7 Card Stud con Límite, Consejos Generales-2

En esta segunda parte de consejos generales tendrás unos consejos para saber cómo jugar las manos iniciales y cómo robar las apuestas iniciales en el 7 Card Stud con límite.

Este post es la continuación del artículo escrito anteriormente con consejos generales para comenzar a jugar en el 7 Card Stud con límite, una guía para principiantes en este tipo de poker que no solo es importante como juego principal, sino que lo es también como parte de los juegos combinados que puedes encontrar en la mayoría de las salas de poker online.

Manos iniciales

Lo primero que debes hacer cuando recibes tus primeras cartas es ver el resto de naipes que hay en la mesa para saber si tu mano está viva, si no hay cartas a la vista que forman parte de tus proyectos. Pares débiles, proyectos de escalera o de color son manos que se pueden jugar si no han aparecido cartas que puedan completar los proyectos en la mesa.

Vamos a poner un ejemplo para entender mejor esta situación: si en tu mano tienes (10 y 9 de picas) y 8 de diamantes, debes mirar cuantos dieces y sietes hay fuera, si no ha salido ninguno de ellos tu mano está realmente viva, pero si ya ha salido algún 10 y varios sietes, tu mano está completamente muerta ya que es prácticamente imposible hacer una mano lo suficientemente fuerte como para ganar el juego.

Como ocurre en muchas ocasiones, existe una excepción a esta jugada: la pareja de reyes o de ases. A pesar de que aparezcan el resto de ases o reyes, tendrías una pareja fuerte que puede ser complementada con otras cartas, por lo que aunque tu mano esté muerta, ya tendrías una pareja fuerte y sería posible conseguir una jugada ganadora.

Para ayudar a escoger la mejor decisión en las primeras apuestas, te presentamos a continuación una lista con las mejores manos iniciales:

- Trío, siendo mejor cuanto más alto sea. (A-A-A, K-K-K, Q-Q-Q, etc.)

- Pareja alta (desde As hasta Jack (sota)). La mano es más fuerte cuando la pareja está oculta ya que es más fácil poder jugar con la mente de tus rivales. En caso de que la pareja esté oculta, la mano es más fuerte cuanto más alta sea la carta descubierta, (J-J) A es más alta que (J-J) 2.

- Tres cartas altas conectadas entre ellas, un proyecto de escalera y de color al mismo tiempo. Es importante que las cartas estén unidas en la escalera (K-Q) J, en caso de que haya un hueco entre ellas (K-Q) 10, el valor es mucho menor.

- Parejas medias (10-10 hasta 8-8), incluyendo también los proyectos de cartas medias: (J-10) 9, (10-9) 8, etc.

- Cartas altas semiconectadas: (A-K) J, (K-Q) 10 y similares.

Mike McD en su famoso “Rounders” habla de tener “pareja de nueves o mejor en las cartas ocultas y Jacks (sotas) o mejor en las visibles”. Esto quiere decir que según él, para continuar jugando como norma general hay que tener mínimo pareja de nueves o de Jacks si la pareja está oculta o a la vista respectivamente. También incluye en las manos con las que se debe jugar 3 cartas del mismo palo (proyecto de color) siempre que estas sean cartas altas.

Los ejemplos mostrados son manos con gran valor para el Stud si se juega bien, aunque quizá sea demasiado restrictivo. Dependiendo de las circunstancias puedes jugar con más manos iniciales, pero si ves que por norma general entras en el juego una cantidad alta de veces, quizá sea conveniente seguir estos consejos para optimizar tus opciones de victoria.

Robar las apuestas iniciales

Un buen método para aumentar los beneficios es el robo de Antes (apuestas iniciales). En un juego normal puedes conseguir ganancias si tu porcentaje de robo es cercano al 40%.

Realmente un 40% es un porcentaje demasiado alto y tampoco es necesario llegar hasta dicha cantidad ya que serán varias las ocasiones en que no robes las apuestas iniciales porque se ha jugado la mano y al ganar conseguirás un premio mayor.

Un ejemplo podría ser cuando la cuarta carta (la segunda que se muestra) es un As o un Rey que no combina con el resto de tus cartas, pero que hace proyecto de color o de escalera con la otra carta que se muestra, por lo que a vista del resto de rivales tus cartas son mucho mejores de lo que realmente son.

Si apuestas en esta situación, sobre todo si tienes la iniciativa, en la mayoría de las ocasiones tus rivales se retirarán ya que la jugada que se muestra es mucho mayor que la que realmente existe.

Otra razón para intentar robar las apuestas iniciales es el hecho de añadir más acción a tu juego y crear incertidumbre a tus oponentes. Si solo juegas con manos que son claramente ganadoras, pocas veces entrarás en acción y cuando lo hagas la mayoría de las veces tus rivales se retirarán de la mano.

Siempre que intentes “robar” las apuestas iniciales deberás tener en cuenta las cartas que muestran tus rivales, normalmente es factible intentar el robo cuando tu carta visible es la más alta o la segunda más alta de la mesa ya que muestras una mano fuerte aunque realmente no lo sea.

Un buen momento para robar es cuando tienes la segunda carta más alta de toda la mesa y el jugador que tiene la mayor todavía no ha entrado en acción. Si actúas de esta forma muestras que las cartas que están ocultas al resto de jugadores crean una buena combinación aunque esto no sea así.

Este último intento de robo, cuando se tiene la segunda mejor carta, es muy peligroso si el jugador poseedor de la carta más alta suele ser agresivo ya que aceptaría probablemente tu apuesta, por lo que debes ser más cauteloso y pensarte mejor la jugada si se da el caso.

Si sospechas que un jugador está claramente intentando robar las apuestas iniciales, puedes intentar re-robar aceptando su apuesta o incluso realizando una subida si estás prácticamente seguro que está faroleando para robar las antes.

Para realizar esta subida es aconsejable tener mejor carta visible que el rival que está intentando realizar el robo y es aconsejable tener un proyecto en la mano por si el oponente no va de farol y decide entrar en juego. Tres cartas del mismo color o que pueden formar escalera entre ellas serían la mínima jugada que deberías tener para realizar esta re-subida, aunque una pareja sería la mejor opción.

Si estás en una mesa agresiva, es aconsejable intentar el robo de apuestas iniciales solo cuando se tiene un As o un Rey como carta visible. Si la mesa es más tranquila y no hay tanto movimiento esto puede ser un error, por lo que es mejor dejar jugar al resto de primeras para poder sacar mayor beneficio con nuestras cartas.

Para terminar debemos decir que no es aconsejable el intento de robo cuando algún otro jugador tenga nuestra misma carta ya que el resto de oponentes pensarán que es difícil que puedas mejorar tu jugada inicial y no te permitirán el robo.

Estos consejos generales son solo una pequeña guía inicial que será ampliada en el futuro para ayudarte a mejorar tu juego en el 7 card Stud consiguiendo que tu juego te convierta en un ganador.

¡Por favor, rellena las siguientes celdas correctamene!!

¡Error al guardar el comentario!!

Tienes que esperar 3 minutos para publicar otro comentario

Comment is under moderation. Thank you!

Sin Comentarios