separa tu vida, tu día a día e incluso tu propio ser del dinero destinado al poker y solo piensa en la forma de jugar, no en el dinero que podrías invertir o qué podrías hacer con las ganancias (en caso de haberlas).

Jugar con miedo a perder tu dinero

Uno de los caminos más fáciles para entrar en bancarrota y para fracasar en el poker es jugar con “Scared Money” (dinero que no te puedes permitir perder, que tienes miedo a perder).

Si tienes miedo a perder dinero que estás jugando o simplemente la pérdida de este puede afectarte, es imposible que juegues con determinación y que tomes las decisiones correctas en el Hold’em sin límites.

Tienes que estar dispuesto a poner todas las fichas que tienes frente a ti en cualquier momento que sea necesario, sin remordimientos y sin miedos. Si un jugador sabe que no te puedes permitir perder todas sus fichas, si se percata de esta debilidad, se intentará aprovechar de ti y finalmente lo logrará.

Incluso si ningún jugador en la mesa se da cuenta de tu miedo a poner en juego tus fichas, no tendrás la determinación suficiente (y por tanto serás incapaz) para realizar un farol (o semi-farol), así como de ver una apuesta del rival en una situación complicada, incluso sabiendo que esa es la acción correcta.

Entrar en bancarrota

La razón final por la que todo jugador necesita un presupuesto específico y saber manejar este es para evitar entrar totalmente en bancarrota.

Jean Rober Bellande
JRB - Experto en pasar apuros financieros

Sin importar lo bien que juegues al poker, tu calidad en las mesas y tu acierto en todas las decisiones que tomes, con total seguridad tendrás periodos de tiempo en los que, no importa todos los esfuerzos que hagas, no conseguirás tener ninguna victoria en torneos (o sesiones positivas en las mesas de cash).

Algunos de los mejores jugadores del mundo han tenido que enfrentarse a varios meses de pérdidas.

Por esta razón necesitas tener un presupuesto lo suficientemente grande (en comparación con las mesas y torneos en las que juegues) para poder afrontar este tipo de pérdidas y, al mismo tiempo, poder seguir jugando hasta que el dinero regrese en un nuevo periodo de beneficios.

Si empiezas a perder dinero significativamente, lo mejor que puedes hacer es disminuir los niveles de juego (cambiar a mesas y torneos con menores apuestas). De esta forma, incluso si tu presupuesto es menor que el que tenías cuando empezaste, el ratio entre buy-ins y tu dinero permanece saludable.

Si después de haber bajado de nivel en las mesas continuas perdiendo dinero, quizá lo mejor que puedas hacer sea tomarte un descanso, aclarar tu cabeza, relajarte y regresar al juego totalmente fresco.

Presupuesto en el poker: Regla general

La regla principal respecto al presupuesto del poker para las mesas de cash es no jugar nunca más del 5% de todo tu presupuesto de una sola vez. Esto significa que necesitar tener como presupuesto al menos 20 veces el dinero que debes poner para sentarte en la mesa, siendo todavía mayor la cantidad que debes tener si juegas en varias mesas.

Si piensas en torneos, debes tener al menos 100 veces el buy-in necesario para participar en este. Si estás jugando torneos de 5$ (+0.50$), debes tener al menos 550$ en la recámara.

Esta forma de actuar te garantiza (a menos que seas un desastre jugando) que nunca entrarás en bancarrota.

Tener un presupuesto claro y específico es lo mejor que puedes hacer como jugador de poker, aunque no te salvará si tu juego es de principiante y no te molestas en mejorar.

Últimos blogs »