Ajustándose a cada juego parte I: El juego Tight

The Field

Una de las principales habilidades que como jugador de poker puedes poseer, es la capacidad de cambiar tu estilo de juego de acuerdo a la situación en que te encuentres.

En ocasiones jugar con un estilo dado puede llegar a ser muy rentable frente a un selecto conjunto de jugadores, y sin embargo, eso no quiere decir que bajo otras circunstancias (otros oponentes) esa misma forma de jugar siempre te dará buenos resultados. Los jugadores que puedan ajustarse a las circunstancias particulares de cada juego son quienes serán los más exitosos.

En pocas palabras, si no puedes adaptarte a cada juego al que te metas, te será muy difícil ganar dinero. No puedes esperar ganar utilizando un estilo predefiniendo cada vez que ingreses a una mesa distinta, definitivamente el poker no funciona de esa manera.


Así que, ¿cómo sabes qué estilo de juego usar? Bueno, por supuesto, debes observar tu mesa. Sigue el juego y mira la dinámica de la mesa. Identifica como se está jugando, ya  sea mayormente tight o mayormente loose.

El estilo de juego más rentable es a menudo el opuesto a aquel que tus rivales estén empleando. Es decir, si tus rivales están jugando muy tight, debes abrir tu juego y jugar loose. Si tus rivales están jugando muy loose, puedes disminuir tu rango de manos y jugar tight, esperando por una gran mano.

La realidad del juego Tight

Algunos jugadores ven una mesa tight y se lamentan del hecho de que no va ser fácil ganar dinero. Están equivocados. Los jugadores tight son tan explotables como los loose, solo que de una manera diferente.

Mientras los jugadores loose se pasan el día poniendo su dinero en riesgo, los que tienen un estilo tight la mayoría de las veces retiran sus manos. Los jugadores tight solo van a jugar sus mejores manos, lo que quiere decir que se van a retirar en muchas. Puedes explotar un jugador tight haciéndolo retirarse en varias manos.

Para ganarles a los jugadores tight (TAG) por sus siglas en inglés, tienes que entender como piensan. A los TAGs no les gusta arriesgarse mucho. Por eso puedes robarles pequeños botes todo el día.

Su ABC es no jugar muchas manos y atacar con un monstruo. Si ven que subes en cada botón,  no van a igualarte con {Ac}{2d}. En lugar de ello están pensando, "cuando tenga una mano fuerte voy a eliminar a este pendejo".


De todas formas, para cuando a ellos les llegue esa mano monstruo y la jueguen contra ti, tú ya le habrás robado tantos pequeños botes que te será fácil dejar ir tu mano.

Hace unos años el estilo que predominaba en el poker online era el tight-agresivo. Inclusive en juegos de 6-máx encontrabas mesas repletas de TAGs jugando el ABC del poker.

Ellos esperaban que se sentara un jugador malo que empezara a subir todo el día, y por tanto que el par de ases en mano les terminara trayendo ganancias.

Sacar provecho de un buen juego loose-agresivo

Poco después de establecida esta tendencia al juego tight, un nuevo estilo de juego emergió: el estilo de juego loose-agresivo (LAG) por sus siglas en ingles. Los buenos jugadores LAG empezaron a presionar a los TAG subiendo el 20% de los botes y así se robaban gran cantidad de ellos, antes y después del flop.

Hay que entender que estos LAG son una especie diferente de los malos LAG. Los buenos van a presionar y presionar cuando sepan que su rival se va a retirar. Con esto les robarán gran cantidad de botes.

En cambio, si el bote se vuelve grande, ellos se van a asegurar de tener una buena mano. Los buenos LAG saben cuando su rival va a contraatacar, y va a ser mejor tener una buena mano. Los malos no poseen este tipo de criterio. No distinguen entre botes pequeños y grandes.

Los buenos LAG saben que a los TAG les gusta retirarse y por tanto les dan esta posibilidad siempre que pueden. Ellos desarrollan esta imagen loose y la explotan.

Los TAGs son a menudo frustrados por jugadores loose que suben y apuestan todo el tiempo. Los LAG lo saben. Ellos usan su imagen y escogen por lo general a sus rivales TAG para irles disminuyendo su stack.

Los buenos LAG castigan a sus rivales jugando agresivamente en posición. Este es el truco para jugarle a estos jugadores: tomas su tendencia a retirarse y la usas en contra de ellos.

Jugar en posición y jugar agresivamente. Tus rivales TAG serán atrapados con la guardia baja. Un oponente TAG juega el estilo ABC del poker y por eso es muy fácil leer su juego.

Si estás considerando un juego LAG, primero te tienes que familiarizar con el ABC del poker. El rango de manos es ridículamente fácil de leer. Sabes que a ellos no les gusta tomar demasiados riesgos con un par y puedes hacerlos retirarse con manos peligrosas.

Los LAG exitosos juegan muy fuerte después del flop. Cuando juegas muchas manos, debes tener una fuerte habilidad de lectura, ya que vas a tener que tomar decisiones difíciles.

El LAG no es un estilo fácil de implementar. Pero es mucho más divertido que retirarse todo el día, y contra una mesa llena de TAGs es la mejor opción para ganar dinero.